Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

Caja de ahorro, cuenta corriente o plazo fijo: ¿Cuál me conviene?

Los bancos ofrecen distintas opciones para sus clientes, encontrá la que mejor se adapte a tus finanzas personales. Desde Alprestamo te ayudamos a que tomes la mejor decisión.

Cuenta corriente

Comenzamos definiendo una cuenta corriente como un tipo de cuenta bancaria donde el cliente realiza un depósito en la entidad financiera. De esta forma, mediante este contrato bancario puede disponer de dichos fondos a través del cajero automático, ventanilla, cheques, transferencias electrónicas, entre otros. El titular puede ser tanto personas físicas como personas jurídicas. 

Te brindará la posibilidad de utilizarlo en cualquier momento y para distintos fines, desde guardar tu dinero, o financiar tus pagos con cheques, así como realizar pagos a terceros. También podrías solicitar que se realicen automáticamente distintos descuentos periódicos. Otra función que puede cumplir es la de recibir tus depósitos del sueldo.

Este tipo de cuentas se pueden asociar a una chequera electrónica o a una tarjeta de crédito. Si como usuario deseas contraer un crédito, podés pagarlo con descuentos a tu cuenta corriente. 

Ventajas:

  • Implica un acuerdo de sobregiro, el cual te permite financiar una transacción a través de los cheques, incluso cuando no tengas dinero en tu cuenta. 

Desventajas: 

  • Tiene comisiones de mantenimiento mensual. Esto es uno de los puntos importantes que la diferencian de la caja de ahorro. 

Caja de ahorro

La definición técnica de las cajas de ahorro podrían ser “fundaciones de carácter social que operan en el negocio bancario y financiero a través de agencias y sucursales”. Una vez que abrís tu caja, recibís una tarjeta de débito con la que podés extraer dinero, comprar, pagar servicios, entre otras cosas. El titular puede ser únicamente una persona física. 

Ventajas:

  • Es una cuenta de apertura gratuita y sin costo de mantenimiento que te permite guardar tu dinero, ya sea para ahorro u otras transacciones bancarias. 
  • Cumple un rol importante en cuanto a la financiación de proyectos y captación de ahorro. 
  • Su función es de carácter social. 

Desventajas:

  • No podés acceder a una tarjeta de crédito ni a una chequera. El dinero disponible para utilizar es el que está en la cuenta. No se puede tener saldo negativo. 

Plazo fijo

“A plazo fijo” es concretamente el compromiso de pago en una fecha determinada. Se trata de un depósito de dinero que podés hacer por un tiempo determinado. Una vez que pasa ese tiempo, el banco te devuelve el dinero que invertiste más los intereses generados.

Se lo considera como una posibilidad existente a la hora de afrontar una posibilidad de pago en documentos, inversiones, pagarés o depósitos bancarios. En cuanto a los intereses, se entregan normalmente en la fecha de vencimiento. Pero también existe la posibilidad que se vaya entregando periódicamente de forma fraccionada.

La tasa de interés de un plazo fijo se refiere al porcentaje que te indica cuánto dinero (ganancia) va a generar tu inversión en el banco. Existe el tipo de tasa fija de interés, significa que la misma se pacta al inicio de la inversión y se mantiene sin modificaciones durante la vigencia del plazo fijo. Por otro lado, si elegís la tasa variable, quiere decir que va a cambiar de acuerdo a las variables vinculadas a tu tipo de plazo fijo pactado. 

Ventajas: 

  • Aseguran rendimientos conocidos previamente, desde el primer momento de afrontar la operación.
  • Desde el campo de los depósitos bancarios se asegura a los individuos inversores poder disponer de la cantidad de dinero depositada en la fecha predefinida en el inicio de la operación.

Desventajas: 

  • El dinero depositado en un plazo fijo no tiene liquidez inmediata. 
  • El interés puede ser menor que el porcentaje inflacionario, entonces, los ahorros depositados en el plazo fijo se devalúan de todas maneras. 

A tener en cuenta

El fenómeno inflacionario de Argentina es un factor fundamental a la hora de que elijas una de estas 3 opciones. La inflación junto a la depreciación de nuestra moneda contra el dólar es una de las variables de mayor riesgo a la hora de ahorrar en pesos argentinos ya que pierde su valor a lo largo del tiempo. 

De esta forma, es recomendable mantener el dinero en movimiento. Para ello los bancos ofrecen opciones viables que se ajustan al interés y posicionamiento al riesgo de cada uno. 

Así es como diferenciamos el ahorro de la inversión, dicha diferencia se encuentra en incrementar el valor del capital. Para lograr llevarlo a cabo se debe invertir de forma pensada e inteligente, teniendo en cuenta nuestro perfil e incorporando todas las variables posibles. 

últimas noticias
noticias relacionadas