Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

5 mitos sobre el buró de crédito

Buró de crédito. ¿Te suena? En esta nota te contamos qué es y algunos de los mitos que existen sobre él.

El buró de crédito es una empresa privada, independiente de las instituciones financieras, de las comerciales y de las gubernamentales, que tiene como fin concentrar y proporcionar a sus empresas afiliadas, la información referente al comportamiento que han tenido las personas físicas y morales con respecto a sus créditos.

Todas aquellas personas que hayan tenido, o que tengan actualmente algún crédito, forman parte de la base de datos del buró de crédito. Ahí se registra el historial crediticio de cada usuario.

Esta información es solicitada por las empresas  afiliadas, tales como: bancos, arrendadoras, establecimientos comerciales, tiendas departamentales,  compañías telefónicas, compañías  automotrices, con el objeto de evaluar a quienes les han solicitado un crédito.

Tienes que saber que los datos que se registran en el buró son absolutamente confidenciales. Nadie que no sea una empresa afiliada al buró podrá tener acceso a esta información.

Entonces, ¿para qué sirve el Buró de Crédito? Básicamente para que sea más sencillo la toma de decisión  ya que permite hacer una evaluación efectiva del solicitante. Así se agilizan los trámites, por ejemplo, para conseguir  una  tarjeta  de crédito, ya que se tiene un acceso directo a la información crediticia del solicitante y  se facilita la autorización de su crédito.

Mitos sobre el buró de crédito, ¿te suena?

Efectivamente hay muchos mitos sobre esta empresa. Aquí te damos cinco de ellos.

  1. Estar en el buró significa que eres deudor. MITO. Simplemente significa que alguna vez has pedido un crédito.
  2. Si pagas tu deuda se te eliminará del buró. MITO. Aunque pagues todas tus deudas tu historial crediticio contará con la información de que alguna vez has solicitado un crédito por lo menos de 1 a 6 años después de la última actualización que haya realizado el Otorgante. 
  3. Estar en el buró impide que te den otros créditos. MITO. Esto siempre va a depender de la institución donde solicites el crédito. Infórmate bien antes de ponerte nervioso porque alguna institución no te otorgue el crédito sin haber devuelto el anterior. Por ejemplo, instituciones como Stori te lo otorgan igualmente. 
  4. Cualquier institución puede consultar tu buró sin consentimiento. MITO. Solo lo podrán hacer con tu autorización.
  5. Puedes consultar tu historial crediticio solo una vez al año. MITO. Puedes hacerlo las veces que quieras. El asunto es que si deseas hacerlo gratis, solo podrás una vez cada 12 meses. 

¿Quieres saber si estás en el buró de crédito?

¡Consulta tu historial crediticio de manera gratuita una vez al año!

Luego de la primera consulta, tiene un costo aproximadamente de 35 pesos si se solicita por medio de las páginas web de las sociedades crediticias, si a la consulta se agrega el score de crédito, el costo aumenta.

Si quieres obtenerlo, aquí te decimos los pasos que debes de seguir. 

Deberás acceder a la página web de buró de crédito o círculo de crédito y ahí te pedirán información personal como: nombre, fecha de nacimiento, curp, RFC, domicilio, teléfono y correo electrónico. 

Una vez registrada esta información personal básica, deberás responder un cuestionario sobre algún producto de crédito que tengan, luego es necesario anexar un método de pago, aún si es el primer reporte solicitado (el cobro se anulará) y después de eso, el expediente podrá ser descargado desde la página de la sociedad o desde el correo electrónico agregado.

Si cuentas con una tarjeta de crédito, es importante que aportes correctamente la línea de crédito de esta, ya que de hacerlo de manera incorrecta, el expediente no podrá ser mostrado. También se consultará si se tiene vigente algún financiamiento hipotecario o automotriz.

¿Cómo chequeo mis deudas en el buró? ¿Qué deudas no aparecen? 

El buró de crédito procesa y almacena  la información de los usuarios de los diferentes tipos de crédito a nivel nacional, que le envían las Instituciones  financieras, de servicios, tiendas departamentales y de autoservicio, inmobiliarias, agencias de autos, arrendadoras y demás. 

Así, después de cotejar todos los datos de cada persona, tales como nombre, registro federal de contribuyentes, direcciones, teléfonos y fecha de nacimiento, el buró obtiene la información sobre todos los  créditos que se le han otorgado y elabora un reporte actualizado que contiene la  siguiente información:

  • Cómo ha pagado.
  • Cuándo ha pagado.
  • Cuánto tiempo se ha retrasado en los pagos.
  • Desde cuándo volvió a pagar puntualmente.
  • Monto del último pago.
  • Cantidad del crédito otorgado.
  • Saldo deudor.

Respecto a las deudas que NO aparecen, serían los préstamos con familiares y amigos, los créditos de nómina y las casas de empeño

Sabiendo todo esto, despreocúpate y ponte al día de tu historial personal. Olvídate de los falsos mitos y céntrate en tu caso personal para estar siempre al día en tus gestiones económicas.

Si quieres saber más sobre esto, no te olvides de leer nuestro blog. Además, en nuestra web oficial puedes introducir tus datos personales y saber qué tipo de préstamo te convendría pedir en el caso de estar interesado. 

últimas noticias
noticias relacionadas