Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

Adelantá el pago de tus vacaciones y disfrutalas sin preocupaciones

¿Llegó el verano del 2022 y todavía seguís pagando las vacaciones del verano anterior? No te preocupes, les pasa a muchos.  Las vacaciones son un gusto necesario y merecido (que decir después de un año tan complicado) pero, al mismo tiempo, representan un gasto extraordinario que, muchas veces, impacta en tu bolsillo por meses. ¡Más aún, si viajás al exterior y tenés que pagar con moneda extranjera!

Hoy en día existen muchísimas opciones que facilitan el acceso y el pago de las vacaciones. Paquetes, ofertas o contratación de servicios a través de agencias nos acercan alternativas y planes de pago para todos los bolsillos.  Entre ellas una excelente opción, tanto para tu bolsillo como para tu descanso, es planificar con tiempo y pagar tus vacaciones por adelantado.

¿Por qué recomendamos pagar las vacaciones por adelantado? Primero, el pago adelantado  te permite disfrutar tu viaje sin el constante estrés de pensar en cómo vas a pagarlas después. Todo está cubierto, e  incluso quizá puedas acceder a un mejor trato u ofertas especiales por pago adelantado.  Pero principalmente, porque pagar tus vacaciones por adelantado te va a evitar caer en la tan temida, y recurrente, “resaca financiera” post vacaciones.

Cuando financias la mayor parte de tus gastos de vacaciones con tarjeta de crédito en cuotas, lo más probable es que termines recargando la tarjeta y tengas que seguir pagando esas cuotas casi durante un año. ¡A veces incluso hasta tus próximas vacaciones! Cualquier imprevisto, deuda o gasto que pueda surgir más adelante en el año va a complicar enormemente tus finanzas personales.

Lo mejor es precavido y pensar un plan de pago que te permita tener cubierta la mayor parte de los gastos previo al viaje. ¿Cómo hacerlo?

Acá te dejamos algunas opciones:

  1. Planificá cada detalle de tus vacaciones.

Detallá todo aquello que hay que pagar antes de salir, durante el viaje y a la vuelta y calcular cuánto cuesta realmente cada ítem de tus vacaciones. Planificar tu viaje te va a evitar gastos que puedan impactar de manera imprevista en tus finanzas personales.

  1. Evaluá exhaustivamente las distintas opciones.

Hoy en día, existen miles de paquetes vacacionales que incluyen desde el traslado y la estadía hasta seguros y planes de comida. A veces, las compañías de viaje te cobran un extra por conseguirte un servicio que podrías haber obtenido por tu cuenta, y  otras veces,  las mismas compañías te ofrecen mejores precios por el pago del total o reservas anticipadas.

De la misma manera, muchos precios -fijados en dólares- se van actualizando a medida que pasan los meses. Cancelar el pago del alojamiento con anticipación te puede evitar sorpresas desagradables en caso de una suba del dólar.

La clave es investigar, comparar, buscá opciones ¡y no dejar de aprovechar oportunidades!

  1. Elaborá un plan de pago.

Tener un plan económico detallado te permite tomar decisiones informadas que no impliquen un endeudamiento descontrolado o demasiado grande.

El desarrollo de tu plan de pago tiene que ajustarse a tu realidad y no al revés.  Una buena alternativa para saldar tus vacaciones de manera ordenada puede ser solicitar un préstamo personal. El préstamo te va a permitir cancelar la mayor parte del pago de manera rápida y fácil, y devolver el dinero prestado en una forma organizada y pre-acordada que se adapte a tus necesidades financieras personales.

Al saldar la mayor parte del gasto del viaje con el préstamo, vas a poder relajarte en tus vacaciones e incluso destinar algunas compras a la tarjeta de crédito sin preocuparte con sobrecargarla.  ¡Vacaciones sin preocupaciones financieras, eso son vacaciones de verdad!

últimas noticias
noticias relacionadas