5 tips para tener en cuenta a la hora de pedir un préstamo

Uno de los mayores beneficios que trajo la tecnología es la posibilidad de generar nuevos servicios y productos. El segmento bancario y financiero está viviendo una verdadera revolución y en los últimos años vimos el nacimiento de productos totalmente digitales que facilitan la experiencia de los usuarios. Los préstamos online son uno de ellos. Frente a la sencillez para acceder a uno, a la hora de endeudarse, hay que considerar algunas cuestiones que son clave para evitar sorpresas indeseadas.

En primer lugar, antes de tomar un préstamo es importante asegurarse de no tener muchas deudas. El criterio general que consideran las instituciones financieras es que la relación de deuda máxima contra su ingreso no supere el 30%. Es decir, una persona que cobra $30.000 mensuales y tiene consumos con tarjetas de crédito o una cuota por un préstamo personal por más de $9.000, es probable que tenga más dificultades para que le apruebe un nuevo préstamo. Una de las princiales consultas que recibimos cuando rechazamos un pedido son los motivos y hay que tener en cuenta que todas las instituciones financieras –tradicionales o fintech– contamos con herramientas para evaluar el historia crediticio de las personas –como Veraz, informes del Banco Central de la República Argentina, entre otras–; y también con distintas fuentes de informacion no tradicional que permiten identificar con mayor precisión los distintos perfiles o cluster de clientes. Esta información es clave para aceptar o rechazar un pedido.

Otro punto clave es entender a quién se le pide el préstamo. En la actualidad existen muchos sitios que ofrecen este servicio y es muy importante conocer a las empresas y las experiencias de otros usuarios. Se pueden consultar los sitios de calificación, como Ekomi, o haciendo una búsqueda en internet del tipo: “opinión sobre la empresa X”. Los comentarios en los muros de Facebook brindan opiniones muy valiosa. Finalmente, las comunidades creadas por los mismos usuarios dan consejos sobre sus vivencias.

A la hora de cargar la información para solicitar un préstamo hay que verificar que el sitio sea seguro. Esto se puede comprobar desde el mismo navegador. En el espacio en donde se escribe la dirección de la página web tenemos que ver el símbolo de un candado. Eso quiere decir que los datos que compartimos están encriptados y evitamos que sean capturados por personas no deseadas.

Durante el proceso de solicitud del préstamo y antes de confirmarlo, es clave y debería ser obligatorio para todas las empresas, que se muestren y detallen las condiciones. Este documento tiene que incluir información con los términos del préstamo; el monto a abonar; tasa; Costo Financiero Total (CFT); gastos administrativos, si los hubiera; y cargo por penalidades, entre otros. A mayor cantidad de detalles, mayor seguridad tiene un usuario de evitar desagradables sorpresas. Esta información debe enviarse por correo electrónico para tener una copia del contrato o servicio contratado.

El consejo más importante: no pensar que porque uno puede abonar la cuota de un préstamo será capaz de pagar una deuda muy grande. Muchas veces se solicita un préstamo y sólo se mira la cuota, sin mirar el monto final a devolver. Hay que ser concientes y tener reponsabilidad financiera para eludir caer en espirales de deuda financiera similares a los pagos mínimos con la tarjeta de crédito, que incrementan el capital adeudado y no cortan de raíz el problema del endeudamiento.

Tengamos en cuenta que endeudarse es una oportunidad para comenzar a construir un historial crediticio que nos permite ser parte de un sistema financiero que nos permitirá acceder a nuevas oportunidades para emprender o para adquirir bienes que queremos consumir. Este historial se construye tanto en el mundo físico, como en el virtual. Responder en tiempo y forma es fundamental para que este historial no tenga manchas.

Existen cientos de situaciones impredecibles e imprevistas, las cuales pueden solventarse con la contratación de préstamos personales por Internet. Una tendencia de financiamiento que ha tenido un alto impacto en los últimos años.

De acuerdo a las estadísticas, hay un perfil característico de las personas que más solicitan préstamos personales, las cuales son mujeres entre 30 y 39 años que necesitan resolver imprevistos.

Sin embargo, eso no significa que los hombres no soliciten créditos, al contrario, la comunidad masculina también tiene sus razones, sólo que en el comportamiento de adquisición de préstamos Internet las féminas son las que más se atreven a utilizar estos novedosos servicios.

Asimismo, los financiamientos que se adquieren tienden a no ser mayores a $1000 dólares, debido a que es más viable y accesible para los clientes saldar pequeñas deudas a corto plazo.

