Por qué separar las finanzas personales de las laborales

Si tenés un emprendimiento propio, pyme o un local, puede que en algún momento las finanzas se mezclen y eso no está bien.

No tiene lógica y no está muy bien visto que estés pagando la luz, el agua y el gas de tu casa con la cuenta de la empresa. Ya a simple vista leerlo te hace ruido ¿o no? Y también si lo damos vuelta: Gastar tus finanzas para gastos empresariales es crear un problema que podrías evitar.

No exageramos. Realmente este es un error recurrente en las Pymes y luego es una bola difícil de frenar. Cuando los límites y las reglas no están puestas desde un principio, revertir se hace más complicado y tedioso.

Claro que las finanzas de tu empresa son parte de tu patrimonio, pero lo que buscamos explicarte hoy es que lo ideal es que ella funcione aparte y que mantenga su propio orden de impuestos y sus números.

¿Por qué?

Consecuencias de mezclar las finanzas personales con las empresariales

 

  1. Dificulta el acceso a créditos empresariales

Si te encontrás ante la posibilidad de hacer crecer tu negocio, herramientas como los créditos pueden ser de gran ayuda.

Si no mantenés claros los estados financieros de tu PYME, será mucho más complicado que cualquier entidad financiera confíe en tu empresa para otorgarle un crédito. Ya que como primer requisito lo que van a pedirte es que tengas las cuentas claras en tu negocio.

  1. Desordena tus finanzas personales

Te vas a acordar de nosotros cuando te sientes a querer entender tus finanzas y no sepas por dónde empezar. Posiblemente estarás trabado en saber de dónde es que llegaron tales montos de dinero y cómo es que otros “se fueron”.

Con las cuentas mezcladas, es cuasi imposible crear un informe claro de contabilidad (y más aún cuando tengas que hacer el de tu empresa).

  1. Te será tedioso tomar decisiones
    Si no sabés a la perfección cuál es la situación real en el que está parada tu empresa, no podrás tomar decisiones de forma clara. ¿Qué necesitás para expandirte? ¿Lo necesitás? ¿Estás bien? Posiblemente no tengas la respuesta…porque no lo sabés y mientras funcione todo, crees que está bien. Pero no, lo mejor es que te ordenes.
  2.  Puede darte mayores pérdidas
    Si estás pensando en invertir en tu empresa, necesitás despersonalizar la situación lo más que puedas. Necesitás pensar como si fueras un inversor.

Quizás antes de poner plata de tu bolsillo, te convenga evaluar la opción de la búsqueda de un crédito o incluso un préstamo personal online por un monto chico.

Quizás te interese leer nuestro artículo sobre: Requisitos para un préstamo personal urgente

Ya sabés, entonces. Si querés que tu empresa se mantenga rentable y querés sobrevivir a ese primer año crucial en cualquier startup, necesitás ser ordenado y objetivo a la hora de pensar en finanzas.