Bancarizate: ¿ Qué tipo de cuentas bancarias existen y cual me conviene según mi perfil?

¿Cuál es la diferencia entre cuenta corriente y caja de ahorro? ¿Qué tipo de cuenta me conviene según mi perfil? ¿Puedo abrir una cuenta bancaria si no tengo recibo de sueldo? 

 

En el contexto en el que vivimos hoy, bancarizarse ya no es una ventaja sino una necesidad.  Una cuenta bancaria es un depósito seguro para tu dinero que, a la vez, funciona como un soporte para realizar operaciones cotidianas o acceder a productos financieros como tarjetas, créditos o préstamos personales.

Tener tu dinero en una cuenta y gestionarlo a través de homebanking o una tarjeta de débito te permite pagar tus servicios o compras de supermercado y otros gastos sin usar dinero papel e incluso desde casa.

Ahora bien, antes de abrir una cuenta necesitás saber qué tipos de cuentas existen, cuáles son las ventajas y/o beneficios de cada una y cuál es la mejor alternativa para vos en este momento.

En Argentina, las personas físicas  (“gente de a pie” como vos y yo) utilizan normalmente los siguientes tipos de cuenta bancaria:

1) Caja de Ahorros:

La Caja de Ahorros es una Cuenta a la Vista que te permite depositar tu dinero para guardarlo en el banco, y también, gestionarlo y realizar transacciones cotidianas cómo; recibir depósitos o transferencias de terceros, hacer pagos con transferencia, o tarjeta de débito, y también, solicitar productos financieros como adelantos o préstamos personales.

En definitiva, de trata de un tipo de cuenta básica, gratuita y de fácil acceso. Un detalle no menor, en la mayoría de los casos el banco otorga un interés mensual a cambio de dejar los fondos depositados en una Caja de Ahorro.

Los requisitos para abrir una caja de ahorro son mínimos; basta con presentar el DNI que acredite domicilio, nombre, apellido, lugar y fecha de nacimiento del titular.  No es necesario presentar recibo de sueldo o comprobante de ingresos para abrir una caja de ahorro,  sin embargo, en algunos casos hay bancos que podrían solicitar algún requisito adicional como una constancia de CUIL.

La apertura y mantenimiento de una Caja de Ahorro son gratuitos, también lo son la  utilización de cajeros automáticos, las terminales de autoservicio en sucursales de tu mismo banco, el uso del homebanking y la provisión de una tarjeta de débito.

Todas las cajas de ahorro tienen una tarjeta de débito asociada con la que podés realizar pagos, compras, retirar dinero o utilizar los servicios de un cajero automático.

La Caja de Ahorro es una alternativa ideal para quienes están empezando el camino del ahorro y la bancarización de su dinero; jóvenes, estudiantes, amas de casa y/o aquellos que no tienen recibo de sueldo o ingresos fijos en blanco.



2) Cuenta corriente:

Una cuenta corriente es un tipo de cuenta bancaria que te permite depositar dinero, y utilizarlo luego a través de cheques, transferencias o tarjeta de débito/ crédito.

Una de las principales diferencias entre la Cuenta Corriente y la Caja de Ahorro,  es que el titular de una Cuenta Corriente puede disponer de un excedente sobre el dinero que tiene en su saldo y realizar giros en descubierto con un límite acordado previamente con la entidad.

Este saldo negativo que tienen las Cuentas Corrientes puede ser muy útil cuando, por ejemplo, necesitamos cubrir un pago y no tenemos dinero. En éstos casos, el banco presta una cantidad con un límite pre acordado, a una tasa de interés, también acordada previamente.

Otra diferencia a destacar, es que la Cuenta Corriente no tiene rendimientos o tasa de interés  sobre el saldo que queda en la cuenta, cosa que sí ocurre con el dinero que queda en una caja de ahorro.

Requisitos: una Cuenta Corriente es considerada, por el banco y entidades financieras, como un producto de cierto riesgo. Por esa razón, quienes solicitan la apertura de una Cuenta Corriente son sometidos previamente a una evaluación crediticia por parte del banco. Cómo primer paso, quien desee abrir una Cuenta Corriente debe ser mayor de 18 años y presentar en el banco DNI argentino, un servicio a su nombre y, en muchos casos, otra documentación que acredite ingresos, situación financiera y demás.



3) Otras: cuenta sueldo y la cuenta de la seguridad social.

La cuenta sueldo es la cuenta que tu empleador debe utilizar para realizar los depósitos correspondientes a tu sueldo, cuando trabajás en blanco. El trabajador puede decidir, notificándole al empleador, en qué banco quiere abrir su cuenta sueldo, debiendo presentar sus datos personales, certificado de trabajo, recibo de sueldo o información de la AFIP que permita acreditar la relación laboral.

Las cuentas de la seguridad social son cajas de ahorro exclusivas para el cobro de las prestaciones de ANSES.

Colocar tu dinero en una cuenta bancaria te permitirá guardarlo en forma segura y manejarlo con mayor eficiencia; realizar pagos con transferencias o tarjetas de débito, y recibir dinero de terceros o de otras cuentas.  Bancarizarte te permite organizar tus finanzas, iniciarte en el camino del ahorro, y eventualmente, realizar colocaciones en plazos fijos, invertir, en distintos instrumentos o solicitar determinados productos financieros como tarjetas, créditos o préstamos personales.

¡Pensá que, incluso para el caso de los préstamos personales online con requisitos mínimos y muy fáciles de gestionar, tener una cuenta bancaria para recibir el dinero es un REQUISITO INELUDIBLE!

Hoy en día los bancos ofrecer muchísimas alternativas para acceder a cuentas bancarias con requisitos mínimos, gratuitas, o con bajo de costo de mantenimiento, según el tipo de cuenta y tu perfil.  Las Fintech, se suman a esa oferta acercándote productos bancarios de muy fácil acceso y gestión casi inmediata. ¡Ya ni siquiera tenés que acercarte a una sucursal para abrir una cuenta o gestionar productos financieros!

Es hora de dar el paso. Bancarizate y aprovechá las nuevas oportunidades financieras accesibles para todos.

 

últimas noticias
noticias relacionadas