¿Qué es el historial crediticio y para qué sirve?

¿Alguna vez te preguntaste qué es el historial crediticio? ¿De dónde sale este registro de crédito? ¿Por qué los bancos lo precisan? ¿Qué tan importante es en relación al pedido de un préstamo bancario? ¿Por qué es importante tener un historial limpio? Esto y mucho más en este artículo.

Cuando pides un préstamo bancario el banco corroborará tu capacidad de pago ante dicho préstamo. Una de las formas más comunes e importantes para llevar a cabo esta tarea es a partir de tu historial crediticio.

Tener en cuenta el historial crediticio en nuestras operaciones bancarias es de mucha ayuda para la organización y administración de nuestras finanzas.

Sin embargo, mucha gente no sabe bien de qué se trata, cómo funciona o para qué sirve exactamente.

¿Qué es el historial crediticio?

Éste es un informe que se emite para analizar datos de pagos realizados a partir de tus créditos.

Este historial contiene tus antecedentes financieros y sirve para que los distintos bancos puedan evaluar tu capacidad de pago, dato que jugará un papel muy importante en la oferta de oportunidades, beneficios y demás.

En él se registra toda tu actividad de pago, desde los servicios hasta las pensiones. Básicamente es un documento que demuestra qué tan acostumbrado estás a pagar en tiempo y forma tus cuentas o si presentas deudas.

Tener un buen historial crediticio es elemental porque puede abrirte la puerta a mejores oportunidades si deseas, por ejemplo, emprender.

Además, éste representa seguridad para los bancos, ya que allí podrán corroborar con certeza la responsabilidad y capacidad que tienes frente al pago de tus futuros créditos.

¿Qué información figura en mi historial?

En él se encontrará con detalle las actividades financieras con bancos e instituciones, las deudas o el monto de lo que se ha gastado en el tiempo.

Específicamente los datos que lo conforman son: la cantidad de tarjetas de crédito y préstamos que tiene, con quién tiene deudas, si ha pagado las anteriores a tiempo, si tiene servicios a su nombre (de cable, teléfono, internet, etc) y si ha pagado los mismos con regularidad o si posee deudas pendientes.

¿De dónde sale la información que lo conforma y quién puede verla?

Al poseer una tarjeta de crédito o luego de pedir un préstamo bancario, el historial crediticio aparecerá en su vida financiera de manera automática.

Aquí las compañías mismas serán las que recolectarán la información sobre sus operaciones crediticias. Cada una de ellas, desde el mismo banco hasta las compañías de servicios compartirán y recolectarán dichos datos para plasmarlos en su respectivo historial.

El servicio por donde específicamente pasarán estos datos es a partir del buró de crédito. Éste es una entidad privada que se constituye como una Sociedad de Información Crediticia en donde se notificarán los cambios relacionados con sus pagos.

Cabe mencionar que tu historial solo puede ser visto por ti y por las empresas a quienes les des permiso, nadie más debería tener acceso al mismo.

¿Cada cuánto se actualiza la información y qué pasa con los datos negativos?

Los burós crediticios actualizan la información cada un mes. Sin embargo, también pueden retener tu información hasta un período de 6 años. Eso dependerá de la cantidad de tu deuda, de si cometiste fraude o no y demás variables.

Es decir que, más allá de que hayas pagado tu deuda puede seguir apareciendo en tu informe durante un período más largo. Se sabrá que ha sido saldada, pero figurará de todos modos.

¿Cómo consultar mi historial crediticio?

Puedes consultarlo de forma gratuita cada 6 meses. En el caso de precisar verlo más seguido deberás comunicarte con el respectivo buró quien te indicará qué precio pagar. Luego de esto llegará un resumen a tu casilla de correo electrónico.

¿Cómo hacer para tener un buen historial?

Llevando un control riguroso de sus gastos y entrada de dinero y teniendo en cuenta las fechas de pagos de sus distintas adquisiciones con sus respectivos montos no debería tener problema alguno.

Debe recordar que su historial es como su carta de presentación, es por eso que anotar y organizar las fechas y montos de cada pago es muy importante para poder tener la mejor carta posible.

¿Cómo afecta el historial a mis préstamos?

Cuanto más limpio y al día esté tu historial de crédito mas confianza tendrán los distintos bancos contigo. Esto es así porque les demuestras con pruebas verdaderas e irrefutables que serás capaz de pagar tus deudas.

Una entidad bancaria tendrá más en cuenta a alguien con las deudas en orden que alguien con un historial impago. Incluso estos últimos verán sus préstamos denegados la mayoría de veces.

Además, la existencia del historial crediticio también permite mayor facilidad y rapidez a la hora de pedir un préstamo. Las bases de datos actuales permiten que las entidades corroboren lo necesario en cuestión de minutos, haciendo del trámite uno menos engorroso.

Hemos visto aquí la importancia y especificidades del historial crediticio. Esperamos te haya sido de ayuda y de ahora en más tengas en cuenta que todas tus demoras y deudas actuales pueden ser peligrosas para tu futuro financiero.

Dejar de lado nuestras deudas actuales quizás sea el motivo por el cual nos veamos atrapados en el futuro. Sobre todo, sabiendo que todo está plasmado y registrado de principio a fin.

No le quites importancia a la existencia de este registro, ten en cuenta que las entidades bancarias lo consideran elemental y justamente así deberías verlo tú también.

últimas noticias
noticias relacionadas