¿Cómo saber si estoy inhibido por internet gratis?

Si quisieras saber si vos o tu empresa tienen deudas por saldar o conocer las consecuencias legales que estas generan, es muy fácil y se puede hacer por internet. Lo importante, antes que nada, es que tengas claros los conceptos y puedas diferenciarlos bien uno del otro. Pueden surgir preguntas como: ¿es lo mismo estar en el veraz y estar inhibido? ¿Cómo salgo de esa situación? ¿Cómo sé si estoy en esa situación? En esta nota, respondemos todas tus preguntas y más.

¿Qué significa estar inhibido?

Estar inhibido significa que tenés deudas sin saldar y que un acreedor inició acciones legales ante un juez por esas deudas. Como no pudieron cobrarte, ese juez te inhibió judicialmente. Esto significa que no podés disponer o vender tus bienes registrables hasta que no saldes tus deudas. Se avisa a los distintos registros de la propiedad de esta inhibición para que vos no puedas vender tus bienes, ya que se encuentran inhibidos. Por ejemplo, a la Dirección Nacional del Registro de Propiedad Automotor, al Registro de Propiedad y otros. 

Mucha gente se entera de la inhibición cuando va a pedir un préstamo o solicita tarjeta de crédito, cuando se postula como garante de alguien o quiere transferir el auto. La ley exige al acreedor que le avise al deudor después de haber inscripto el embargo o inhibición, pero esto muchas veces no se cumple, a lo que hay que sumarle que muchas veces se informa a un domicilio viejo y la persona afectada no se entera. 



¿Qué es el Veraz?

El Veraz es una base de datos con antecedentes financieros y crediticios de las personas. Si vos tenés o tuviste deudas es muy probable que figures en el Veraz, Banco Central (BCRA), Nosis y otras bases de datos. 

La diferencia fundamental entre estar inhibido y estar en el Veraz (o alguna otra base de datos similar) es que estar inhibido requiere de una acción judicial y estar en el Veraz significa que tu nombre aparece en una base de datos, privada y reconocida por el Estado, donde se mencionan deudores. Si figurás en el Veraz, no significa que no puedas disponer libremente de tus bienes, como sí sucede si estás inhibido. 

El Veraz tiene seis distintas calificaciones para los deudores. Estas son las siguientes: 

  1. Normal: Atraso en el pago que no supere los 31 días.
  2. Riesgo bajo: Atraso en el pago de más de 31 y hasta 90 días desde el vencimiento.
  3. Riesgo medio: Atraso en el pago de más de 90 y hasta 180 días.
  4. Riesgo alto: Atraso en el pago de más de 180 días hasta un año.
  5. Irrecuperable: Atrasos superiores a un año.
  6. Irrecuperable por disposición técnica: Deuda con una exentidad. Se deberá aclarar la situación con la ex entidad que hubiera otorgado en su momento una financiación, consultando al administrador.

La gran pregunta es ¿Cómo sé si estoy en el Veraz? ¡Es muy fácil! Tenés que llamar al (011) 5352-4800, de lunes a viernes, en el horario de 9 a 18, para habilitar el Derecho de Acceso, estipulado en la Ley 25.326. Una vez que hayas “habilitado” tu Derecho al Acceso, ingresás en  www.veraz.com.ar, se selecciona la opción “acceder a su Derecho de Acceso”, y se completan los datos personales y el código brindado por la contestadora.

¿Qué tiene que ver el Veraz con el historial crediticio?

El estado crediticio de una persona o empresa es un informe detallado  sobre los antecedentes de pagos e impagos de un individuo. Este informe es tenido en cuenta por los bancos e instituciones financieras para conocer y evaluar la solvencia y la capacidad de pago que tiene una persona al solicitar un préstamo, crédito o tarjeta de crédito o débito. Justamente, el Veraz está íntimamente relacionado con el estado crediticio porque allí figuran los deudores. 

¿Cómo saber el estado crediticio mío o de mi empresa? Solo con tu CUIT/CUIL, podés consultar gratis en la web del Banco Central. De esta manera, podrás ver si tenés alguna deuda sólo con tu CUIT, gratis y sin salir de tu casa. Consultando el Veraz también te darás una idea de tu estado crediticio, ya que aparecer o no dice mucho. 



¿Cómo salir de la situación de deuda y salir del Veraz?

Primero que nada, deberías saldar tus deudas para limpiar tu historial crediticio. Una vez que las deudas desaparecieron, tenés que encargarte de salir del Veraz. Esto es importante porque es una forma de saltar un obstáculo en el momento de solicitar productos financieros. 

Salir del Veraz, incluso después de pagar las deudas, puede tardar dos años o más, a pesar de que el compromiso ya se haya cancelado. Si el acreedor no avisa el pago de la deuda, se podría seguir permaneciendo en la lista de morosos. Por teléfono, se debe llamar al número (011) 5352-4800 e iniciar un “nuevo reclamo”. El sistema ofrecerá las opciones “actualizar información” o “desconozco información de deuda”. También se puede hacer online desde www.veraz.com.ar. Ingresar al link de reclamos, a “información de deudas y cheques realizados” y optar por “actualización de deudas” o “desconocimiento de deudas”, según sea el caso. 

La pregunta del millón es ¿Cómo hago para saldar mis deudas? Si todavía no lo lograste, lo primero sería organizarse, acomodar y ordenar tus gastos. Poner prioridades, seguramente detectes gastos del día a día que son más superfluos y pueden posponerse. Segundo, de las deudas que contrajiste, intentar saldar las más pequeñas primero. Para saldar las deudas más grandes, podés evaluar la opción de sacar un préstamo online con cuotas fijas y adaptado a tu situación. Alternativas para ordenar tus cuentas y deudas hay muchas, la solución comienza con sentarse a evaluar y pensar qué es lo mejor para vos y tu situación en determinado momento. Una vez que hayas saldado tus deudas, no te olvides de hacer el trámite correspondiente para salir del Veraz, ya que si tenés tu historial limpio, es bueno que así quede registrado.