¿De qué hablamos cuando hablamos de inflación?

Una palabra que parece ser parte de nuestra cotidianeidad, pero que quizás no muchos puedan definir con precisión. Entonces, ¿de qué hablamos cuando hablamos de inflación?

Al comenzar a escribir sobre este fenómeno, es necesario que comencemos por la definición de una manera simple. Entonces:

Si se busca en internet una definición para este concepto, nos vamos a encontrar rápidamente con textos tales como: “La inflación es un aumento generalizado en los precios de los bienes y servicios de una economía durante un periodo de tiempo”. Y puede ser que esta definición esté bastante acertada, sin embargo podemos agregarle unos datos más para hacer la información más rica.

Definición de inflación:

Vamos a empezar primero diferenciando a la inflación con algo con lo que se lo confunde normalmente, que es la devaluación. Esta última es cuando el valor de la moneda pierde valor expresado en otra moneda.

En teoría son fáciles de diferenciar, pero sin embargo generan confusión. Una puede ser consecuencia de la otra, y viceversa.

Hoy en Argentina estamos en una época en la cual las nuevas generaciones toman como parte de la normalidad a este fenómeno. Por eso creen que tener paritarias es algo natural, algo que existe desde siempre (aunque así no lo fuese).

Y por esto último es que deviene una de las problemáticas de la inflación, que es la pérdida del poder adquisitivo. Ya que esto sucede cuando, en el mismo periodo, las paritarias son inferiores en porcentaje a lo que fue el aumento de precios.

Otro problema, es la pérdida del ahorro, ya que cada vez podemos comprar menos con los ahorros que tenemos. ¿La razón? Estos son fijos, y los precios variables.

Ventajas en la inflación:

Sí, leíste bien: hay ventajas en la inflación.

Una es la reducción de la deuda. Exceptuando las deudas de UVA, que son de capital variable, el resto de casi todas las deudas son de capital fijo. Y estas se “licuan” ante el aumento de salario por paritarias, y pasan a representar un porcentaje menor en nuestro salario en base a lo que representaba antes.

También, se considera como una ventaja -en ciertos casos- que se prefiere el consumo inmediato, desplazando el ahorro por lo mencionado en el párrafo anterior.

No se puede escapar de la inflación. Esto está presente en todos los países y en todo el mundo. Nadie queda exceptuado de ella, aunque a veces la vemos en su otra faceta, en deflación, que no es más que lo contrario al aumento de precios.

Esto quizás sea mejor explicarlo en otro artículo ¿No? Mucha información por hoy.

últimas noticias
noticias relacionadas