Impuestos: cómo es el régimen tributario en México

“Información es poder”; esta es una frase muy conocida la cual requiere de una construcción. Instruirse en distintos temas y tener conocimientos es clave para tomar mejores decisiones. Particularmente, para lograr una finanzas responsables y saludables conocer las características del régimen tributario resulta clave. A continuación te brindamos esta información.

¿Qué son los impuestos y cuál es su finalidad?

Los impuestos son un tributo o carga que las personas están obligadas a pagar a alguna organización o entidad, sin que exista una contraprestación directa. Es decir, sin que se le entregue o asegure un beneficio directo por su pago.

En otras palabras, son una contribución en dinero, de carácter obligatorio, “con la que cooperamos para fortalecer la economía del país”, según el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

En todos los sistemas económicos, los impuestos tienen el objetivo de proveer de recursos al gobierno y que éste pueda alcanzar los objetivos planificados. El dinero recaudado puede ser destinado para la realización de inversiones físicas, como así también para pago de programas sociales u obras de infraestructura.

Más concretamente, la recaudación de los impuestos suele ser destinada a la contribución y satisfacción de necesidades de suma importancia para la sociedad y que son de carácter colectivo. Estos son derechos a asegurar como la educación pública, la impartición de justicia, la seguridad, la salud pública, la infraestructura y servicios de vías públicas, programas y proyectos de apoyo al desarrollo social y económico, entre otros.

¿Qué características tiene el régimen tributario en México?

Tanto en México como en otros países, existen los ingresos presupuestarios del sector público y dentro del ramo se encuentran los ingresos tributarios que son constituido por tres impuestos principales: el Impuesto sobre la Renta (ISR), el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS). 

Estos son fundamentales para poder contar con los montos requeridos y destinarlos a los sectores nombrados previamente respectivamente. 

En 2021, el ISR registró 1.8 billones de pesos, esto dio como resultado un crecimiento anual de 1.7 por ciento. En el caso del IVA el monto fue de 1.1 billones de pesos, lo que significó una aumento de 7.7% en comparación con el 2020.

Por otro lado, el IEPS dejó al erario 399,154 millones de pesos, generando una caída de 18% anual. Esta caída en el IEPS se debe, fundamentalmente, a los estímulos fiscales que el gobierno federal realiza para proteger el precio de los combustibles. En este sentido, siempre se dan luchas de intereses y políticos porque en muchos casos se perjudica la economía de los ciudadanos.

Existen también otros impuestos, pero su recaudación es mucho menor en comparación con los recién mencionados. 

¿Cuáles son las tasas de ISR, IVA y IEPS?

La tasa de ISR para personas físicas ronda de los 1.92 a 35% del nivel de ingresos percibidos. Mientras que para las personas morales la tasa es del 30 por ciento. Se pueden encontrar algunas excepciones en el cobro de este impuesto como a las herencias o los donativos.

El IVA cobra una tasa del 16% sobre algún bien, mercancía o producto y en el caso del IEPS el cobro depende del bien o producto producido. El Impuesto Especial sobre Producción y Servicios que pagarán refrescos y cigarros en el 2022 será de 7.36% a partir del primero de enero del 2022, más del doble que este año, pues la tasa fue de 3.33 por ciento.

Contemplar estas tasas ayudará en la organización y planificación de las finanzas personales.

Declaración de impuestos

Otro punto no menor es saber que cada abril, el SAT comienza a aceptar las declaraciones anuales por parte de las personas físicas y morales y para presentar la declaración anual el contribuyente debe cumplir determinados requisitos.