Récord de inflación en México: ¿Cómo me afecta?

Enterate sobre los problemas inflacionarios en México y aprendé alternativas para que la inflación no te gane.

La inflación es un aumento generalizado en los precios de los bienes y servicios de una economía durante un período de tiempo. Esto significa, que los precios han subido, o, como dice la palabra, se han “inflado”. 

Este fenómeno económico suele producirse debido a la relación entre oferta y demanda de dinero. Esta puede ser provocada, ya sea, por un incremento excesivo de la oferta de dinero o por una disminución de la demanda del mismo. El primer caso tiene mucho que ver con la emisión monetaria en exceso por parte de los bancos centrales, esta práctica amplía la base monetaria de una economía nacional y por ende aumenta la oferta de la moneda soberana. 

La inflación baja o moderada puede atribuirse a cambios en los costos y suministros disponibles (materias primas, salarios, etc.), a las fluctuaciones de la demanda de bienes y servicios o también al crecimiento de la oferta monetaria. 

Los efectos de este fenómeno son diversos. Por un lado, pueden ser positivos ya que por ejemplo, una inflación moderada menor al 10% puede ayudar a los deudores a pagar sus deudas ya que el valor real de estas se deprecia. De todas formas, también pueden ser negativos ya que incluye la disminución del valor real de la moneda a través del tiempo, el desaliento del ahorro y de la inversión debido a la incertidumbre sobre el valor futuro del dinero, y la escasez de bienes. 

¿Cómo me afecta la inflación?

La inflación es una de las razones de la pérdida de valor del dinero. La misma devalúa la moneda y, consecuentemente, disminuye el poder adquisitivo de las familias. 

El principal enemigo del ahorro es la inflación. Que suban los precios significa que nuestro dinero pierde valor, y esto supone perder poder adquisitivo (con el mismo dinero podemos comprar menos bienes que antes). Significa que con el mismo dinero tendremos acceso a menor cantidad de bienes y servicios. De esta manera, la inflación perjudica la capacidad de ahorro y nos obliga a comprar, con esos ahorros, una divisa más sólida, o, si es posible, a invertirlo en algo que nos deje un interés mayor al porcentaje inflacionario. 

Posibles beneficios de una inflación moderada

No todos los efectos de la inflación son negativos. La inflación moderada en ciertos casos puede resultar conveniente. Como mencionamos anteriormente, esta puede beneficiar a los deudores ya que las tasas de interés y el total de la deuda pierden valor real. Las tasas de interés impuestas por los acreedores podrían ser menores al porcentaje de inflación que impacta en la moneda durante en el que se va cancelando paulatinamente la deuda. 

Además, provoca que la gente, sabiendo que los precios van a aumentar, prefiera consumir hoy en vez de más tarde. Esto genera una mayor circulación de dinero dentro de la economía nacional. Un aumento en el consumo siempre es beneficioso para los agentes económicos productores. 

También podemos mencionar aquí un posible aumento en inversiones dentro de la industria nacional, producto de la poca capacidad de ahorro que presenta la moneda soberana. Si los ahorristas saben que no es negocio dejar su dinero en una cuenta corriente o debajo del colchón, muy posiblemente opten por invertirlo dentro del país. Y, de ser así, es muy provechoso para la economía local. De todas formas, este posible beneficioso tiene dos caras, ya que si la inflación supera las tasas de interés que la inversión le deja al ahorrista, este, guiado por sus intereses personales, preferirá quitar su dinero de la economía corriente y optar por una posibilidad de inversión más sólida en el exterior.

Mayor inflación anual desde el 2001: consecuencias del confinamiento

Según Trading Economics, México fue el quinto país con mayor inflación durante el 2021, solo superado por Argentina, Turquía, Brasil y Rusia, en ese orden.  Este índice anual alcanzó en noviembre el 7.37% y marcó la mayor cifra desde 2001. Mientras tanto, Estados Unidos, principal socio comercial de nuestro país, alcanzó una inflación anual de 6,8%, colocándose así en el sexto puesto del ranking.

Según Carlos Hernández, analista de Masari Casa de Bolsa, esto se debe, entre otros factores, a las medidas de distanciamiento social que repercuten en la capacidad productiva del país. Si se produce menos, los bienes y servicios aumentan su valor por los simples mecanismos universales de la oferta y demanda. A esto hay que sumarle la reducción de las actividades laborales producidas por esta contracción económica. 

Durante el 2021, el aumento nominal en los salarios quedó por detrás del aumento inflacionario. Esto genera un deterioro en el poder adquisitivo de los agentes económicos, que se ve reflejado en una mayor dificultad para que los hogares accedan a la canasta básica.

Ayudas estatales para la población vulnerable

Como mencionamos anteriormente, la inflación tiene efectos negativos en la capacidad de ahorro. Por suerte, existen ayudas estatales del Estado mexicano para la población más vulnerable. 

El gobierno del Estado de México propuso tres políticas sociales para el 2021 que tienen como principales objetivos: reducir la pobreza, la migración y la vulnerabilidad de los mexicanos. Y pretende extenderlas durante este año, incluso con una mayor destinación de fondos públicos. 

Estas políticas buscan generar oportunidades de trabajo sin discriminación de ningún tipo. 

El primer plan social es el de Seguro de Desempleo. Este consiste en brindar un incentivo económico equivalente al valor mensual de la Unidad de Medida y Actualización por dos meses. 

En segundo lugar está el fomento al trabajo digno. Aquí se busca que en el corto plazo, la población que se encuentra con problemas para encontrar empleo en México obtenga apoyo económico y capacitación para el trabajo.

El tercer plan, es el de Fomento, Constitución y Fortalecimiento de Empresas Sociales y Solidarias. La misión aquí es generar y consolidar fuentes de trabajo dignas a los habitantes de la ciudad de México. 

¿Qué hacer si te gana la inflación? 

Teniendo el conocimiento de que la inflación disminuye constantemente el poder adquisitivo de las familias, es importante tener en cuenta un plan B para intentar que la inflación no te gane. Por eso, si te encuentras en una situación en la que no podés llegar a fin de mes… ¡no te preocupes! Podés considerar pedir un préstamo para luego ordenar tus finanzas personales.

En Alprestamo podrás encontrar los mejores productos financieros según tus necesidades específicas, de forma rápida, gratuita y segura en un solo lugar. 

últimas noticias
noticias relacionadas