Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

Consejos para ahorrar en 2021 en Uruguay

Muchas veces algunos proyectos o planes nos parecen inalcanzables pero si establecemos planes de ahorro planificados, quizás sean posibles. Conoce 10 consejos a tener en cuenta a la hora de ahorrar.

El ahorro es un hábito importante que nos ayudará a poder cumplir proyectos o sueños y también a estar preparados ante cualquier emergencia e incluso quizás nos permita llegar a invertir

En Uruguay, muchos de los estudios sobre este tema concluyen que los uruguayos ahorran poco, quizás por falta de cultura y o educación financiera. Para poder empezar a ahorrar y generar el hábito uno de los principales aspectos a tener en cuenta es la constancia: cumplir con guardar el monto establecido en la frecuencia decidida para ir sumando con cada aporte mensual. A continuación, te proponemos algunos consejos a tener en cuenta que te ayudarán a empezar a ahorrar:

Objetivos claros 

Tener una meta definida es un gran incentivo para lograr ahorrar sin que represente gran sacrificio, o al menos lo será pero estando motivado y con algo en mente. Para que no se vuelva imposible e inalcanzable, es recomendable armar un plan en el cual se debe establecer un plazo real y un monto mensual alcanzable que nos permita proyectar cuándo podrá cumplirse el objetivo planteado.

Presupuesto mensual 

Para saber que monto real se puede destinar todos los meses al ahorro, es necesario conocer el estado de nuestras finanzas. Tener las finanzas personales ordenadas ayuda para cualquier decisión financiera que debamos tomar, como adquirir un préstamo, y también para poder armar planes a futuro, como un plan de ahorro.Para esto, se debe elaborar un presupuesto mensual. 

De ser posible, se recomienda no ahorrar lo que sobra, sino destinar un monto fijo todos los meses que permita proyectar el ahorro. Se suele hablar de un 10% de los ingresos mensuales. Muchos deciden separarlo ni bien se cobra el sueldo y sumarlo como una gasto más al momento de pagar las cuentas (luz, gas, alquiler) para evitar gastarlo luego. De esta manera, te irás acostumbrando a un presupuesto con un 10% menos. Además de esta táctica -la regla del 10%-, existen otras fórmulas para ahorrar

“Peso a peso”

Este esquema consiste en guardar un monto e ir aumentando $1 por día. Supongamos que elegimos $20: el día 1 debemos guardar $20, el día dos $21 y así ir aumentando sucesivamente. Si se tuvo constancia, en seis meses podrás tener $19.910. También se puede hacer a la inversa e ir disminuyendo. Supongamos que el día uno optamos por guardar $300, el dos serán $299, el tres $298 y así sucesivamente. 

El cambio 

La idea consiste en ir guardando el cambio de cada compra en efectivo que hagamos para resistir la tentación de gastarlo en otra compra innecesaria. Este sistema puede ser tramposo porque es variable y quizás algunos prefieren no guardar el cambio cuando son montos grandes. Para evitar romper la constancia, se pueden establecer otras reglas y por ejemplo guardar siempre los billetes de $10, $20 para lograr generar un hábito. 

Comprar precios

En caso de no poder optar por ninguno de estos métodos se puede volver a uno tradicional: comparar antes de comprar para poder elegir el lugar más barato. Para completar el ahorro la idea es separar el dinero que “ganamos” y no tocarlo.

Este método quizás no se puede aplicar a todas las compras pero si a las de supermercado, requiere un poco de tiempo y esfuerzo pero es posible. La página web del ministerio de Economía www.precios.uy permite comparar los precios entre supermercados y almacenes y también se puede hacer a través de la aplicación Preciosuy

Esta táctica también se puede aplicar en caso de realizar compras con tarjetas de crédito los días que hay descuentos. Avivate o DonDescuento son dos aplicaciones qué especifican en qué lugares y con qué tarjetas hay descuentos.  

Evitar gastos pequeños 

Son aquellos gastos que se realizan frecuentemente y casi ni registramos justamente por su bajo monto pero sumados representan una cantidad de dinero importante. Para poder darnos cuenta es necesario identificarlos. Muchas veces llevar un registro y anotarlos nos permite a fin de mes sumarlos y ver cuánto representan del gasto total mensual. 

Para poder ajustarlos, una vez más, el presupuesto será de mucha ayuda. Podrás observar en qué rubros se está gastando más, ordenar los gastos necesarios y cuáles pueden ser prescindibles, es decir, separar entre los gastos fijos (aquellos inevitables y que suelen repetirse: impuestos, alquiler, cuotas) y los variables (comida, transporte). 

Anotar los gastos 

Anotar todos los gastos y también los ingresos es un hábito clave para poder ordenar las finanzas personales y poder armar planes de ahorro, préstamos o inversión. 

Muchos suelen hacerlo en un excel, en la actualidad hay muchas aplicaciones que ayudan a ordenar las finanzas personales y te permiten anotar los gastos del día a día para poder tener un control del presupuesto y ser consciente de cuánto se va gastando. Algunas de ellas son: Monefy, Mobills, Spendee, Buddy.

últimas noticias
noticias relacionadas