Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

¿Cuáles son los beneficios de trabajar en blanco?

En esta nota de Alprestamo te contamos las ventajas del trabajo formal frente al trabajo informal.

Mucho se escucha hablar y se lee en los diarios sobre el trabajo formal y el informal, o también sobre trabajar en blanco o trabajar en negro. Pero, ¿qué significa específicamente cada uno de estos conceptos? 

Tener un empleo formal o trabajar en blanco significa que la actividad laboral cumple con toda la normativa vigente que lo regula, que se abonan los impuestos correspondientes y que se cuenta con los derechos del trabajador. Básicamente, significa que el trabajador (y su empleador) cumplen con todos los deberes y obligaciones y gozan de los derechos que corresponden. En muchos casos, la gente opta por trabajar en negro para evitar pagar los impuestos o hacer trámites burocráticos. El problema, es que al renunciar a un trabajo en blanco, también se renuncia a muchos derechos y garantías que un trabajo en negro, claramente, no tiene. 

Ventajas de estar en blanco

Estar en blanco significa tener las reglas claras, tanto para el empleador como para el empleado. Es cierto que eso implica pagar impuestos, por ende, cobrar menos sueldo que si el trabajo fuera en negro. Pero, a largo plazo, gozar de ciertos derechos se vuelve fundamental. Algunos de las ventajas que tienen los trabajadores formales son las siguientes:

  • La remuneración no puede ser inferior al Salario Mínimo Vital y Móvil establecido por el gobierno, que puede ser incrementado a través de convenios empresariales o de manera individual. Además, los empleados en blanco cuentan con 13 sueldos al año, uno por mes y el treceavo que se paga en dos cuotas, una en junio y otra en diciembre, el famoso aguinaldo.
  • Los trabajadores tienen derecho a descanso de vacaciones a partir de los 6 meses trabajados. Para quienes trabajan en esa empresa desde hace menos de 5 años, serán 14 días corridos. Luego, a medida que el empleado tiene más antigüedad, la cantidad de días de vacaciones aumentan. 
  • También existen las licencias. Estas pueden ser por distintas causas, por ejemplo, licencia por maternidad o por paternidad, licencia por matrimonio, licencia por la muerte de un familiar cercano, o licencia por mudanza. Muchas de ellas no son tan conocidas, por eso es importante informarse para saber que, por ejemplo, si te casas gozas de 10 días de licencia, o si te mudas, 2 días de licencia por mudanza. 
  • Si sos un empleado en relación de dependencia, debes haber notado en tu recibo de sueldo que te descuentan algunos cargos. Un concepto que se descuenta del salario de los trabajadores es el aporte para la jubilación. 
  • Otro tema clave a tener en cuenta es que si el trabajador es despedido sin causa justa, tiene derecho a recibir una indemnización, es decir, un sueldo por cada año trabajado. 
  • Además, los trabajos en blanco tienen el deber de proveer a sus empleados de una cobertura de salud, que les da la garantía de cubrir cualquier clase de gastos que le suponga un accidente laboral por ejemplo.

La situación en Argentina

Hoy en día, en nuestro país hay un 7% de desempleo según el INDEC, el nivel más bajo desde 2016. A causa de la pandemia, durante el segundo trimestre de 2020, está cifra llegó al 13,1%. Se puede concluir que hubo una recuperación desde ese entonces, el problema es que el incremento de empleos se dio más que nada en la informalidad y no en la creación de puestos formales. Es difcíl estimar el numero exacto de trabajadores en negro, justamente, porque no hay un registro oficial de esos empleos, pero se calcula que el 35% de los trabajadores en la Argentina son informales. Esto significa que el 35% de los trabajadores, no gozan de los derechos que mencionamos anteriormente. 

¿Por qué hay tanta informalidad? 

Una de las principales causas de la elevada proporción de trabajadores en negro es la carga impositiva que existe por cada trabajador, para él y para el empleador. En muchísimos casos, incluso el trabajador prefiere no estar en blanco, ya que eso implica recibir una remuneración más baja que si no lo estuviera. Esto también conviene al empleador, que se ahorra de abonar ciertas cargas sociales. 

Además, la proporción de informalidad varía según el rubro. A mayor capacitación requerida en el trabajo, mayor nivel de formalidad existe. En los trabajos menos calificados, hay más cantidad de trabajadores en negro. Esto se da, en parte, porque en esos trabajos los salarios son menores, entonces cada peso tiene un impacto mayor en cuestiones básicas en el bolsillo del trabajador, y porque las personas con menos instrucción tienen menos conocimiento de sus derechos. Por último, se debe mencionar la cuestión de las “changas”. Son trabajos esporádicos (incluso también trabajos digitales) que las personas van consiguiendo para aumentar un poco su ingreso. Al ser espontáneos y muchas veces, por un proyecto en específico, no hay contrato laboral de por medio. 

En fin, es importante conocer los derechos a los que uno puede acceder siendo un trabajador formal, y ser consciente de la importancia de estos, sobre todo a la hora de un accidente o de un despido. 

últimas noticias
noticias relacionadas