Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

Consejos para elegir una tarjeta de crédito en México

En el mundo de hoy en día, estar bancarizado es una necesidad más que una ventaja. En la gran mayoría de los trabajos, el salario se paga a través de un depósito en una cuenta bancaria, lo cual no es menor. También es un depósito seguro para tu dinero que, a la vez, funciona como un soporte para realizar operaciones cotidianas o acceder a productos financieros como tarjetas, créditos o préstamos personales.

Además, casi todos los bancos tienen aplicaciones para el celular que te dan la oportunidad de gestionar de manera online y rápido tu dinero, hacer pagos de servicios, transferencias y compras online. ¡Puedes sacarle mucho provecho!

¿Para qué sirven las tarjetas de crédito y cómo funcionan?

Las tarjetas de crédito son instrumentos de financiación muy útiles que te pueden ayudar a cumplir tus metas en la medida en que sean utilizadas de manera correcta. La entidad bancaria le otorga una tarjeta al cliente, y el cliente utiliza esa tarjeta para comprar productos o contratar servicios. El pago no lo realiza el cliente en el momento de la compra, sino que el banco se hace cargo de eso. Luego, la persona debe devolver el monto gastado al banco. 

Al fin y al cabo, es como un crédito que otorga el banco al cliente pero sin depositarlo en la cuenta. El crédito comienza a estar activo una vez que el cliente compra algún producto. El beneficio más evidente de las tarjetas de crédito es precisamente la posibilidad de acceder a un dinero del que realmente no se dispone sin tener que solicitar un préstamo y en tiempo real: al instante.

A diferencia de la tarjeta de débito, con las tarjetas de crédito se puede conseguir más capital del que realmente se dispone. Con las de débito sólo se puede disponer del dinero que hay en la cuenta. 

¿Cuáles son las tarjetas de crédito más comunes en México?

Como en todos los países, todos los bancos ofrecen tarjetas de débito y de crédito. Y cada banco puede ofrecerte tarjetas de distintas entidades. Lo que sugerimos es que contactes a tu banco para ver qué posibilidades ofrecen. Si nada se ajusta a tu perfil, puedes intentar con otro banco. Hay tantas tarjetas, bancos y planes como personas en el país. 

¡Existen distintos tipos de tarjetas de crédito!

La variedad es una característica del sistema financiero de hoy en día. Los bancos intentan adaptarse a todas las realidad y así poder diversificar y ampliar su cartera de clientes. Así que de seguro deberías poder encontrar una tarjeta para ti. 

Según los ingresos, el poder adquisitivo y la antigüedad de la persona en la entidad bancaria, es el tipo de tarjeta al que puede acceder. Algunos ejemplos son: 

  • Tarjeta de crédito clásica: El 100% del crédito se cobra a mes vencido, es decir, todo el dinero prestado se devuelve pasado un mes (a veces dos) desde el momento de la compra. El capital ‘prestado’ durante ese periodo no se ofrece sin intereses siempre que sea capaz de pagar una vez termina ese periodo de gracia. Si no se paga el saldo que corresponde, luego deberá abonarse con intereses. 
  • Tarjetas oro y platino: funcionan exactamente igual que las tarjetas de crédito convencionales, sólo que en este caso la línea de crédito es mucho mayor y suelen tener aparejados una serie de servicios adicionales. 
  • Tarjetas de puntos: se trata de tarjetas de crédito que ofrecen ventajas adicionales como programas de puntos para obtener viajes gratis, ahorrar en gasolina, descuentos en tiendas y demás…

¿Cómo hago para solicitar una tarjeta de crédito?

Es muy simple, debes ponerte en contacto con tu banco y manifestar tu interés de tener una tarjeta de crédito. Ellos revisarán tu historial crediticio y luego te ofrecerán un producto que se ajuste a ti. En esta nota te explicamos más detalladamente qué es el historial crediticio y como mantener tus finanzas personales en orden para obtener un buen puntaje. 

Si por alguna razón no puedes acceder a una tarjeta de crédito, puede solicitar un préstamo personal para adquirir nuevos bienes o servicios, hacer una refacción en el hogar o salir de vacaciones. Es muy simple y hay aplicaciones, como Alprestamo, un marketplace de servicios financieros, que facilitan el trámite. ¡No te quedes sin el producto financiero que lo ayude a concretar sus metas!

En fin, las posibilidades son muchas y cada vez hay más oferta de productos financieros. Es cuestión de investigar el mercado y buscar lo que mejor se adapte a tus circunstancias. ¡Ve por ello!

últimas noticias
noticias relacionadas