Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

Fondo de emergencia: ¿Qué es y por qué es tan importante?

En esta nota de Alprestamo te contamos qué es un Fondo de emergencia, por qué es importante y cómo funciona.

Una emergencia puede suceder en cualquier momento y nadie está exento. Es por eso que contar con un fondo de emergencia nos permitirá gozar de finanzas personales saludables. Como su nombre lo indica, se refiere a una reserva contemplada para atender gastos no planeados, fuera de nuestros gastos fijos o cualquier urgencia a futuro. El monto que decidas guardar para tu fondo de emergencia dependerá de tu situación económica, pero contar con este fondo te ayudará a evitar futuras deudas. En general, ante una emergencia, muchos suelen usar su tarjeta de crédito o solicitar préstamos o créditos. Por lo tanto, contar con este fondo de ante mano e incluido en tu presupuesto te ayuda a mantener tus finanzas ordenadas. 

¿Cómo se genera?

Existen diferentes estrategias para crear un fondo de emergencia. En principio, el objetivo es generar el hábito de separar un monto de nuestros ingresos que sea destinado a la construcción de este fondo. Para esto, quizás la forma más fácil es establecer una meta e intentar separar todos los meses el mismo monto, pensándolo como un gasto más que necesitamos cubrir. 

De contar con un ingreso fijo, es recomendable separar el monto elegido para el ahorro ni bien se cobra el sueldo. De este modo, se irá convirtiendo en un gasto fijo y al igual que separamos la plata que requerimos para abonar la luz, el teléfono u otros servicios, separaremos también el monto para nuestro fondo de emergencia. Si optamos por guardar lo que sobra a fin de mes corremos el riesgo de que no exista o que vaya fluctuando sin saber cuándo lograremos llegar al objetivo establecido. En cambio, separar un monto específico cuando recibimos nuestra paga hará que las contribuciones sean consistentes. Funciona como un buen método no solo para lograr el fondo de emergencia, sino también para ahorrar. Es por esto que una vez alcanzada nuestra meta podemos continuar utilizando este mecanismo para generar ahorros dado que con el correr de los meses al restarlo al inicio de mes nos acostumbraremos a no contar con ese dinero para gastos. 

El monto que cada uno pueda separar dependerá de muchas condiciones. Algunos recomiendan destinar el 10% de tus ingresos, mientras que otros sugieren calcularlo a partir de tus gastos. 

En principio, es necesario contar con tus finanzas ordenadas para poder generar un fondo de emergencia. Para esto, es necesario que sepas cuánto dinero necesitas por mes para cubrir tus gastos totales. Además de tener en claro tus ingresos, es necesario que detalles tus gastos. No solo los fijos, sino también los variables es decir que tu lista debe incluir el pago de alquiler, servicios supermercado, prepaga, tarjetas de crédito. Una vez que tengamos detallados nuestros gastos e ingresos, será posible armar un presupuesto. 

Partiendo de este punto están quienes recomiendan que el ahorro implique un 10% de nuestros ingresos mientras que otros, como el magíster en Finanzas y CFA Charterholder Jonatan Kon Oppel, recomiendan destinar el equivalente a 3 meses de los gastos totales de tu presupuesto para generar el fondo de emergencia. Por lo tanto, supongamos que tus gastos totales alcanzan los $100.000 el valor de tu fondo de emergencia debería ser como mínimo $300.000 o incluso $600.000 si deseas estar más tranquilo. De ese modo, ante una emergencia, que incluso puede ser quedarse sin trabajo, podrías cubrir tus gastos durante 3 o 6 meses. 

Es importante, además, resguardar el fondo de emergencia en una moneda “dura” para evitar que, en un país como la Argentina, el fondo de emergencia pierda valor por la inflación y de este modo sentido, ya que, de mantenerlo en pesos, cuando necesitemos utilizarlo no logrará cubrir los gastos necesarios. Kon Oppel recomienda, también, revisar al menos una vez al año el monto acumulado para controlar que efectivamente sea el adecuado, ya que los gastos fijos pueden variar constantemente. 

Es recomendable definir qué significa una emergencia o un gasto inesperado para que el fondo cumpla su fin y sea utilizado en estos casos y no ante cualquier gasto inesperado. No es lo mismo utilizarlo para hacer un regalo que necesitarlo a la hora de una emergencia médica. Lo grave no es gastarlo, sino utilizarlo en otros fines y que de esta forma deje de tener sentido. Una vez utilizado, lo ideal es volver a generarlo.

últimas noticias
noticias relacionadas