Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

¿Cómo funciona una estafa piramidal y cómo detectarla a tiempo?

Estar informado mejora la toma decisiones en todos los ámbitos, pero particularmente en el de las finanzas personales es clave conocer ciertos riesgos para no caer en estafas. En este artículo te contamos qué es una estafa piramidal y cómo detectarla a tiempo para no caer en ella.

En el último tiempo, mucho se habló de estafas en relación a inversiones debido al caso mediático de “generación Zoe” que involucró y perjudicó a muchas personas. Y en relación a esta, se volvió a hablar de lo que fue el “esquema ponzi”, en el cual el italiano Carlo Ponzi prometía ganancias en base a inversiones que después nunca llegaban debido a que en su esquema, el caudal de personas descendía y no había fondos suficientes para pagar.

La principal diferencia entre uno y otro es que, el esquema Ponzi basa su estafa en inversiones fraudulentas, justificando muchas veces información privilegiada, mientras que la estafa piramidal comunica desde el principio la necesidad de atraer a nuevos inversores para obtener el pago y continuar con el esquema.

Este tipo de estafas pueden perdurar en el tiempo, ya que son esquemas que suelen basarse en la confianza y las recomendaciones. Las personas que empiezan en la parte alta de la pirámide pueden generar dinero al principio y de forma rápida y al mismo tiempo estar genuinamente convencidas de que el sistema funciona. Pero los hechos demuestran los resultados reales y siempre hay alguien que termina siendo perjudicado.

La mayoría de las personas que quieren invertir o hacer crecer su dinero, en muchas ocasiones, no encuentran la manera de hacerlo o no saben cuál herramienta es la mejor. Por eso, la incertidumbre ante una posible inversión de alto o bajo rendimiento se incrementa al no tener la información necesaria.

¿Por qué se conoce a estas estafas con ese nombre? 

Se suelen llamar “estafas piramidales” porque la consigna principal que se esconde detrás del negocio es la de comprometerse a conseguir más adeptos que se involucren y aporten su “propia inversión”, con la promesa de que así ganarán más y recuperaran más rápido sus aportes. Es una operación que necesariamente implica abonar a los viejos inversores los intereses obtenidos del dinero de nuevos inversores.

En muchas ocasiones, suele suceder que, algún conocido o amigo te invite a formar parte de estas inversiones con la promesa de que te corresponde un porcentaje de las ganancias de la persona que invitas, entonces uno no suele desconfiar. Pero en algún momento, este sistema se “va de las manos” y siempre hay alguien que sale perdiendo.

El problema se genera cuando realmente el dinero nunca se invierte y cuando el caudal de personas que ingresa a la pirámide baja, el dinero que en teoría había para pagar intereses es cada vez menor. 

Para saber si es una estafa piramidal es necesario que haya damnificados. Y para que la estafa dure y cada vez se involucre a más personas, los que primero ingresaron al sistema tienen que cobrar y, a su vez, seguir aportando y buscando aportantes, sino la estafa se derrumbaría en pocos días.

El sistema empieza a funcionar y sostenerse cuando otras personas, más allá del creador, ganan. El gran problema surge cuando los últimos en entrar no consiguen nuevos aportantes. Estos, según la lógica del sistema, son los que causan el derrumbe y generan la imposibilidad de seguir haciendo crecer el sistema. 

¿Por qué muchas personas caen en estafas piramidales?

Aunque parezca sorprendente, muchas personas caen en este tipo de estafas y también existe un amplio sector que fue llamado para participar o que alguna vez entró en la dinámica sin saber realmente lo que era.

A partir de diferentes estudios, se llegó a algunas hipótesis de la atracción del sistema. La influencia a través del optimismo y el sesgo de confirmación, ignorando las opiniones que contrastan al negocio, son cuestiones que atraen y convencen a los que no están muy seguros. También, si quien invita a participar es algún conocido o amigo, la gente suele confiar y este es una figura influyente que promete seguridad.

Por otro lado, existe el sesgo de manada, que lleva a imitar acciones y a mimetizarse con el resto de las personas, pensando si al otro le va bien o confía, yo tendría que hacer lo mismo. Por último, el exceso de confianza, el cual se da a favor de quienes llevan adelante las “inversiones” y se toma a estas personas como superiores o que tienen más capacidades en este ámbito que el resto.

¿Cómo identificar una estafa piramidal?

Existen ciertas señales para detectar una estafa piramidal. Es necesario estar alerta a ellas y considerarlas al momento de optar por ingresar a algún tipo de esquema de inversión. Algunas de estas son:

  • Cuando se ofrecen ganancias elevadas, seguras y periódicas; 
  • Cuando la empresa o el “líder” de la misma no esté registrado en el ente regulatorio que lo habilite a manejar inversiones; 
  • Cuando la entrada al negocio implique involucrar a más gente que aporte capital; 
  • Si te invitan a eventos donde te contarán lo bien que le va a alguien y jugarán con tus emociones; 
  • Cuando cambian las condiciones por problemas “ajenos”.

En este sentido, es muy importante no confiar ciegamente aunque la propuesta llegue de alguien conocido o confiable, ya que pudo haber sido persuadido y caído por falta de información. Entonces, siempre hay que  verificar y analizar bien la propuesta, estar alerta a las señales recién nombradas resulta clave para que después nuestras finanzas personales no sean perjudicadas.

últimas noticias
noticias relacionadas