Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

Fraudes digitales: ¿Qué es el phishing y cómo evitarlo?

Te contamos cuáles son los fraudes digitales más comunes y cómo evitarlos. Aprende qué es el phishing, ¡y mucho más!

Hay conceptos que hoy no pueden escaparse de nuestro conocimiento, y “empresa fintech” es uno de ellos. La palabra fintech proviene de dos palabras inglesas: finance (finanzas) y technology (tecnología). La traducción sería algo así como tecnología financiera. Son servicios financieros cuya prestación está enteramente relacionada a las innovaciones tecnológicas y dependen de ese factor para que funcionen.

El auge de las fintech permitió que mucha gente pueda acceder a una cuenta bancaria cumpliendo pocos requisitos, que los pagos de servicios sean más rápidos y que podamos sacar un préstamo cualquier día de la semana en cuestión de segundos, entre otras tantas cosas.

Las fintech tienen mecanismos de seguridad muy avanzados. Este es el caso de Alpréstamo. La tecnología que utilizan es de vanguardia y además, si sos usuario te habrás dado cuenta, constantemente toman medidas y alertan a los usuarios para que estén atentos frente a este tipo de amenazas. 

Toda está inmediatez y tecnología generan dudas en usuarios que desconfían de las finanzas online, de las aplicaciones y de manejar todas las cuentas desde el celular. Es comprensible, porque a veces el cambio cuesta, pero a la vez hecha la ley, hecha la trampa: siempre se buscan nuevas maneras de robar. Así como cuando surgieron los bancos tradicionales, la gente desconfiaba de que le roben, las cosas se fueron dando y todos terminamos poniendo nuestra pata en una caja de ahorro o en una cuenta corriente. La clave para no desconfiar es informarse y entender. 

¿Qué son los fraudes en el sistema financiero? ¿Dónde denunciarlo? 

El fraude financiero es cuando te privan de tu dinero o capital mediante prácticas engañosas, confusas o ilegales. Sería el famoso “cuento del tío” aplicado a temas financieros. 

Si te sucede algo así, ¡denuncialo! Podés comunicarte con la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI) al 5071-0040 / 0041 o mandando un mail a denunciasufeci@mpf.gov.ar

¿Cuáles son los fraudes financieros más comunes?

Las formas más comunes de fraude financiero son el robo de claves de acceso al homebanking o datos de tarjetas de crédito. El robo de contraseñas también se aplica para tomar préstamos personales a nombre de otra persona. Otra manera es que te contacte un perfil falso por mail o alguna red social, haciéndose pasar por el banco y te pida ciertos datos para acceder a tu cuenta .

¿Qué es el phishing?

El phishing  (o robo de datos) es un ataque informático que usa medios digitales, como el correo electrónico, para engañar, robar datos y estafar a las personas.  

Los delincuentes que implementan el ”phishing” se hacen pasar por empresas, entidades públicas o bancos reales y con alguna excusa solicitan los datos personales, contraseñas bancarias, o claves.

A través de técnicas de manipulación emocional genera confianza en las personas para poder robar su información y dinero.

¿Qué tipos de phishing existen y en qué consiste cada uno?

Hay distintas formas de phishing. Te contamos algunas para que puedas estar más atento

  • Envío de SMS (mensajes cortos al móvil): recibimos un mensaje donde se nos solicitan datos personales, por ejemplo solicitar los datos de la tarjeta de crédito, para desbloquearla, por supuestos motivos de seguridad.
  • Llamada telefónica: Está modalidad es muy común en adultos mayores. Llaman haciéndose pasar por el banco y solicitan datos personales y contraseñas. Incluso a veces llaman ofreciendo un producto de venta telefónica para el cual solicitan todos los datos de la tarjeta de crédito. 
  • Email que simula ser oficial o páginas web falsas: Una de las formas más comunes Sitios web que imitan cualquier tienda online, o incluso sitios que imitan portales del gobierno para hacer trámites.

¿Cuáles son sus consecuencias? 

Las consecuencias pueden ser graves y siempre serán negativas. Primero, que te roben plata. Y luego, que no puedas acceder a tus cuentas bancarias, que tengas que bloquear las tarjetas para que dejen de robar, e incluso, que tengas generada una deuda impagable por estragos que hayan hecho los ciberdelincuentes. 

¿Cómo reconocer un intento de phising? 

Para no caer en la trampa, deberías prestarle atención a las siguientes características del phishing: 

  • Suele ser un contacto inesperado. 
  • Cuando alguien está intentando realizar un ataque de phishing, la posible víctima notará que el tono del mensaje es urgente, ofreciendo descuentos con tiempo limitado o pidiendo respuestas inmediatas para evitar bloqueos o cierres de cuentas bancarias, por ejemplo.
  • También pueden llegar mails o mensajes de perfiles totalmente desconocidos. 
  • Muchas veces, los correos de phishing contienen links a otras páginas web o incluso, son enviados con archivos adjuntos para su descarga. ¡Ojo con esto! También podría incluir un virus para tu computadora. 
  • Tenes que tener en cuenta que en las redes sociales, los perfiles legítimos tienen una tilde azul de autenticidad.Los perfiles falsos generalmente solo tienen publicaciones muy recientes y poca cantidad de seguidores. 

¿Qué hacer si ya entregaste tus datos bancarios? 

Si diste tus datos bancarios y sospechas que podés haber sido víctima de un fraude, llama al banco de inmediato para bloquear tus tarjetas. Si tenes cuenta en una fintech, en general desde la aplicación podes pausar la tarjeta o bloquearla para que no puedan realizarse compras.  

En segundo lugar, cambiá todas las contraseñas asociadas a esa cuenta bancaria (y las de la cuenta bancaria, por supuesto). Lo importante es que des rápido aviso al banco para que, en caso de que aparezca un gasto que no hiciste, sea fácil desconocerlo.

¿Cómo evitar el phishing?

Hay varios consejos que podemos darte para prevenir estafas digitales y otras situaciones de este tipo. 

  • No abras correos electrónicos de remitentes desconocidos. Puedes evitar que lleguen directamente a tu bandeja de entrada marcándolos como spam.
  • No abras archivos adjuntos de remitentes desconocidos. 
  • Nunca des tus datos personales o contraseñas por teléfono ni el código de seguridad de la tarjeta de crédito. 
  • Ante la más mínima sospecha,  contáctate directamente con  la persona o empresa que te está pidiendo información. De esta forma, podrás comprobar su autenticidad y denunciar un intento de phishing.
  • Evita caer en amenazas. En ocasiones, los cibercriminales intentan amedrentar a sus víctimas al solicitar información de usuarios y claves. No las entregues nunca.
  • Activá la autenticidad de dos factores en cuentas de redes sociales y WhatsApp o las plataformas digitales que utilices. Esta herramienta es una capa adicional de seguridad que ayuda a verificar que solo la persona usuaria de la cuenta pueda acceder a sus redes sociales y plataformas digitales. Se activa ingresando al menú de ajustes o configuración de la cuenta que se quiere proteger, opción “Autenticación en dos pasos”.

En fin, como dijimos antes, hecha la ley, hecha la trampa. Cambia la tecnología, cambian las costumbres y, claro, cambian las formas de robar, ¡pero tenemos el poder de evitarlo!

Como en todo, hay que poner mucha atención y cuidar nuestros datos bancarios y/o los de las billeteras virtuales, tarjetas y apps financieras que utilizamos para evitar robos o estafas. Y claro, apostar siempre por contratar los productos y servicios financieros de empresas que garanticen su compromiso con la seguridad y protección de los datos de sus clientes.

últimas noticias
noticias relacionadas