Ciberfraudes: cómo mantener tu información financiera a salvo

Los ciberfraudes resultan muy comunes en esta etapa donde muchos sistemas son digitales. En esta nota de Alprestamo.com te brindamos información para estar más alerta y puedas evitarlos.

Con el avance de la tecnología y la digitalización de los procesos financieros, los ciberfraudes tienen cada vez más lugar y herramientas para llevarse a cabo. Este tipo de acciones no son nuevas pero se han especializado en el último tiempo con el crecimiento del sector Fintech en productos y servicios basados en tecnología digital.

Se estima que los fraudes cibernéticos pasaron de 47% en 2017 al 70% en 2021, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF). No solo tuvieron un gran crecimiento, sino que el monto reclamado por este tipo de fraudes alcanzó los $6.532 mdp; montos muy altos a comparación de tiempos anteriores.

En el caso de los fraudes tradicionales, pasaron de 53% en 2017 a 30% en 2021, y ocurrieron principalmente en terminales punto de venta, comercio por teléfono, cajeros automáticos y sucursales; dejando un monto reclamado de $4.310 mdp; y 47 de cada 100 fraudes resueltos a favor del usuario. Esto indica, que los ciberfraudes tomaron más “protagonismo”.

Así como los sistemas y procesos se aceleran para ser más veloces y eficientes, existen y se crean constantemente maneras sencillas pero eficaces de mantener a los usuarios protegidos, tanto de los delincuentes —quienes utilizan medios como el teléfono—, como de los ciberdelincuentes —que acostumbran a utilizar medios como el mail o cajeros para intentar engaños—. En este sentido, las fintech tienen mecanismos de seguridad muy avanzados y es por eso que brindan confianza a los clientes.

Seguir las recomendaciones oficiales de los bancos y entidades financieras es muy recomendable también para evitar los fraudes.

¿Cuáles son sus consecuencias de caer en estafas virtuales? 

Las consecuencias de los ciberfraudes pueden ser graves y siempre serán negativas. Algunas de ellas pueden ser el robo de plata, o no poder acceder a las cuentas bancarias. Otra puede ser que se deba bloquear las tarjetas, e incluso, que se genere una deuda impagable por estragos que hayan hecho los ciberdelincuentes.

¿Qué hacer si entregaste tus datos bancarios? 

En el caso de haber entregado tus datos bancarios y sospechas que puedes haber sido víctima de un fraude, lo ideal sería llamar al banco de inmediato para bloquear tus tarjetas. Si tienes cuenta en una fintech, en general desde la aplicación podrás pausar la tarjeta o bloquearla para que no puedan realizarse compras.  

Por otro lado, es importante cambiar todas las contraseñas asociadas a esa cuenta bancaria (y las de la cuenta bancaria, por supuesto). Lo importante es que des rápido aviso al banco para que, en caso de que aparezca un gasto que no hiciste, sea fácil desconocerlo.

Consejos para evitar ciberfraudes

  • No abras ni respondas mensajes que contengan un link vía SMS. Eliminalo y verifica en tu app bancaria que ningún movimiento inusual se ha efectuado.
  • Al recibir un correo electrónico, verifica que la ortografía y que la dirección de la cual llegó sean las correctas. No abras ligas ni ingreses contraseñas o números CVV de tus tarjetas.
  • Si te llaman ofreciendote premios, ofertas o promociones y te solicitan datos confidenciales, cuelga inmediatamente y llama a tu banco.
  • Verifica tus cuentas en tu app con frecuencia.

últimas noticias
noticias relacionadas