Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

¿Cómo aumentar el límite de mi tarjeta de crédito? Mejorá tu perfil crediticio.

El límite de crédito es el saldo máximo que concede el banco al momento de aprobarte una tarjeta. En otras palabras, el máximo de dinero que podés gastar con esa tarjeta, que disminuye con cada gasto hasta alcanzar ese límite estipulado.

El monto se define en forma particular, caso por caso, y cada banco tiene sus propias normas para fijarlo.  Sin embargo, hay algunos factores comunes que se tienen en cuenta a la hora de establecer el límite de una tarjeta de crédito cómo:

  1. Ingresos comprobables.
  2. Historial crediticio (tarjetas de crédito que tienes o has tenido).
  3. Comportamiento crediticio y deudas actuales (Tu situación en el veraz, préstamos activos, créditos prendarios, etc.).

Todas éstas cosas hacen a tu perfil crediticio;  la información que permite a los bancos determinar que tarjetas o productos pueden ofrecerte, el límite de esas tarjetas, la posibilidad de brindarte un préstamo y bajo que condiciones.

En resumen, tu perfil crediticio es clave para obtener un mayor aumento en el límite de tu tarjeta de crédito, pero ¿qué podés hacer vos para mejorar tu perfil crediticio?



 

  • Disminuí al máximo tus deudas:

¿Tenés deudas acumuladas? Un veraz negativo puede ser un impedimento a la hora de solicitar un aumento en el límite de tus tarjetas de crédito.

¿Cómo reducir tus deudas? Mantené los pagos mensuales de tus tarjetas evitando recurrir al pago mínimo y organízate para poder cumplir con las obligaciones de cualquier otra deuda que puedas tener.

Si te es posible, lo ideal es saldar la totalidad de las deudas. Otra opción, puede ser consolidarlas en una sola que puedas pagar, de a poco, en el mediano plazo.

Esto, generalmente, implica tomar un préstamo. ¿Deuda para saldar deuda? Muchas veces es mejor cumplir con la mayor parte de tus obligaciones hoy, evitar la acumulación de altos intereses, y asumir una nueva deuda en un préstamo con condiciones renovadas y un plan de pago que puedas cumplir.

  • Mantené tus pagos al día.

Si estás por pedir un aumento en el límite de tu crédito, que permita financiar mejor tus gastos y compras a lo largo del año, no es momento de atrasarte en el pago de tus servicios u obligaciones contraídas.

Agendá los vencimientos de todas tus cuentas y organizá tu ingreso mensual para poder pagarlas en tiempo y forma. Cuanto mejor sea el estado de tu perfil crediticio a la hora de solicitar un aumento crédito, mayores serán tus chances  de obtener una respuesta positiva y acceder a un monto más alto.

  • Brindale a la entidad financiera toda la información necesaria.

Bancos y entidades financieras hacen un análisis minuciosos sobre tu situación económica antes de aprobar un aumento en el límite de tu tarjeta de crédito.

Cuando la entidad emisora de la tarjeta es el mismo banco donde tenés cuenta sueldo o ahorro esto resulta más fácil, a priori, cuentan con información sobre el estado de tus finanzas.

Si solicitás un aumento en el límite de una tarjeta emitida por otra entidad o banco, es bueno respaldar tu pedido con documentación que acredite tus ingresos en detalle. La posesión de bienes como vehículos e inmuebles, bonos o comisiones revaloriza tu situación financiera y da mayor confianza a la entidad financiera.



  • Planificación y estrategia. Lo que puedas hacer hoy  para mejorar tu perfil crediticio dependerá de tu situación económica y financiera actual.

Si tenés atrasado en pago de tarjetas, deudas y un perfil crediticio negativo, es hora de realizar los cambios para mejorarlo. Tené en cuenta que estos cambios llevan tiempo ya que, al presentar alguna solicitud, bancos e instituciones financieras analizan tu situación económica de los últimos meses.  Lo ideal es  empezar a trabajar en estos cambios mínimo 6 meses antes de solicitar un aumento en el límite de tu crédito.

Si tenés tus cuentas al día, ingresos comprobables y un veraz negativo puede ser el momento es ideal para solicitar un aumento en el límite de tus tarjetas. Quizá no lo necesitaste hasta ahora, pero la inflación constante hace que las cosas estén cada vez más caras, nunca sabés si en unos meses tu límite actual no alcance para comprar – por ejemplo- una heladera nueva.

¿Quizá te da miedo “desbocarte” con un límite de tarjeta demasiado alto? Está en tus en tus manos pero, si dejar el límite de tu tarjeta como está te deja más tranquilo,  siempre podés recurrir a un préstamo personal en caso de gastos extraordinarios. Hay muchas opciones para todos los perfiles.

Los préstamos personales online te permiten encontrar las condiciones que mejor se ajustan a tus posibilidades de pago y obtener el dinero que necesitás de manera rápida, fácil y 100% online.

últimas noticias
noticias relacionadas