¿Cómo puedo acceder a un crédito para remodelar mi casa en México?

Una buena inversión que podemos hacer con nuestro dinero es poner la casa linda. Vivir en un lugar cómodo y confortable, nos da calidad de vida y puede repercutir de manera positiva en otros aspectos de nuestra vida. La pandemia hizo que gran parte de nuestra vida transcurra en nuestro hogar, por ende, los espacios de la casa tomaron una mayor importancia. Al pasar tanto tiempo en ella, se nos hicieron evidentes detalles que quizá no nos gustan tanto, que ya nos cansaron, cosas que ya no nos hacen falta, u otras que dejaron de ser funcionales en esta nueva realidad.  ¡Incluso cosas que, al aumentar la frecuencia de uso, hoy necesitan una refacción! Así, para muchos, llegó la hora de remodelar o redecorar la casa.

El proyecto de hacer una refacción en casa puede darse por una cuestión de gustos, de nuevas tendencias o también, hoy más que nunca, por una cuestión de nuevas necesidades. 

Desde ya que una remodelación o refacción en el hogar implica encarar un gasto extraordinario. Esto lleva a muchas personas o familias a preguntarse de qué manera afrontar el financiamiento de una de la refacción. ¡No es imposible!

Armar el presupuesto y definir prioridades 

Todo al mismo tiempo, no se puede. Hay que definir prioridades y armar un presupuesto. Para esto, necesitamos conversar con otros miembros de la familia que vivan en el hogar y ser realistas. También prestar atención a promociones y ofertas para aprovechar nuestro dinero al máximo y no pagar sobreprecios por productos que no lo valen. Luego, hay que definir qué espacios requieren mayor atención. La recomendación que te hacemos es que le den prioridad a los espacios donde la familia pasa más tiempo, por ejemplo, una oficina, la cocina o el estar. 

Además, es muy útil hacer un buen análisis de mercado para comparar precios y calidades de los productos. Recordar que a veces, lo barato sale caro. Por ende, no es lo mejor ir directamente a los productos baratos, hay que hacer un equilibrio entre precio y calidad. 

Al final, elaborar un presupuesto detallado con los ítems e insumos a comprar y sus respectivos precios. Eso te ayudará a no comprar productos que no sean necesarios o incurrir en gastos superfluos.

El financiamiento

A la hora de hacer frente a un gasto extraordinario como una refacción en casa se abren distintas alternativas. Quizá, lo primero que viene a nuestra mente es usar los ahorros (en caso de que los hubiera). Pero, ¿vale la pena gastar nuestros ahorros, existiendo otras opciones de financiamiento disponibles? Una opción interesante, es solicitar un crédito o préstamo personal. 

Hoy en día existen muchísimas opciones de préstamos a las que se puede acceder de forma rápida, fácil y segura. Una gran ventaja del préstamo es que te permite acceder a un monto de dinero  en pesos, a devolver en cuotas bajo condiciones, tasa de interés fija y plazo, pre acordadas de acuerdo a tus posibilidades. Optar por un préstamo para hacer frente a los gastos de una refacción en tu hogar te permite no tocar tus ahorros en dólares (o al menos, no la totalidad de esos ahorros). De esta manera, evitarás la preocupación que genera gastar todos tus ahorros de golpe.

El dinero extra que otorga un préstamo te permitiría pagar hoy el total del gasto y devolverlo, más adelante en un plazo pre acordado dándote tiempo, además, para planificar minuciosamente el pago de esas cuotas. Los créditos o préstamos personales online son una buena alternativa para situaciones en las que necesitás acceder a un monto de dinero extra en forma rápida y con muy poco papeleo.

¿Cómo acceder a un crédito para remodelar mi casa?

Hay distintas opciones en bancos del país y en otras entidades financieras para obtener un crédito para renovar tu hogar. ¡No esperes más!

Puedes considerar pedir un crédito o un préstamo en Alprestamo. Esta fintech vincula a personas que buscan una herramienta financiera con entidades que puedan proveerlas. De esta manera, encontrarás muchas opciones de soluciones financieras que se adaptan a tus finanzas personales y a la economía de tu hogar. 

Afrontar un gasto extraordinario o necesitar dinero que no tienes hoy, no debe ser un impedimento a la hora de refaccionar tu hogar. ¡Evalúa todas las opciones disponibles y encara el proyecto de remodelación de tu casa de la forma que más convenga a tu bolsillo y posibilidades!

Leave a Comment