Finanzas personales: ¿Es buena idea transferir deudas?

¿Qué ventajas se pueden obtener al pagar una deuda? ¿Qué es la transferencia y qué beneficios puede tener? En el siguiente artículo de Alprestamo te contamos las ventajas de esta estrategia para que tus finanzas personales no se desequilibren.

En diversas ocasiones puede suceder que por algún desfase en nuestras finanzas personales estas se vean afectadas, es por eso que es importante considerar distintas opciones para poder salir adelante.

Las tarjetas normalmente son uno de los productos financieros más utilizados ya que nos permiten financiar nuestros consumos y nos dan más tiempo para pagarlos. El problema se genera cuando en vez de considerarlas un medio de pago con ciertos beneficios pero también con puntos negativos, se las empieza a usar como una extensión del sueldo, es decir con dinero que contamos cuando en realidad no.

En este sentido, las tasas de interés que presentan las tarjetas de crédito, pueden llevar a ser tan elevadas, que las deudas resultan incontrolables.

Según las cifras del Banco de México (Banxico), alrededor de 20 millones de personas pagan tasas de casi el 70 por ciento por deudas en tarjetas de crédito y préstamos personales bancarios.

Es por eso que resulta lógico e importante buscar estrategias que permitan pagar menos intereses y así salir beneficiados de alguna manera. Una de ellas es la transferencia de deudas.

¿Qué significa transferir deudas?

La transferencia de deudas consiste en liquidar uno o más adeudos de tarjetas, por ejemplo, con un préstamo personal cuya tasa de interés puede que sea mucho menor que las de los plásticos.

En términos prácticos, puede ser una buena estrategia ya que una persona podría dejar en ceros una o más tarjetas que le cobran tasas del 50 por ciento con un crédito cuya tasa sea del 20 por ciento, es decir, 30 puntos porcentuales menos.

En este sentido, podemos encontrar distintas ventajas de transferir deudas, una de ellas es el ahorro en intereses, el cual puede llegar a ser de más del 50 por ciento. Otra, es que facilita la gestión de las deudas, ya que las personas ahora sólo tendrían una fecha de pago, en lugar de dos o más.

Otro punto a favor de la transferencia de deudas es que, a diferencia de otras estrategias, no afecta el historial ni el score crediticio de las personas.

Elegir la estrategia en base a la situación personal

A pesar de sus ventajas, transferir deudas puede no ser una buena opción cuando el interesado tiene pensado seguir endeudándose con sus tarjetas de crédito, pues en ese caso ahora tendrá más adeudos que los que tenía originalmente. Es por eso que es sumamente importante considerar la situación personal y la planificación futura para saber si es bueno o no tomar esta estrategia.

¿Cuánto se puede ahorrar a partir de la transferencia de deuda?

A partir de una simulación realizada con una calculadora de una empresa que brinda préstamos, por una deuda de 100 mil pesos con una tarjeta oro, al banco terminarías pagándole casi 120 mil pesos tan solo de intereses. Es decir, un monto aún mayor que el de la deuda.

En cambio, realizando una transferencia de deuda, la misma no llegaría ni a un cuarto de lo que se pagaría de intereses al banco, es decir que representaría un ahorro enorme.

Siempre existe un Plan B, aunque sea en situaciones difíciles. Muchas personas utilizan esta estrategia para pagar menos intereses, y a pesar de estar endeudados, pueden sacar el lado beneficioso de la situación, siempre y cuando sea un plan lógico y no se sigan endeudando con la tarjeta.

Los préstamos personales tienen diversos destinos, y hasta de un “endeudamiento” se puede sacar provecho si se usa correctamente.

últimas noticias
noticias relacionadas