Glosario emprendedor: de startups a gacelas y unicornios

La revolución tecnológica implica un cambio de paradigma en el mundo empresarial y esto hace que surjan nuevos conceptos como start up, unicornio y gacela, qué es necesario entender para comprender el emprendedurismo innovador.

Latinoamérica es una cuna de innumerables proyectos de innovación, emprendimientos que se convierten en exitosas empresas, empresas unicornios, startups y proyectos vinculados a la tecnología. ¿Por qué? Por el potencial y el espíritu innovador de su gente. En todo este nuevo mundo en auge de las empresas y emprendimientos tecnológicos hay un montón de conceptos que surgieron recientemente que seguramente resuenen en su cabeza, pero no sepa exactamente qué son. En la siguiente nota, le contamos de qué se trata todo esto.

¿Qué es una startup?

Lo primero que hay que entender es qué es una “startup”, que es una empresa emergente que en la mayoría de los casos tiene un alto componente tecnológico y eso le da grandes posibilidades de crecimiento. La clave del éxito para las startup es la innovación tecnológica. Hablamos de innovación tecnológica porque la tecnología debe atravesar a todo el modelo de negocio, y no ser simplemente un componente accesorio. 

Muchas empresas exitosas que hoy conocemos empezaron como startups. Podemos preguntarnos cuando una startup deja de serlo, y hay distintos criterios para definir esto. Puede ser cuando la empresa sale a cotizar en bolsa, cuando sus ingresos son iguales que los gastos, cuando la jornada de los trabajadores pueden ausentarse en su puesto y la empresa sigue funcionando con normalidad, o cuando sirve de inspiración a otras empresas y empieza a tener competidores reales. 

Animales vs. empresas 

Sorprendentemente, hace tiempo que se usan nombres de animales para describir y caracterizar tipos de empresas. Hace más de cuatro décadas se usa el término de “elefantes” a empresas que se mueven lento y tienen sus costumbres bien arraigadas. 

Otros animales que se escuchan en el mundo emprendedor son las empresas cebra. Estas ya son rentables y están trabajando para la sociedad; son sostenibles, eficientes en capital y poseen una buena resistencia. Traen un nuevo modelo con negocios rentables e intentan contribuir al cambio social, es decir, su propósito es ser rentable pero, al mismo tiempo, quieren contribuir a la mejora de la sociedad.

También se habla de empresas camello cuando se hace referencia a empresas que hacen frente a la adversidad porque anteponen su supervivencia y rentabilidad a cualquier otra consideración. 

Unicornios y gacelas

Los conceptos (o animales) que más se asocian a lo tecnológico son gacelas y unicornios. Las famosas unicornio son compañías que logran generar un valor de 1.000 millones de dólares durante su primer año de lanzamiento al mercado, aún sin haber ingresado a la bolsa de valores, y sin contar con el financiamiento de inversionistas u otras empresas más grandes. 

Las empresas gacelas, en cambio, se caracterizan por ser emprendimientos de crecimiento rápido y sostenido. Se les llama gacela porque la gacela es un animal ágil y rápido. En el mundo de las start up, las compañías de este tipo se posicionan como un modelo más “real” y alcanzable que el tan deseado unicornio. La realidad es que unicornios hay menos, y ser gacela no es imposible. 

Un ejemplo: el sector fintech

Tanto la mayoría de las empresas unicornios como de las empresas gacela, son empresas tecnológicas. Pero cuando hablamos de empresas tecnológicas no nos referimos únicamente a empresas que, por ejemplo, creen un software, hagan una computadora o emitan señal de wifi; sino a empresas que en su modelo de negocio incorporen la tecnología de manera transversal, como sucede en el sector fintech o en el insurtech

Son dos sectores que llevan la tecnología para agilizar soluciones en el mundo financiero y de los seguros, respectivamente. Las fintech lo que hacen es llevar el mundo bancario y financiero al celular, y a hacerlo accesible desde un teléfono. La idea es saltar la burocracia tradicional de los bancos, y hacer más amigable el mundo financiero. Una de las razones por las cuales el sector está viviendo una fuerte expansión, es que realmente se brindan soluciones ágiles a los clientes, que demandan a la banca tradicional que se adapte a los tiempos que corren y que pueda brindar una atención más personalizada y respuestas más rápidas. 

Otro de los objetivos del sector es la inclusión financiera, es decir, hacer posible que todas las personas puedan tener una cuenta bancaria y acceso al mundo financiero de manera digital. 

La revolución tecnológica no para, y también implica un cambio de paradigma para el mundo empresarial. Unicornios, gacelas y startups; no nos dejan de sorprender. 

últimas noticias
noticias relacionadas