Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

¿Olvidaste la clave de la tarjeta de la AUH? Mirá los pasos a seguir

La Asignación Universal por Hijo (AUH) es una asignación mensual por cada hijo menor de 18 años o hijo con discapacidad, sin límite de edad, que pueden recibir determinadas personas que cumplan con ciertos requisitos. La idea es que con la asignación se puedan cubrir necesidades básicas de los hijos cuyos padres tienen dificultades para hacerlo. 

Además, uno de los objetivos indirectos de está política pública es fomentar la escolarización de los niños y el cumplimiento del calendario de vacunas obligatorio, ya que uno de los papeles a presentar para solicitarla es la acreditación anual de escolarización y los controles de salud del niño. 

¿A quién está dirigida la tarjeta de la AUH?

El programa está dirigido a los niños, y es una asignación que la cobran los padres o madres que sean personas desocupadas; trabajadores en la economía informal con ingresos iguales o inferiores al salario mínimo, vital y móvil; a monotributistas sociales; a trabajadores del servicio doméstico y a quienes perciban alguno de los siguientes planes: Hacemos Futuro, Manos a la Obra u otros programas de la Secretaría de Gobierno de Trabajo.

¿Cuáles son los requisitos para tener la AUH?

De las madres/padres de la hija/o:

  • Los padres o madres deben estar desocupados, o ser trabajadores no registrados (sin aportes), o ser trabajadores del servicio doméstico.
  • Deben ser argentinos y residir en el país. Si son extranjeros o naturalizados, deben tener 2 años de residencia en el país.

De la hija/o:

  • Ser menor de 18 años. No hay límite de edad en caso de hija/o con discapacidad.
  • Ser soltera/o.
  • No deben tener trabajo ni estar emancipados o emancipadas ni recibir alguna de las prestaciones previstas en la ley de asignaciones familiares.
  • Debe tener los controles sanitarios y de vacunación al día, así como estar escolarizado. 

Documentación necesaria:

  • DNI.
  • Certificado o partida de nacimiento de la hija y/o hijo.
  • Certificado de matrimonio, unión civil o convivencia.
  • Formulario Libreta PS 1.47.

¿Cómo se solicita la AUH?

Antes que nada, es necesario estar registrado en la ANSES. En caso de que no estés registrado, tenés que acercarte a una oficina presencial (consultá acá la oficina más cercana a tu domicilio) y llevar los DNI del grupo familiar, certificado de matrimonio o convivencia (en caso de que lo hubiera) y la partida de nacimiento de los niños, con una fotocopia. 

Una vez que estés registrado, el primer paso es completar el formulario libreta PS 1.47 y pedirle a las autoridades de la escuela de tus hijos que completen y firmen lo que corresponda. Luego, deberás llevar a los niños a un centro de salud para que les realicen los controles o apliquen las vacunas y lo certifiquen en el formulario mencionado. 

Después, tenés que solicitar turno en la ANSES para presentar toda la documentación. El trámite no tiene costo alguno.  

¿Qué pasa si me olvido la clave de la tarjeta de la Asignación Universal por Hijo?

En caso de que te olvides la clave de la tarjeta de la cuenta bancaria donde te depositaron la AUH, no te preocupes, tiene solución. Si probaste 3 o más claves incorrectas, la tarjeta se bloqueará automáticamente. El sistema detecta que hay algo raro, entonces bloquean el ingreso para que ninguna otra persona pueda acceder a la cuenta. 

Tenés que comunicarte con tu banco para avisar esto, o ir físicamente a alguna sucursal, para que te desbloqueen la clave y así generar una nueva. 

Tips para recordar la clave 

Hoy en día, cada vez tenemos más usuarios virtuales y más contraseñas, por lo cual, es lógico que sea difícil recordar todas. 

El primer consejo que te damos es que te anotes las claves, tanto del banco como de cualquier cosa cosa. Y que ese papel lo guardes en un lugar que solo sepas vos, y que no sea visible. 

Justamente, las contraseñas tienen que ser difíciles de adivinar, por lo cual, no vas a usar tu nombre o tu fecha de cumpleaños para crear una clave. Pero, hay otros datos de tu vida que podés usar para que la tengas en la cabeza, por ejemplo, el nombre de tu primer mascota, el nombre de un amigo de la infancia, o la altura de la calle de tu casa de niño. 

En fin, la asignación universal por hijo puede ser de gran ayuda en caso de que la necesites. Es importante cuidar las claves y las tarjetas, pero si olvidaste o perdiste algo, siempre tiene solución. 

últimas noticias
noticias relacionadas