Blockchain aplicado a las finanzas

El nacimiento del Bitcoin en el 2008 no solo implicó el origen de la primera criptomoneda, sino también el surgimiento del blockchain, la plataforma digital y descentralizada donde opera esta y otras criptomonedas

El blockchain, o, traducido al español “cadena de bloques”, es una tecnología que nos permite validar todo tipo de información en una red descentralizada que no puede ser alterada. En otras palabras, funciona como una base de datos digital que utiliza la criptografía para proteger toda la información que posee. Esta base de datos, o “libro mayor”, está compuesta por una serie de registros, o bloques, que se van agregando a los bloques anteriores. De esta manera, cada movimiento de datos e información digital (por ejemplo, la transferencia de una determinada criptomoneda entre dos usuarios de la blockchain) se convierte en un bloque que se añade a la cadena de bloques. Cada nuevo bloque se acopla al patrón, sumando una nueva pieza de información. Por esto la información no puede ser modificada, es imposible, gracias a la criptografía, cambiar datos que se encuentran dentro de esta base. 

Lo innovador de esto es que se trata de un sistema de usuario a usuario, sin entes reguladores ni intermediarios. La base de datos, en forma de cadena de bloques, es compartida entre todos los usuarios. Es por esto que el blockchain se consolidó como uno de los pilares de esta cuarta revolución industrial que estamos atravesando, junto con el big data y la internet de las cosas. Las posibilidades que brinda esta cadena de bloques no se limitan solo al mundo de los criptoactivos, como las criptomonedas y los NFT. Esta tecnología se está convirtiendo en un recurso muy valioso para las empresas y las organizaciones, así como para las finanzas. 

Aplicación del blockchain a las finanzas

Si bien el blockchain nació junto con el bitcoin y aún está muy asociado a las criptomonedas, puede traer enormes beneficios para las finanzas personales de los distintos agentes de la economía y para los bancos tradicionales. La industria de los servicios financieros pueden aprovechar esta tecnología para potenciar y mejorar sus productos. A continuación vamos a mencionar algunos posibles beneficios de la aplicaciones del Blockchain a las finanzas:

  • Liquidación instantánea: mientras que en la actualidad algunas transacciones pueden demorar algunas horas, o días si se trata de enviar dinero a otro país, las transacciones realizadas con la tecnología blockchain son instantáneas. La no intermediación y la falta de empleados bancarios y de burocracia hacen que el dinero llegue a destino en cuestión de segundos. Para entender el potencial de esto, debemos imaginar a todos los bancos trabajando dentro del mismo blockchain.
  • Mejor optimización del capital: al eliminar la necesidad de un intermediario confiable, los usuarios pueden ahorrarse todo tipo de comisiones y tarifas vinculadas a un servicio financiero centralizado. Los costos operativos del banco no son transferidos a los clientes.
  • Mayor transparencia: todos los datos y registros de una blockchain permanecen inalterables y accesibles para todos los usuarios. De esta manera, es mucho más fácil para los prestadores de servicios financieros realizar monitoreos y auditorías. Las probabilidades de errores humanos se reducen significativamente. 
  • Mayor eficiencia debido a su rápido procesamiento de información.
  • Mejora exponencialmente la experiencia del cliente. 

Contratos inteligentes: otra aplicación del blockchain a las finanzas

Dentro de las posibilidades que el blockchain le puede aportar al sistema financiero, una de las más populares es el desarrollo de contratos inteligentes entre diferentes partes.

Estos se programan y se ejecutan automáticamente en base a ciertas condiciones preestablecidas. Son una serie de instrucciones que se almacenan en la cadena de bloques que pueden ejecutar acciones en base a lo firmado (o programado). Nuevamente, se elimina la necesidad de intermediarios, como abogados o notarios en este caso, y así se reducen los costos vinculados a la firma del contrato. Claro está que estos deben estar en sintonía con las leyes y las normativas vigentes en el territorio donde deberá operar. 

Las finanzas descentralizadas han llegado para quedarse y aún estamos viendo una punta del iceberg. Las posibilidades que nos ofrece el sistema blockchain aplicado a las finanzas son muy beneficiosas para todos los agentes de la economía. 

Leave a Comment