Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

Jornada laboral reducida: ¿es posible implementarla en América Latina?

Según datos recientes, en México las personas trabajan alrededor de 2.255 horas por año y más de 43 horas semanales. En este artículo te contamos los pros y los contras de una jornada laboral reducida.

Sea de forma autónoma o en relación de dependencia, la mayoría de las personas pasamos una gran parte de nuestro día trabajando. En general, suelen ser 8 horas o incluso más. En México, las personas trabajan alrededor de 2.255 horas por año y más de 43 horas por semana

Sin embargo, alrededor del mundo se están expandiendo propuestas que buscan reducir las jornadas laborales.

En México, por ejemplo, el senador Ricardo Velásquez propuso reducir la jornada laboral de ocho a seis horas diarias. Y en la Argentina, tres empresas ya implementaron la reducción a cuatro días laborales en vez de cinco.

El objetivo tanto de Velásquez como de las empresas que buscan reducir las horas dedicadas al trabajo de los empleados es garantizar condiciones de vida dignas, fomentando el ocio y el descanso, prácticas claves para incentivar la creatividad, la productividad y la innovación.

El descanso: un aliado para la productividad

Las estadísticas demuestran que la cantidad de horas trabajadas no necesariamente garantizan más productividad.

Según datos del Índice Global de Productividad Laboral de la Economía, la productividad de México llegó a los 95.4 puntos por hora trabajada en 2021. Este número refleja un descenso anual del 6.4%, el nivel más bajo en los últimos 12 años.

¿Qué pasa en la Argentina?

En Argentina, tres empresas dieron a sus empleados la posibilidad de trabajar cuatro días de la semana en vez de cinco. Se trata de tres organizaciones de tecnología (la multinacional Ricoh, la pyme Global Think Technology y Midas, una empresa de software) que se sumaron a la tendencia de la reducción de jornadas laborales presente alrededor del mundo, particularmente en Estados Unidos, y que ha dado buenos resultados en términos de productividad laboral.

Por ejemplo, en el caso de Microsoft, tras una prueba con 2.300 trabajadores en Japón, la productividad de estos empleados aumentó en un 40% gracias a la reducción de la jornada laboral de cinco a cuatro días semanales.

¿Cómo podría afectar esta tendencia en mi economía?

Muchos podrían pensar que trabajar menos resultaría en una baja en los ingresos mensuales. Pero no necesariamente es así. De hecho, todo lo contrario.

Por ejemplo, en el caso de Global Think Technology, la empresa fundada en la provincia de Córdoba, el beneficio de la reducción de la jornada laboral no es un derecho contractual; sino que se trata de un beneficio al que los empleados pueden acceder gracias a su buen rendimiento laboral. Es por eso que, en el caso de acceder al beneficio, este no se vería reflejado en un menor sueldo. 

A su vez, desde Ricoh, empresa japonesa presente en América Latina, destacaron que una reducción en la jornada laboral no significa un salario más bajo ni más horas de trabajo diario. En cambio, su objetivo es que exista un mayor balance entre la vida profesional y personal de los empleados.

¿Estás trabajando ocho horas diarias y aún así no te alcanza el dinero? Desde Alprestamo queremos ayudarte. Somos una fintech que funciona como marketplace de servicios financieros.

Aquí podrás encontrar la solución económica que mejor se adapte a tus necesidades. Solo tienes que llegar un formulario y la plataforma automáticamente te ofrecerá productos de múltiples entidades financieras. Es así de simple y rápido.

últimas noticias
noticias relacionadas