Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

¿Es conveniente tomar un préstamo previo a un default?

Antes de comenzar a hablar sobre si es conveniente tomar un préstamo previo a un default, creemos que es necesario entender con claridad qué es un default y si esta situación a nivel nacional afectaría de forma inmediata a nuestra economía personal.

Entonces, comencemos por lo primero:

¿A qué nos referimos cuando hablamos de default?

El término default alude a hacer algo “por defecto” o de una manera predeterminada. Sin embargo, también se utiliza dicha terminología para referirse a un contexto financiero en donde un país, entidad o persona no puede saldar a tiempo las cuotas e intereses de una deuda.

Por ende, un default ocurre cuando la fecha de vencimiento de una deuda llega a su límite y quién es responsable de pagarla no tiene con qué hacerlo o se rehúsa a efectuar la operación. Una vez decretada esta situación como un hecho, se dice que el responsable entra en la cesación de pagos o default.

Ahora sí, ¿Es conveniente tomar un préstamo previo a un default?

En primer lugar, antes de tomar esta decisión, recomendamos que analices tu situación en su totalidad, para poder ver con claridad cuál es tu mejor opción. Por ejemplo, ¿Tienes un trabajo estable en relación de dependencia o necesitas encontrar una entidad que te permita solicitar un préstamo sin recibo de sueldo? En ese caso, no dudes en consultar a nuestro equipo de alprestamo.com ¡Estamos para ayudarte!

Muchos son los que se ven inmersos en un default financiero personal independientemente de la situación económica del país. Pero, sin dudas, al verse afectadas diversas variables como el consumo, el trabajo, la inflación y las tasas de interés, el final puede ser lamentablemente predecible.

Así que, una vez que la decisión esté tomada, asegúrate de hacerlo de forma segura y con una compañía con la que te sientas cuidado y resguardado (sobre todo en donde la “letra chica” resulte “visible”).

Luego, evalúa el objetivo del préstamo. Como por ejemplo:

  • Cancelar una deuda.
  • Hacerte responsable de un gasto necesario: compra de medicamentos o gastos de salud, arreglar tu vehículo.
  • Asumir un gasto de un bien de lujo imprescindible: ampliar la casa o remodelarla, cambiar tu móvil.
  • Aumentar tu calidad de vida.

Si una vez analizadas las variables, la decisión de tomar un préstamo sigue “en marcha”, el tercer paso es simplemente avanzar.

Hacer proyecciones de hasta dónde llegará a deteriorarse la economía es complejo. Esto se debe a la falta de antecedentes de una situación, como la que delimitó la cuarentena por la pandemia del COVID-19 y las medidas que se tomaron en consecuencia.

De todos modos, los expertos y las entidades crediticias también admiten que dicho escenario los llevó a flexibilizar las pautas de cobranza, tomar medidas que amplían los plazos y hasta brindar la opción de conceder segundas oportunidades para quienes el default nacional hizo caer en un default personal.

En conclusión, no existen malos o buenos momentos de forma clara para realizar una operación así. Por eso, siempre tienes que analizar tu situación y el contexto. Recuerda que en alprestamo.com estaremos felices de asesorarte.

últimas noticias
noticias relacionadas