¿Para qué sirven las deudas a largo plazo?

Existen millones de opciones a la hora de tomar un préstamo. A veces, el mercado de posibilidades puede abrumarnos. Es necesario tener en claro para qué necesitamos el dinero a la hora de decidir cómo vamos a endeudarnos. Además del propósito, la elección del préstamo dependerá de varios factores como la tasa de interés, el periodo y las formas de pago ofrecidas.  

¿Qué es una deuda a largo plazo?

Como su nombre lo indica las deudas a largo plazo son deudas de grandes montos que tardan años en ser saldadas. En general, se adquieren con un propósito específico, las más conocidas son los créditos hipotecarios, Hay opciones de 10, 15 o hasta 30 años dependiendo del banco. En México, es la forma más común para adquirir una vivienda. Existen entonces, a grandes rasgos, dos tipos de deudas: aquellas que son a largo plazo y las de corto plazo.

¿Cuál es la diferencia con la deuda de corto plazo?

En principio, el tiempo. En términos sencillos, la diferencia entre una deuda a largo plazo y una de corto plazo es justamente el tiempo que tendrás para pagarlas. Pero, también hay otras características. Las primeras son de un monto menor, por lo que sus cuotas también son de menor costo y suelen ser más fáciles de alcanzar. Además, se utilizan generalmente para objetivos también a corto plazo, muchas veces para saldar deudas anteriores. Las segundas requieren de mayor tiempo para ser saldadas por sus montos significativos, difíciles de alcanzar en pocos meses. Endeudarse es una decisión financiera importante ya que pueden ser, dependiendo de las ofertas disponibles, plazos de hasta 50 años.

La elección sobre qué tipo de plazo debes tomar dependerá, además de tu capacidad financiera, principalmente del fin que deseas darle al dinero que te otorga el banco. Un buen consejo es utilizar préstamos a corto plazo para objetivos o necesidades de corto plazo y dejar los de largo plazo para metas futuras. Es importante reconocer que el riesgo en un préstamo de largo plazo es mayor por lo que a fin de cuentas los intereses serán mayores y el financiamiento será más caro. No creas que un mayor plazo hará que te cueste menos abonarlo. 

Un punto importante para mencionar es tener previsibilidad sobre nuestras finanzas a la hora de adquirir una deuda de largo plazo. Tomar esta deuda implica tener que abonar cuotas por muchos años, por lo tanto la mejor situación es contar con estabilidad laboral para asegurarse de poder cumplir con todos los pagos. En caso de suspenderlos, generalmente se pierde el dinero abonado. Para esto, es importante contar con finanzas personales ordenadas, claras y honestas. No es recomendable comprometerse con un préstamo a largo plazo sin saber cómo vamos a solventarlo ya que puede derivar en mayor endeudamiento. Se debe tener en mente que las deudas de largo plazo son compromisos por un tiempo largo y se convierten en un gasto fijo mensual. Por lo tanto se debe analizar cómo afectarán tus finanzas personales y si podrás solventarlas sin poner en riesgo tu estabilidad.

Deuda a largo plazo: ¿Cuál es su principal función?

Este tipo de deudas generalmente sirven para disponer de una cantidad de dinero a la cual no podríamos acceder de otra forma y muchas veces es la única posibilidad de adquirir un bien costoso como una propiedad. Quizás si tuviéramos que reunir ese dinero sin la ayuda del préstamo tardaríamos años. Para comprar una casa podrían ser 10 o 20 o incluso nunca lograríamos reunirlo ya que ese ahorro terminaría siendo destinado a gastos corrientes o imprevistos. En cambio, una vez que consigues el “enganche”, la plata necesaria para empezar, con la ayuda de un préstamo podrás comprar la casa mucho más rápido y probablemente en cuestión de meses. 

¿Qué es un pasivo de largo plazo?

Son las deudas con terceros que deben ser saldadas en un plazo de uno a cinco años. 

¿Cuáles son los documentos por cobrar a largo plazo?

Los documentos por cobrar a largo plazo pueden ser cualquier tipo documento que signifique un crédito. Representan derechos exigibles por ventas, servicios prestados o como en este caso otorgamiento de préstamos con vencimiento superior a un año. 

¿Dónde van las deudas a largo plazo?

La parte de las deudas a largo plazo que tenga vencimiento a corto plazo deberá figurar en el pasivo corriente de nuestro balance. Con el transcurso del tiempo, las cuentas y documentos por cobrar a largo plazo se van transformando en deudas de corto plazo y deben transferirse al activo circulante. 

¿Cómo se calcula la deuda a largo plazo?

Dependerá de la entidad financiera que te otorgue el préstamo. Tu salario y tu capacidad de pago suelen ser factores importantes para determinar cómo podrás saldar el préstamo otorgado, como así también tu historial crediticio, el comportamiento que has tenido para pagar otras deudas. El sistema financiero te otorga el préstamo en base a las expectativas de que puedas pagarlo. Esto quiere decir que como no cuentas con el dinero hoy, deberás ser capaz de demostrar que podrás tenerlo en el futuro para que la entidad financiera confíe en prestártelo. 

Leave a Comment