Pero ¿Cuál es la razón por la que se obtienen más préstamos personales por Internet? En primer lugar, las necesidades de inversión y estudio para los ciudadanos argentinos tienen mayor auge que en otras regiones, debido a las múltiples posibilidades de emprendimiento y superación que requieren una mínima inversión.

Segundo, porque vivimos los tiempos en que tanto millennials como generación X, disponen de más tiempo para estar conectados a la diversidad de oportunidades que les ofrece la era digital.

Esta realidad es ratificada por estudios realizados en España sobre la Tendencia de los Préstamos Online, en la que se especifica que las personas desequilibran los presupuestos familiares motivado a que aumentan las actividades de ocio y además tienen la responsabilidad de comprar libros, pagar escuela, universidad, entre otros asuntos académicos.

No obstante, éstas no son las únicas razones por las que las personas solicitan créditos personales a través de la web.

as emergencias médicas, adquisición de bienes inmuebles, compra de autos, entre otras cuestiones también hacen que los ciudadanos se vean en la necesidad de adquirir préstamos personales.

Por ende, aquí te puntualizamos nuestro top de 7 de razones para obtener préstamos personales por Internet:

1.Comprar una casa

Esta es una de las primeras razones por la que los argentinos solicitan préstamos personales. Y es que tener un techo propio es un derecho humano fundamental y concede a las personas mucha estabilidad económica y emocional, pero a veces los ahorros no son suficientes y es en ese momento cuando los clientes buscan vías alternativas de financiamiento.

2.Viajes

Ya sean viajes por emergencias o por distracción, viajar y conocer nuevas fronteras siempre será un buen motivo para solicitar créditos. Hay quienes viajan por razones no tan agradables y eso cambia totalmente el panorama de disfrute, pero no es común que esto suceda en los meses de vacaciones o de regreso a clases.El porcentaje de personas que obtienen préstamos personales en agosto y septiembre o entre diciembre y marzo para divertirse, es significativo y razón suficiente para estar en el segundo lugar de este top.

3.Compra de autos

En principio se creía que tener un vehículo era un gusto o un lujo, pero hoy por hoy, esta concepción ha cambiado un poco, debido a la cantidad de problemas y situaciones que podés resolver cuando tenés a tu disposición cuatro ruedas que te lleven y te traigan cuando y a donde vos quieras.Los argentinos no necesariamente solicitan préstamos personales online para adquirir autos nuevos, también lo hacen para adquirir automóviles de segunda, que aunque son usados, siguen teniendo un alto precio, convirtiéndolos en una inversión a veces difícil de adquirir.

4.Préstamos personales por estudios

Es la segunda razón por la que se piden préstamos personales en Internet entre los meses de agosto y septiembre, pero la cuarta en línea general.La necesidad de realización de los seres humanos radica, muchas veces, en la capacitación intelectual y he allí la importancia del conocimiento que se imparte en las casas de estudio.No todos los argentinos pueden ahorrar para consolidar metas académicas, y es en ese momento cuando los planes de financiamiento en la web 2.0 se vuelven una excelente opción.

5.Saldar deudas

No es recomendable pero es inevitable que las personas soliciten créditos para finiquitar un compromiso económico.Lo más idóneo es que antes de adquirir cualquier deuda se tenga un plan de ingresos y egresos para saldar ese financiamiento externo, pero muchos hacen caso omiso a este consejo y comenten ese grave error.Así que ya lo sabés, no pidás préstamos personales por Internet para pagar otras deudas. No te busqués un problema mayor.

6.Emergencia de salud

Nadie sabe cuándo puede presentarse una emergencia médica o de salud, y pese a que se goce de los servicios de empresas aseguradoras, o servicios médicos prepagados, el núcleo familiar puede no contar con el dinero para gastos extras de forma inmediata.Esto suele suceder cuando son graves complicaciones de salud, que requieren que el núcleo familiar posea altos ingresos, y una de las rápidas soluciones es optar por los préstamos personales por Internet.

7.Restaurar el hogar

Es el hobbie de las amas de casa, aunque también hay otro grupo de personas que adquieren inmuebles en condiciones poco favorables (pero a bajo precio), y luego solicitan préstamos personales para remodelarlas, y agregarle así su toque personal. Por ello, es que ésta es la séptima razón para adquirir créditos online, y además hacer un negocio de ello.

Si aún no te has atrevido a solicitar estos sencillos y rápidos préstamos por Internet, te invitamos a que ingresés a app.alprestamo.com  y buscá tu primer préstamo.

Leave a Comment