Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

Pago mínimo: ¿beneficia o perjudica mis finanzas? 

En el siguiente artículo podrás conocer los pros y contras de pagar el mínimo de la tarjeta de crédito. Conoce cuándo es conveniente hacerlo y cuándo no.

Cuando una persona se endeuda o su situación económica o financiera no se encuentra en buen estado, se pueden observar diferentes estrategias que comienzan a realizar para mitigar esta situación. Dependiendo de la situación de cada persona, habrá alternativas posibles de realizar y otras que no.

Una opción que es muy común y que impacta directamente en la tarjeta de crédito, es empezar a realizar el pago mínimo, es decir, aplazar el pago total de los consumos realizados el mes anterior. Esto puede ser un alivio cuando llega la fecha de vencimiento, pero no hay que olvidarse que esa deuda sigue presente y, no solo eso, sino que también hay que considerar los intereses que esto conlleva.

En un contexto donde la inflación parece no dar tregua, los mexicanos hacen lo posible para sortear las dificultades que esto conlleva, lo que ha provocado que elijan por pagar el mínimo en sus tarjetas de crédito con el fin de poder sobrellevar sus deudas y evitar que su historial crediticio impacte de manera negativa.

¿Cómo manejan los mexicanos las deudas?

Un estudio realizado por Creditas, firma brasileña de consultoría, determinó que 55% de los usuarios de tarjetas tienen como principal meta salir de sus deudas, ya que entienden que el atraso en sus pagos les ocasionará un problema de sobre endeudamiento. Este punto no es menor, ya que si bien estos usuarios solo pueden pagar el mínimo, lo cual no es aconsejable, tienen conciencia de las consecuencias que esto puede traer y que esta estrategia debe ser momentánea.

Aun así, muchas personas que buscan reducir sus deudas y para ello pagan el mínimo de la tarjeta, no ven la disminución de su deuda en el corto plazo sino que, hay quienes tardan hasta 10 años en liquidar el costo de la adquisición que pagaron con una tarjeta de crédito. Por lo que es importante tener en cuenta también, otras estrategias en las que quizás los resultados se puedan ver en menor plazo.

¿Qué es el pago mínimo?

Mucho hablamos del pago mínimo, pero no todos saben bien a qué hace referencia. El pago mínimo es un porcentaje del total de la deuda a pagar por el uso de la tarjeta y las cuotas pendientes del mes. Según datos del Banco de México, el porcentaje en tarjetas de crédito es entre 2 y 5% del saldo total, dependiendo de la entidad bancaria y del saldo.

La realización del pago mínimo previene que la tarjeta de crédito quede inhabilitada o se cobren cargos por falta de pago, además de evitar el hecho de no pagar ningún porcentaje y que esto afecte el estatus crediticio. Sin embargo, optar por este mecanismo periódicamente puede resultar perjudicial para el usuario.

En esta línea, las comisiones de las tasas de interés generan que la deuda sea cada vez mayor, al pasar los meses. No solo el monto incrementa, sino el tiempo en que se consiga saldar la deuda, ya que si no cambia la situación económica del usuario, se podrá generar el conocido “efecto de nieve”. Cabe mencionar también que, los productos comprados en su momento por el usuario a un costo específico, al pagarlo, el mismo también será mucho mayor debido a los intereses.

¿Cómo beneficiarse del pago mínimo?

La opción del pago mínimo es una buena herramienta siempre y cuando se utilice de manera estratégica a través de un plan para saldar deudas, sino el mismo puede perjudicar seriamente las finanzas del usuario. Para utilizarlo de buena manera, es necesario aplicar una serie de pasos:

  • El primer paso es dejar de utilizar el crédito, es decir, “dejar las tarjetas en el congelador” con el fin de evitar su uso.
  • Listar todas las deudas, de menor a mayor monto, evaluar la tasa de interés y el pago mínimo. Esto permitirá tener un panorama más claro del monto de dinero a pagar por mes.
  • Analizar los gastos e ingresos mensuales, con el objetivo de evaluar la posibilidad de destinar un monto extra para el pago de deuda.
  • Una vez que se tengan contemplados estos valores, es conveniente pagar primero la deuda de menor monto, mientras se realiza el pago mínimo al resto de deudas, y al liquidar la deuda menor tamaño, ese dinero se destina a pagar la siguiente deuda, esto permitirá saldar las deudas en un menor tiempo y en consecuencia se pagará menor cantidad de interés.
últimas noticias
noticias relacionadas