Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

Errores comunes a la hora de emprender: ¿Cómo evitarlos?

Hay muchos errores comunes a la hora de emprender que pueden evitarse con mayor planificación y capacitación. En está nota te contamos cuáles son y cómo no caer en ellos.

Lo más importante es que de los errores se aprende, por ende, cualquier cosa que nos salga mal en la vida y en los negocios servirá de aprendizaje para el futuro. De todas maneras, tratar de evitar los errores, informarse e instruirse lo mejor que se pueda, nos hará evitar dolores de cabeza o preocupaciones. 

Errores comunes a la hora de emprender

Hay ciertos errores comunes que muchos emprendedores cometen. Quizás saber la posibilidad de caer en ellos puede ayudarte a evitarlos. Algunos son los siguientes:

  1. No analizar el mercado previamente: a la hora de comenzar con un negocio, es fundamental conocer las características del mercado donde se quiere colocar el producto, los competidores y los potenciales clientes. Un buen análisis de mercado, te ayudará a encontrar la mejor oportunidad para tu producto.
  2. Falta de planificación: muchas veces, el entusiasmo del principio o una buena época de ventas, puede hacernos creer que podemos ir viendo qué es lo mejor sobre la marcha. Pero la realidad es que sin una planificación de tiempo y financiera objetiva, será muy difícil definir metas y orientarse a cumplirlas. 
  3. No elegir buenos colaboradores: cuando hablamos de colaboradores nos referimos a socios y a proveedores. Tal como el estudio de mercado que mencionamos anteriormente, debes hacer un estudio de mercado de proveedores. Si los proveedores te fallan, es probable que se originen problemas indeseados que retrasan tu negocio. Y en la elección del socio también hay una clave del negocio. Es una variable complicada, pero todos entendemos a lo que nos referimos cuando decimos que no todos los amigos o familiares serían buenos compañeros de trabajo.
  4. No tener una rutina de trabajo organizada: ser tu propio jefe no es para nada fácil. No hay presiones externas. El único motor sos vos, tus ganas de progresar y las ganas de ganar el dinero esperado. Para lograr tus objetivos, la organización es clave. No tener una rutina de trabajo clara y con objetivos, puede perjudicar tu desempeño a corto y largo plazo.
  5. No analizar los resultados: un buen análisis de los resultados de tus productos, ventas y estrategias, te permitirá detectar mejores oportunidades de crecimiento.
  6. Gestionar tus emociones: te sonará raro leer la palabra emociones en un artículo relacionado a los negocios. Pero es central tener un buen manejo de las emociones y ser tolerante a las frustraciones. La disciplina y el criterio también son habilidades blandas muy importantes a la hora de emprender. 
  7. No mantenerse actualizado de los avances tecnológicos: hoy en día, la tecnología avanza, en muchos casos, más rápido de lo que nuestro cerebro puede procesarlo. Si no te interesa la tecnología, es probable que te dé un poco de pereza tener que mantenerte actualizado de los avances tecnológicos y los cambios en redes sociales. Pero la realidad es que cada vez hay más ventas digitales y si no colocas tus productos en ese medio, es probable que tus ventas tiendan a disminuir. Además, es importante que diversifiques tu presencia en redes sociales, ya que hoy puede estar de moda una red social, pero mañana será otra y es clave tener un perfil consolidado y construido con tiempo en la mayor cantidad de redes sociales posibles.

Tips y soluciones para no caer en estos errores y emprender correctamente

Si estás comenzando a emprender o tenés ganas de hacerlo, no te atormentes, hay muchas maneras de evitar caer en errores comunes. Y si te sucede alguno de ellos, no te preocupes porque será una gran experiencia de aprendizaje. A veces, las cosas hay que vivirlas en carne propia. 

En primer lugar, es importante que evalúes tus capacidades y habilidades. Conocerte a vos mismo te dará un pantallazo de las fortalezas y debilidades que puede tener tu emprendimiento. Y que trabajes luego, en tus aspectos con oportunidad de mejora. Por ejemplo, si no sos una persona muy organizada, hay muchos cursos y talleres para mejorar la organización personal que pueden ayudarte. O si no sos muy bueno con los números, un curso de contaduría puede servirte. 

También es importante que te mantengas actualizado con las tendencias de tu rubro. Por más de que vos ya tengas tu idea de producto definida, siempre pueden haber tendencias en otros países que te pueden dar una nueva idea para desarrollar un producto en tu lugar. 

Podes tomar capacitaciones en temas de difusión y publicidad, sobre todo de ecommerce, un nicho que hoy en día, funciona como principal canal de ventas para muchos emprendedores o empresas. 

Mencionamos que uno de los errores más comunes era no tener una organización de tiempo y financiera y no medir resultados. Para este error, la solución es simple: ¡hacerlo! Organizarte te va a ayudar a ponerte objetivos. Para medir los resultados, lo que debes hacer es comparar los objetivos propuestos con lo que realmente sucedió después. Sin evaluación, no hay oportunidad de mejora.

Por último, también te recomendamos que formes parte de alguna red de emprendedores donde puedas intercambiar experiencias con otros colegas y aprender de sus vivencias y de sus negocios. Transitar el camino acompañado siempre es positivo.

En fin, emprender no es fácil y los errores siempre sirven de aprendizaje. Pero hay muchos tips que podés tener en cuenta para que tu emprendimiento no sea una frustración constante. 

últimas noticias
noticias relacionadas