Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

¿Me pueden cobrar comisiones por usar mi tarjeta de crédito en México?

Te ofrecemos información valiosa y eficiente desde Alprestamo para que logres mantenerte alerta conociendo cómo funciona una tarjeta de crédito y si es posible que te cobren comisiones por usarla.

La tarjeta de crédito es una herramienta que brinda diversas alternativas de financiamiento para la compra de bienes y servicios. Funciona como un sistema de pago por el que el banco o ente emisor correspondiente adelanta dinero que aún no tienes en tu cuenta para realizar la operación que necesites. Este monto a pagar se verá reflejado en tu cuenta a fin de mes en tu extracto de tarjeta de crédito. 

Los extractos de tarjeta de crédito se generan mensualmente al cierre de cada período. Diferenciaremos conceptos claves como fecha de facturación, fecha de cierre y vencimiento de una tarjeta. El primer concepto es el período mensual en que se registran las operaciones realizadas. El segundo, es el último día de ese período de facturación, es decir, el día que finaliza el registro de compras. Y el tercero, hace referencia al último día en que podés hacer el pago de tu tarjeta de crédito sin que se generen intereses.  

El mecanismo que sustenta a la tarjeta de crédito es comparable con un préstamo. A la hora de solicitarla, el banco o entidad financiera pone a disposición una cantidad de dinero limitada que podrás utilizar para financiar tus gastos. El límite se establece teniendo en cuenta una evaluación de tu situación crediticia y financiera. 

Diferencia con las de débito 

Brevemente diferenciaremos ambos tipos de tarjeta. Como expresamos anteriormente, la tarjeta de crédito permite hacer pagos sin necesidad de tener fondos en la cuenta, ya que el banco pone a disposición de su titular una cantidad de dinero a crédito. Mientras que con la tarjeta de débito los pagos y compras realizadas se cargan directa e instantáneamente en la cuenta, de forma que es imprescindible tener saldo suficiente.

¿Me pueden cobrar comisión por pagar con mi tarjeta de crédito?

La respuesta rápida es no. De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) los establecimientos no deben realizarte el cobro de una “comisión” o “recargo” si al adquirir un bien o servicio no eliges el efectivo como opción de pago. 

Aclaramos que hay algunos establecimientos comerciales que realizan un cobro extra por el simple hecho de pagar con tarjeta de crédito o débito. Generalmente lo realizan para saldar gastos de comisión por el uso de terminales punto de venta (TPV), el cual, es una especie de renta que se paga al banco por mantener dicha herramienta. Pero la Condusef y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) resaltan que en los contratos se específica que el ‘cargo extra’ debe ser saldado por el negocio y no por el cliente.

En el caso que realices una compra en algún establecimiento y te cobren una comisión por pagar con tu tarjeta de débito o crédito, debes saber que es una práctica que no violenta ninguna ley; sin embargo, sí debe ser reportada ante las autoridades competentes como la Profeco, la Condusef y ante la institución bancaria que otorgó la TPV. Lo que refleja dicha acción es la incapacidad del establecimiento o negocio de manejar los costos administrativos. De este modo, el banco tomará la decisión de revocar o no la renta de la terminal al establecimiento.

¿Cuándo me conviene pagar con tarjeta de crédito?

Son muchas las ventajas de pagar con este método. Esto se ve reflejado en que cada vez más personas utilizan las tarjetas de crédito y débito para adquirir bienes y servicios de uso cotidiano. Tan solo en México hay más de 184 millones de tarjetas, según cifras del Banco de México. 

Lo principal a destacar es que disminuye tus costos ya que el traslado del efectivo implica la contratación de una empresa que lo lleve a cabo o bien. Existe un riesgo a la hora de ir al banco a depositar las ventas del día y a través del pago con tarjetas de crédito o débito el nivel de seguridad aumenta en el establecimiento porque se maneja menos efectivo.

Siempre ten en cuenta que tienes la opción de pagar al contado o en cuotas. Cuando se habla de al contado el pago puede hacerse en efectivo o debitándolo de una cuenta corriente o caja de ahorro. De esta forma no deberás estar pendiente de fechas de vencimiento para pagar el resumen de la tarjeta. Así mismo se eliminan deudas a futuro y no hay cobro de intereses. 

En cambio, el pago en cuotas es una alternativa para quienes no cuentan con suficiente dinero para adquirir bienes o servicios que no se pueden aplazar. Si eres puntual con los pagos de la deuda se estaría creando una buena historia crediticia, lo que le abre las puertas para tener futuros créditos y construir un buen nombre como deudor. Es importante tener en cuenta tu historial de crédito y las ventajas y desventajas a la hora de cancelar tu tarjeta de crédito. 

¿Cómo elegir la tarjeta de crédito que mejor se adapte a mis necesidades en México?

Primero y principal ten en cuenta si estás dispuesto a pagar una cuota anual, qué nivel de ingresos tienes, cuál es la finalidad de la tarjeta y cuál es tu historial crediticio. En el caso que no cuentes con historial crediticio previo tienes que optar por tarjetas para comenzar tu historial como la Tarjeta Hey de Banregio, Mi Primera Tarjeta de BBVA o la Tarjeta Vexi.

La mejor tarjeta va a depender de los beneficios y servicios que brinde. Por eso te recomendamos siempre investigar varias opciones de entidades financieras diferentes. Luego debes comparar y cotizar cada una de las opciones. Para después analizar la respuesta para que encuentres la tarjeta que mejor se adapte a tus finanzas, al presupuesto que destines para pagarla, y a tu estilo de vida. 

Requisitos comunes que exigen los bancos:

  • Cumplir con el rango de edad determinado. 
  • Comprobar que tienes los ingresos mínimos solicitados para poder ser tarjetahabiente.
  • Demostrar que tienes estabilidad económica, haciendo constar tu fuente de ingresos. 
  • Comprobar tu domicilio y nacionalidad.
  • Comprobar que tienes buen historial crediticio, pues de esto dependerá que se aprueben o no tus créditos o préstamos. 

Cuando hayas cumplido los requisitos y según tus tus características personales, el banco determinará la aprobación o no de la tarjeta. 

Por lo tanto, la recomendación es lograr analizar qué se quiere hacer con la tarjeta y tener claro cómo funciona para lograr una buena elección. Como usuario debemos saber cuál es la finalidad de esa tarjeta, para qué la necesito y con qué banco quiero tener una relación. 

últimas noticias
noticias relacionadas