Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

México: los precios aumentan, pero aún así se desperdicia más del 30% de los alimentos

Aunque los precios de los alimentos estén en aumento, el desperdicio de comida sigue siendo una problemática enorme a nivel mundial. ¿Cómo podemos cuidar nuestro bolsillo y hacer un bien al planeta?

Según la FAO, concientizar sobre la pérdida y el desperdicio de alimentos es fundamental para la transición hacia sistemas alimentarios más sostenibles, que garanticen la seguridad alimentaria y la nutrición de las personas y disminuyan el impacto ambiental.

A nivel mundial, alrededor del 31% de los alimentos se desperdicia. La suma entre la pérdida de alimentos durante su distribución (14%) y el desperdicio como basura (17%) dan un resultado mayor al 30%.

Es decir que, cada segundo, el equivalente a seis camiones de basura llenos de comestibles se desperdician alrededor del mundo; aproximadamente, un costo de un billón de dólares. Según la FAO, estos alimentos podrían satisfacer las necesidades de más de 820 millones de personas en el mundo; y 32 millones solo en América Latina y el Caribe.

¿Qué sucede en México?

El desperdicio de alimentos en los hogares mexicanos (94 kg) supera la basura orgánica generada por Estados Unidos y Canadá, según el Índice de Desperdicio de Alimentos publicado en 2021 por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Entonces, ¿qué podemos hacer como ciudadanos para reducir el desperdicio de alimentos y ahorrar en el consumo de productos alimenticios? En agosto de 2022, la inflación en México alcanzó un 8,62%, generando un impacto directo en los hábitos de consumo diario de las familias.

Recomendaciones para cuidar el ambiente (y tu bolsillo)

En este contexto, te damos algunos consejos para cuidar tu bolsillo y hacerle un favor al medio ambiente:

  1. Compra mayorista.

Si compras de forma mayorista, es importante tener en cuenta el precio por unidad del producto. A veces, solo por ver el precio del paquete, pensamos que el producto será más barato y rendidor; aunque muchas veces no es así. Por eso debes calcular el precio por unidad o por peso. Así verás mejor el precio por cada producto, sea cual sea el tamaño.

Para evitar desperdicios de comida, asegúrate de que vas a poder consumir todo el contenido de los paquetes grandes o familiares.

  1. Realiza las compras en verdulerías, almacenes de barrio y ferias al aire libre

Visita almacenes de tu barrio, verdulerías, ferias y mercados al aire libre. Generalmente, en estos sitios los precios de los alimentos son más baratos que en las grandes cadenas de supermercado. Aprovecha para hacer las compras con tiempo y visitar distintos sitios para comparar precios.

Otra opción es estar atento/a a los descuentos y beneficios que ofrecen los supermercados y hacer las compras esos días específicos. 

  1. Compra productos de la lista inteligente

El Ministerio de Economía y Finanzas presenta cada 15 días una lista inteligente de productos alimentarios, confeccionadaa por la UAM y la Dirección General de la Granja. Se realiza una selección de frutas y verduras, estableciendo un precio tanto minorista como mayorista.

La lista está presente en varios comercios; y si estás buscando cuidar tu bolsillo al momento de hacer las compras, es una gran opción utilizarla.

últimas noticias
noticias relacionadas