Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

¿Cuáles son los errores financieros más comunes que comete la clase media?

Reconociendo los errores que se suelen cometer en finanzas personales, se puede trabajar para mejorarlo y poder evitarlos en un futuro. Conocé cuáles son y qué hacer para evitarlos.

Saber manejar las finanzas personales no siempre es una tarea fácil y es algo que atraviesa a todos los sectores de la sociedad. Con pequeñas acciones, desde cualquier lugar, se pueden lograr cambios diferenciales.

Particularmente, la clase media suele tener problemas a la hora administrar sus finanzas personales, por lo que el crecimiento económico cuesta más y lleva más tiempo.

Un conjunto muy diverso de personas forma parte de la clase media argentina, que se enfrenta a desafíos únicos. A medida que pasan los años y las crisis, este sector lucha por mantener un lugar y un status que a veces el contexto hace que se torne más difícil.

Los salarios se han estancado para casi todo el mundo y el aumento de los costos ajustados a la inflación de lo esencial, como la vivienda y la atención de la salud, han atentado contra el presupuesto familiar promedio.

El ahorro resulta una tarea compleja y muchas veces las circunstancias hacen que de un momento a otro, la economía familiar se derrumbe por malas decisiones.

A continuación, algunos errores en torno al manejo del dinero que la clase media necesita dejar de hacer para cambiar las cosas:

1. No contar con un fondo de emergencia

Un fondo de emergencia se trata de un monto específico de dinero que se reserva exclusivamente para hacer uso de él en caso de una emergencia o para afrontar un gasto inesperado que no podemos abordar de otra manera. Es decir, es un ahorro que a diferencia del ahorro tradicional, no va a tener un fin concreto, sino que lo vamos a utilizar en caso de tener una emergencia real. 

En muchos casos se da, que muchas familias presentan dificultades para cubrir una emergencia. La falta y escasez de ahorro es un problema, ya que cuando llegan los imprevistos, muchos terminan endeudándose, creando un mal hábito para la salud financiera. Cuando uno no tiene cómo cubrir emergencias las finanzas suelen quedar fuera de control o en deudas.

2. Acumulación de deuda

La organización y planificación es fundamental para tener una finanzas responsables. Por eso, al utilizar tarjetas de crédito por ejemplo, es necesario tener en cuenta las fechas de vencimiento para no pagar intereses y en este sentido, no generar deuda que luego no podré pagar. Y sobre todo, no gastar más de lo que podemos.

En relación con este punto, está la creación y mantenimiento de un fondo de emergencia, para cuando surjan imprevistos no tener que endeudarse con bancos o conocidos, sino cubrir estas con el ahorro construido y de esta forma, tomar el control de sus finanzas.

3. Tomar decisiones financieras basándose solo en las emociones

Tomar decisiones según las emociones en vez de tener en cuenta un punto de vista práctico y racional, suele traer problemas tanto en el corto como a largo plazo. Cuando estamos por consumir un producto o servicio, hay que pensar sensatamente antes de hacerlo y analizar si realmente es necesario hacer ese consumo, porque sino puede ser perjudicial en un futuro. Si reconocemos que la toma de decisiones a partir de las emociones puede no ser la manera más inteligente de actuar, podremos controlarlo mejor, dominarlo y convertirlo en la mejor forma de evitar los errores económicos.

Evitando estos errores comunes se podrá fortalecer la economía y finanzas personales y hacer un mejor uso del dinero. Esto se trata de un trabajo constante, pero con voluntad y perseverancia se puede llegar a grandes resultados.

últimas noticias
noticias relacionadas