Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

6 claves para empezar a ahorrar en México

Descubre cuáles son las claves para empezar a ahorrar y mejorar la administración de tus finanzas personales.

El ahorro es, además de un seguro, una herramienta que, a largo y/o mediano plazo, te permite planificar, disfrutar y alcanzar objetivos.  Puedes usar tus ahorros para viajar,  y tomarte unas vacaciones o conocer otras culturas, para pagar tus estudios o una capacitación profesional, comprar un auto, renovar tu smartphone, darte algún gusto, tener un “colchón de dinero para emergencias” o para tu retiro, o incluso, para invertir en un proyecto a futuro. 

Ante todo, el ahorro te da la posibilidad de tener tranquilidad mental, a la hora de pagar tus gastos, y de concretar tus sueños y proyectos. Recuérdalo, ahorrar es invertir en tu futuro. No intentes satisfacer tus necesidades inmediatas, piensa en los sueños que quieres alcanzar, en tu jubilación y una vida tranquila. 

Ahora bien, por supuesto, ahorrar también implica esfuerzo y planificación; reducir y dejar de hacer algunos gastos inmediatos para obtener, de tus ingresos, un excedente de dinero extra que puedas guardar y convertir en ahorro. 

¿Qué debes hacer para empezar a generar ahorro?

Los primeros pasos hacia el ahorro pueden resultar difíciles, como todo, es cuestión de practicar e ir incorporando algunos hábitos en el manejo de tu economía personal.

En esta nota, compartimos 5 claves sencillas para empezar a ahorrar:

1) Haz un presupuesto mensual: 

El primer paso para ahorrar es conocerse a uno mismo y sus respectivos gastos. Es muy importante llevar un registro del dinero que uno va usando, para así poder reconocer en qué estamos gastando, y, aún más importante, descubrir cuáles son los gastos que deberíamos recortar

¿Lo que gastas supera tus ingresos, o se ajusta a lo que ganas? 

Tu registro de ingresos y egresos debe ser sumamente detallado. Esto permitirá visualizar los gastos y posibilidades reales. 

Cuando uno toma consciencia de su situación financiera, puede armar un presupuesto mensual tentativo al cuál ajustarse, contemplando el pago de todos los gastos necesarios y cuál es el margen disponible para un gasto extra.

Al armar este presupuesto, uno debería apartar cierto porcentaje (que sepa que puede abordar) para guardar en la caja de ahorros. Sin exceder su presupuesto, y sin tocar ese porcentaje apartado, debería poder darle comienzo a lo que en un futuro será su tranquilidad. 

2) Reduce al máximo los gastos innecesarios o prescindibles:

La única manera de obtener un excedente de dinero para ahorrar, es reducir los gastos innecesarios.  

Un registro diario de tus gastos te permitirá identificar y discriminar los gastos necesarios de aquellos son, en realidad, un deseo o capricho. Hecho eso, la clave está en reducir al máximo éstos últimos. 

¿Un tip de ahorro clave? Presta especial atención a los “gastos hormiga”, esas pequeñas compras diarias y de las cuáles casi no tiene registro. 

De la misma manera, evita gastos compulsivos, no hay que caer en la trampa de las ¨mejores promos¨ sin hacer un análisis previo.  Antes, detente y contempla la situación para entender si el momento es el adecuado para realizar este gasto. 

En resumen, ¿cómo reducir mis gastos? Estableciendo prioridades, comparando precios, sustituyendo productos y servicios por opciones más económicas, reduciendo – en la medida de lo posible- el gasto de combustible o el gasto de datos móviles, por ejemplo.

¿Es necesario hacer este  gasto en este momento? ¿Es ésta realmente la mejor opción de compra? ¿Qué impacto tendrá este gasto en mi bolsillo a fin de mes?

4) Separar el dinero destinado al ahorro a principio de mes:

Es clave separar el monto dinero que destinarán al ahorro, apenas cobras tu sueldo o haberes. Esto te ayudará a manejar tus gastos mensuales dentro del parámetro de un presupuesto contempla el ahorro como un “must” del presupuesto mensual. 

