Hay conceptos que hoy no pueden escaparse de nuestro conocimiento, y “empresa fintech” es uno de ellos ¿Por qué? porque vivimos en una era caracterizada por el cambio constante en donde la tecnología es la precursora.

Es por eso que buscamos que estés preparado, que puedas ampliar tus conocimientos y entender realmente de qué se habla cuando se hace referencia al mundo fitech.

¿Qué significa el término fintech?

La palabra fintech hace referencia a los servicios financieros cuya prestación está enteramente relacionada a las innovaciones tecnológicas y dependen de ese factor para que funcionen.

Origen de la palabra fintech:

El término fintech proviene de dos palabras inglesas: finance (finanzas) y technology (tecnología). La traducción sería algo así como tecnología financiera. Es decir, ofrecer servicios financieros a través de las nuevas tecnologías.

Ahora partiendo de esa base… ¿Toda empresa que ofrece servicios financieros y tiene tecnología en su desarrollo es una empresa fintech?

Diferencias entre empresa fintech o servicio fintech

Dado que es un término bastante reciente, su definición depende de una línea muy fina que suele entrar en confusión. Es por eso que surgen preguntas tales como si el fintech es un tipo de empresa, un tipo de servicio o una serie de personas.

Es por eso que puede que veas el término empleado en plural, ‘fintechs’, para hacer referencia a un conjunto de servicios, a una serie de empresas o a las personas que lideran dichas empresas.

La realidad es que existen empresas, concretamente startups, cuyos servicios son exclusivamente fintech y empresas tradicionales que prestan algunos servicios de tipo fintech. Por lo tanto, el término hace referencia a una idea abierta que hace “match” perfectamente con la palabra que aparece en su propia definición: innovación.

Tipos de empresas fintech

A continuación veamos algunos de los servicios que aplican innovaciones tecnológicas para prestar servicios financieros:

Préstamos y créditos: varias empresas ofrecen servicios de financiación tales como el crowdfunding (financiamiento de un determinado proyecto a través de donaciones económicas o de otro tipo) y el crowdlending (préstamos de particulares a particulares sin intervención de una institución financiera tradicional).

Quizás te interese leer nuestro artículo sobre: ¿Es seguro sacar un préstamo online?

Pagos y transferencias: No es necesario ya ir al banco para realizar acciones de este tipo. Desde cualquier dispositivo con internet se pueden hacer pagos y transferencias. Además en muchos casos, con la misma app de la entidad financiera, se puede extraer dinero en un cajero sin tarjeta.

Blockchain: La tecnología que usa el Bitcoin, podría convertirse en el lenguaje universal de las transacciones financieras a nivel mundial. Incluso, ¿Te imaginás que ya no fueran necesarios los intermediarios? La tecnología blockchain es capaz de crear un registro público, digital y descentralizado.

Y, como si esto fuera poco, este registro es seguro, anónimo y no falsificable.
Por ende ¿De quién desconfiamos más? ¿Del humano y sus intereses personales o de la tecnología y sus posibles fallas capaces de solucionarse?