Ingresos pasivos: ¿Cómo generar un ingreso extra?

Seguramente formás parte de la gran mayoría de personas que obtienen sus ingresos de un trabajo fijo que genera un activo, es decir, un sueldo o salario que recibís todos los meses. Y eso es muy bueno, pero si querés mejorar tus finanzas personales es muy importante que te preguntes qué podés hacer para generar más ingresos. Llegó la hora de sumar a tu vida los ingresos pasivos, aquellos que te permiten ganar dinero incluso mientras estás durmiendo. 

 

¿Qué son los ingresos pasivos? 

Los ingresos pasivos son aquellos que generás de forma automática todos los meses sin tener que dedicar tiempo o recursos. Una vez que los ponés en marcha, te brindan rentabilidad sin consumirte tiempo.

Dicho de forma simple, tener un ingreso pasivo es crear un activo que trabaja para uno y genera dinero en piloto automático.

 

¿Cuáles son los ingresos pasivos y activos?

Los ingresos activos son los que se reciben a cambio de realizar una actividad o brindar un servicio mientras que los ingresos pasivos son el resultado de haber realizado una actividad previa que ahora genera ingresos sin necesidad de que la persona se involucre. 

La principal diferencia entre ingresos pasivos y activos viene determinada por la necesidad o no de inversión de tiempo y recursos de la persona en el momento de generar el ingreso. 

 

Por qué conviene tener ingresos pasivos

Los ingresos pasivos son los que te van a permitir alcanzar la libertad financiera, porque te generan ingresos automáticamente sin la necesidad de dedicarles tiempo o estar trabajando por muchas horas cada semana. 

Existen tres tipos de ingresos a partir de los cuales las personas obtienen su dinero: 

  • Ingresos por tiempo: son aquellos en los que obtenés dinero a cambio de tu tiempo. Es el ingreso más típico, el que recibimos en forma de salario mensual por el clásico trabajo de 40 horas semanales. El problema con este tipo de ingreso es que es limitado, porque depende de la variable tiempo. 
  • Ingresos por resultado: no dependen del tiempo sino de los resultados obtenidos. El ejemplo más común es la venta de productos: el ingreso depende de la cantidad de ítems vendidos independientemente del tiempo invertido en venderlos. 
  • Ingresos pasivos: una vez creados, no necesitan que les dediques más tiempo ni esfuerzo para seguir generando dinero, sino que siguen generando rentabilidad automáticamente. 

 

¿Qué puedo hacer para tener un ingreso extra?

Hay muchas actividades que podés poner en marcha para ganar dinero extra. Las más comunes están relacionadas a vender lo que uno ya no necesita, generar algún tipo de renta inmobiliaria (alquilar un cuarto de tu casa, una cochera o un departamento) y a ofrecer servicios en línea. 

 

Ideas de ingresos pasivos

Si estás buscando generar un nuevo ingreso pasivo, te damos algunas ideas: 

  • Vendé lo que ya no necesitás: si hacés un chequeo rápido en tu hogar es muy probable que encuentres cosas que ya no uses y puedas vender online, como ropa, electrodomésticos, artículos deportivos, etc. 
  • Alquilá un inmueble: no es necesario que tengas el dinero para comprar un departamento. Podés empezar por alquilar el cuarto que te sobra en tu casa, o tu cochera. 
  • Vendé tus videos, tus fotos y tu música: es posible ofrecer tus creaciones en marketplaces digitales para que otras personas que necesitan contenido las compren. 
  • Ofrecé un curso por internet: identificá cuál es tu saber, en qué tema podés ser experto. Organizalo, creá una capacitación en formato video, tutorial, e-book, etc y ofrecela a otros que pueden solucionar sus problemas a partir de tu experiencia. 
  • Generá una página de afiliados: consiste en crear una página web de nicho sobre un producto en particular (ej: televisiones) y publicar reseñas, información, actualizaciones que atraigan a usuarios en busca de ese producto en particular. La web incluye links a las plataformas de venta de empresas que ofrecen el producto, y que te pagarán una comisión por cada cliente que llega desde tu web. 
  • Invertí en acciones: si tenés ahorros disponibles, una de las formas más comunes de obtener ingresos pasivos es realizar inversiones en acciones de empresas que generen dividendos mensuales y/o anuales. 

 

Cómo ganar dinero con ingresos pasivos

La monetización de tus activos pasivos dependerá de qué tipo de actividad se trate. Si alquilás un inmueble, lo más seguro es que recibas una renta mensual. Si, en cambio, ofrecés un curso por internet, los usuarios que realicen el curso lo abonarán cuando confirmen su participación. Si creaste una página de afiliación, las empresas te pagarán un porcentaje cada vez que alguien compre uno de sus productos. 

Los trabajos pasivos pueden ayudarte a generar más ingresos, en paralelo a tus ingresos activos. Si te gusta tu trabajo, no es necesario que lo dejes sino que podés sumar estas nuevas maneras de generar ingresos para aumentar tu capital, tus ahorros y tus inversiones futuras.

Cómo generar ingresos con poco dinero

La mejor forma para alcanzar ingresos residuales sin contar con una inversión inicial es generar ingresos pasivos por internet.

Internet realmente abrió un mundo de posibilidades que puede ser aprovechado por todos aquellos que quieran generar ingresos pasivos. Hace unos años era impensado o casi imposible, pero hoy cualquiera sin conocimientos muy profundos de informática puede lograrlo.

Como ya hemos visto, existen muchísimas formas de monetización que se pueden poner en marcha fácilmente usando las bondades de internet y la posibilidad que brinda de alcanzar a audiencias globales y potenciales clientes de todo el mundo, incluso durante las horas que vos estás durmiendo. Todo lo que se necesita es una PC y una buena conexión.  

Hay muchas maneras de generar ingresos por internet. Algunos de los mejores ejemplos son las creaciones de blogs, cursos, e-books o páginas de afiliación que te permiten generar ingresos pasivos incluso mientras estás usando tu tiempo para realizar cualquier otra actividad. 

Además, en caso de necesitar un poco de dinero para poder poner en marcha tu ingreso pasivo, siempre tenés la posibilidad de pedir un préstamo online con un sólo clic.