¿Cómo distribuir el dinero de tus ingresos para ahorrar?

Una regla conocida y fácil para dividir tus ingresos es la del 50-30-30:

  1. El primer 50% de tu sueldo, lo puedes guardar para gastos básicos: facturas, supermercado, hipoteca.
  2. El próximo 30% lo usas para gastos personales.
  3. El último 30%, será para los ahorros. 

Hecho esto, lo siguiente que deberás decidir es ¿Dónde es mejor guardar tus ahorros? ¿En el banco?, ¿en casa? ¿Un depósito a plazo fijo? ¿En algún otro tipo de inversión?

Dependerá de la liquidez que necesites y del destino que tengas reservado para esos ahorros.  Para que los ahorros no pierdan valor a lo largo del tiempo, lo mejor es evitar guardarlos en casa o “debajo del colchón”. 

El dinero “quieto”, indefectiblemente, pierde valor con el tiempo. Por eso, para que tus ahorros rindan al máximo y se multipliquen la mejor opción es invertirlos en algún tipo de instrumento financiero seguro que te de ciertos rendimientos.

¿Cómo hacer crecer tus ahorros? 

Puedes colocar el dinero de tus ahorros en algún fondo de inversión y si tienes un perfil conservador, lo más conveniente serán aquellos bancos que tienen renta fija. Algunos bancos ofrecen: Certificado de Depósito, que pagan intereses cada mes y Pagaré con Rendimiento Liquidable al Vencimiento, pagan el total del capital y los intereses hasta el final del plazo acordado. 

Puedes encontrarlo en los siguientes bancos: 

¿Cuáles son las mejores cuentas de ahorro de México 2021?

5) Controla el uso de tus tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito, aunque muy útiles, son peligrosas para el ahorro. Es muy fácil perder el registro de las compras realizadas cuando uno se excede en el uso de la tarjeta de crédito.

No llevar un registro diario de todos los gastos que se van haciendo, puede generar un efecto bola de nieve, en la que llegado el fin de mes, nos puede resultar muy por encima de lo que podemos gastar. 

Es importante priorizar la tarjeta de crédito para gastos grandes, que sean más visibles y claros en cuánto a montos, y aprovechar aquellos meses en los que hay cuotas sin interés. Este último beneficio da lugar a compras que suelen ser más costosas, pero el dividir el gasto total a lo largo de 3/6 o 12 meses sin interés, nos da cierta liviandad y acceso a compras que no imaginábamos de acuerdo con nuestro ingreso.  Sin embargo, hay que tener cuidado con el acumulo de cuotas, las cuales pueden generar un costo fijo muy alto. 

6) Informarse

Hay diferentes maneras de ahorrar, y una de ellas es mediante las inversiones. Hay que averiguar a qué tipo de inversión se puede acceder y permitir que mis ahorros, que están quietos, no pierdan valor. De esta manera, ¡lograrás que tus ahorros crezcan!  

Hay muchos blogs, como este mismo, y entidades que brindan información, cursos y capacitación para aprender más sobre el manejo de tus finanzas, ahorro,  productos y oportunidades financieras e incluso inversiones.

¡Nunca es demasiado temprano, o demasiado tarde para aprender sobre finanzas! El Blog de Banco Sabadell, por ejemplo, ofrece información detallada y fácil de comprender sobre finanzas personales, inversiones, ahorro, instrumentos financieros  y manejo del dinero para personas de todas las edades. 

Ahorrar te permite proyectar. Si pones tu energía en esto, ¡pronto lo lograrás! Verás tu progreso a cada mes, y no podrás parar! No lo olvides, elimina tus gastos hormiga, sácale todo el provecho a tu sueldo, y, ¡te dejamos un último tip! Si te encuentras frente a algún imprevisto y prefieres no eliminar todos tus ahorros, ¡AlPréstamo te ofrece las herramientas necesarias para resolverlo! Quédate tranquilo y consulta más acerca de esta opción en nuestro Blog.

últimas noticias
noticias relacionadas