¿Es seguro sacar un préstamo online?

¿Alguna vez quisiste sacar un préstamo online pero no estuviste realmente seguro? La modernidad, y ahora aún más debido a la situación del COVID19, ha popularizado los préstamos virtuales. En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre ellos, sus ventajas y desventajas.

Cada día es más evidente el crecimiento en la popularidad de los préstamos online, ya que éstos son más rápidos y sencillos de tomar, sobre todo teniendo en cuenta el contexto pandémico actual debido al virus COVID19 también conocido como Coronavirus.

Justamente con la cuarentena obligatoria en nuestras vidas los trámites online han pasado a primer plano. Debida la imposibilidad de generar dinero de la manera tradicional que está azotando a muchas personas, suele ser necesario recurrir a ayudas financieras bancarias para costear los distintos gastos.

Es por esto y mucho más que los bancos han desarrollado nuevas, innovadoras y seguras opciones para poder sacar préstamos desde la comodidad de tu hogar. Sin embargo, muchos usuarios siguen desconfiando de este tipo de préstamos.

Es por esto que en este artículo podrás sacarte todas las dudas que puedas llegar a tener respecto a este moderno trámite, sus ventajas, desventajas y más. Si quieres conocer las especificidades y características de los préstamos online sigue leyendo.

¿Cómo pedir un préstamo online?

Comenzando por el principio y antes de adentrarnos en las ventajas y desventajas es importante saber cómo pedir un préstamo online.

El procedimiento, de hecho, es muy sencillo: debes buscar en la respectiva página web de la entidad bancaria que prefieras la pestaña de créditos o préstamos. Allí podrás ver los tipos de importes disponibles y las cuotas.

Luego, podrás también elegir el plazo, la tasa (fija o variable) y los otros gastos que conforman la totalidad de las cuotas.

Otra de las opciones que podrás encontrar es la elección del vencimiento de la primera cuota. Las posibilidades suelen ser entre 30 y 90 días.

Una vez hecho todo esto lo único que queda por hacer es aprobar el crédito. Éste, si todo se encuentra en regla y demás, será acreditado en el instante. Una vez el dinero figure en la cuenta no hay forma de deshacer el trámite.

¿Cuáles son las ventajas de un préstamo online?

Las ventajas que presentan estos créditos son varias, desde comodidad y rapidez hasta efectividad, seguridad y más. Aquí te dejo una lista de algunas de ellas:

  • Comodidad: Pueden ser solicitados desde cualquier lugar donde poseas una conexión a internet, ya sea desde tu PC personal o tu celular. Te ahorrarás así el engorroso trámite de acercarte personalmente a las sucursales, esperar y demás molestias.
  • Seguridad: Están totalmente preparados para evitar cualquier tipo de fraude, ya que aquí toda la documentación necesaria es entregada y detallada en el acto.
  • Sin necesidad de papeleos: Al poder acceder a ellos con una firma electrónica te evitas la grotesca cantidad de papeles y documentos que existen en el trámite cuando es presencial.
  • Privacidad: Gracias a poder hacerlos desde la privacidad de tu hogar puedes obviar las reuniones. Serás asesorado de manera persona y online.
  • Corto plazo: Al no cargar con los típicos gastos adicionales que existen en los préstamos tradicionales, suelen ser ofrecidos por un período más corto.
  • Protección de datos: Los datos requeridos para acceder a dicho préstamos serán totalmente protegidos y discretos.
  • Inmediatos: El dinero llega a la cuenta casi de manera instantánea. Dado que los procesos de aprobación y protocolo son tan cortos y seguros pueden permitirse el rápido depósito de dinero.
  • Sin necesidad de otros productos financieros: Los préstamos, en general, vienen con la obligación del uso de tarjetas de créditos o chequeras. Aquí no habrá necesidad de contratar ningún otro producto extra.

¿Cuáles son las desventajas de pedir un préstamo online?

Más que desventajas lo que es conveniente resaltar aquí son algunos consejos o detalles a tener en cuenta. Un préstamo online no tiene en sí y como hemos visto, problemas. Pero sí es conveniente estar atentos a ciertos detalles para que sean más eficientes aún.

  • Falsa creencia de que pueden ser más baratos: Muchos usuarios de manera errónea tienden a pensar que un crédito online por ser más moderno, sencillo y rápido también puede llegar a ser más barato. Lo cierto es que no, las tasas, cuotas e intereses suelen ser iguales a la de los préstamos tradicionales.
  • No tener en cuenta la cantidad de dinero a pagar por mes: Nuevamente, y aquí el consejo se aplica tanto para préstamos tradicionales como virtuales, es importante tener en cuenta nuestra capacidad de pago. En el caso de los préstamos online un historial negativo quedará automáticamente fijo en su historial crediticio, imposibilitando luego préstamos futuros.
  • Pedir más dinero del necesario: Las entidades financieras siempre permiten acceder a un monto mayor del que uno precisa. No debe sentirse tentado por esto ya que podría traerle problemas a futuro. El hecho de que acceder a mayor dinero sea más fácil en un préstamo online no quiere decir que deba hacerlo.
  • No comparar las opciones: Dada la rapidez e inmediatez que internet presenta uno podría sentirse tentado o apresurado a cerrar el trato de la manera más veloz posible. No cometa ese error y aproveche, justamente, las posibilidades que le da la web para investigar a fondo y cómodamente todas las opciones posibles antes de elegir la más adecuada para usted.

En fin, hemos visto aquí todas las ventajas que los préstamos online traen consigo. De hecho, estas operaciones serán las que probablemente reinen en el futuro financiero del mundo.

Mientras uno sea precavido no tiene porqué temerle al uso de estas herramientas. Después de todo, justamente están pensadas para alivianarnos la vida a todos.

últimas noticias
noticias relacionadas