¿Qué es el mercado de capitales y cómo funciona?

Conoce cómo funciona el mercado de capitales y qué opciones existen para invertir en el siguiente artículo.

El mercado de capitales es un mercado financiero donde se compran y venden activos económicos y títulos de valor. Este es un espacio virtual al que acuden los agentes económicos que desean financiarse y obtener liquidez (empresas y gobiernos) y los que optan por comprar un activo de valor (inversores).

Este mercado financiero opera a través de las distintas bolsas de valores. Las bolsas son plataformas que vinculan a organizaciones públicas y privadas con personas físicas o grupos que desean comprar un instrumento financiero emitido por estas organizaciones. De esta manera, empresas y Estados acceden a financiación, mientras que las personas canalizan sus ahorros hacia inversiones productivas. La bolsa de valores de un país impulsa el desarrollo económico de este.   

¿Quienes participan dentro del mercado de capitales?

  • Bolsas de valores: como mencionamos anteriormente, las bolsas de valores aportan la estructura operativa para que estas operaciones se puedan llevar a cabo.
  • Entidades emisoras: son las entidades que ofrecen sus acciones (denominadas “parte alícuota del capital”) u obligaciones (es decir, títulos de deuda) a los inversores para que estos las compren. Así, la entidad vende una parte de su patrimonio total o se endeuda a futuro, todo con el objetivo de obtener efectivo en el momento para reinvertir o cubrir deudas y gastos. Las entidades emisoras pueden ser: gobiernos, sociedades anónimas, empresas privadas, empresas públicas, organizaciones estatales, gobiernos municipales y provinciales, instituciones y otro tipo de organizaciones. 
  • Intermediarios: las Casa de Bolsa se encargan de realizar las operaciones de compra y venta de acciones, así como administrar carteras y portafolios de inversión de terceros. 
  • Inversionistas: pueden ser personas físicas, jurídicas o grupos inversores (como fondos de inversión). Estos son quienes compran las acciones y se convierten en propietarios de una pequeña parte de la empresa. O bien pueden comprar un título de deuda y transformarse en acreedores del Estado o de una empresa privada.

Instrumentos financieros

El mercado de capitales ofrece diferentes productos para aquellos agentes económicos dispuestos a invertir sus ahorros. Estos los podemos dividir en dos grandes grupos:

  • Acciones: estas son activos financieros que representan una parte alícuota del capital social de una empresa. Cuando las empresas salen al mercado de capitales a vender acciones, están vendiendo una parte de patrimonio. El accionista se convierte en dueño de una parte de la empresa según las acciones que haya comprado. Los mayores accionistas tienen poder de decisión y de voto en las asambleas generales de la empresa. 

Las acciones se consideran un producto de renta variable ya que los dividendos que reciben los accionistas varían según el rendimiento y la rentabilidad de la empresa. Además, el valor de las acciones está sujeto a mecanismo de oferta y demanda. En base al rendimiento de la empresa y a la percepción que el mundo financiero tenga de esta habrá más o menos demandas de estas acciones, por ende valdrán más o menos. 

  • Productos de renta fija: en esta categoría se encuentran los títulos de deuda, tanto los que emiten las empresas privadas (denominadas “obligaciones negociables”) como las que emiten los Estados (bonos y letras del tesoro). Estos instrumentos de inversión son más seguros ya que no están sujetos a variaciones. Al ser de renta fija, el monto de los intereses percibidos y los plazos de pago están previamente establecidos. 
  • Mercado de crédito y derivados: hemos analizado el mercado de renta variable (compuesto principalmente por acciones) y el mercado de renta fija (predominado por productos financieros como bonos y letras del tesoro). Pero hay instrumentos financieros que se colocan entre medio de ambos. Es decir, tienen su parte de renta fija, pero, a su vez, el interés puede variar para cubrirse de un potencial riesgo.

Fases del mercado de capitales

  • Mercado primario: es el momento de emisión de los instrumentos financieros, ya sean acciones, bonos, obligaciones negociables y demás. La empresa o Gobierno, en base a un análisis previo y al asesoramiento de un banco o de un equipo económico, decide emitir deuda o vender una parte de su patrimonio total. Luego, los inversores adquieren estos instrumentos financieros y los emisores consiguen financiarse.
  • Mercado secundario: los títulos emitidos en el mercado primario se negocian entre privados. Aquí interviene la ley de oferta y demanda para fijar los precios de estos instrumentos. 

Ahorrar o invertir, esa es la cuestión

Los argentinos estamos permanentemente corriendo detrás de la inflación. Para los ahorristas argentinos desprenderse de los pesos es más una necesidad que un capricho. Pero incluso el dólar norteamericano está sufriendo la peor devaluación en 40 años. Por ende, hoy en día parece ser más conveniente que nunca canalizar nuestros ahorros hacia inversiones rentables.

El problema es que muchas personas se asustan de tan solo considerar está opción, o ni siquiera les interesa interiorizarse en el tema. Si bien toda inversión supone un mínimo riesgo, hay instrumentos de renta fija que se destacan por su solidez, las letras del tesoro estadounidense son el ejemplo por excelencia. También existen instrumentos de renta variable que han crecido exponencialmente durante muchos años. 

La crisis económica global que estamos atravesando nos hace pensar qué hacer con nuestros ahorros, y el estudio de los mercados de capitales es un puntapié inicial para sacarle el mejor provecho a nuestras finanzas personales. 

últimas noticias
noticias relacionadas