Préstamos para emprendedores. ¡Empujá tu proyecto profesional!

En el último tiempo, cada vez más personas, en especial jóvenes, se animan a trabajar por su cuenta con el objetivo de alcanzar independencia financiera y mayor flexibilidad. Muchos siguen trabajando en relación de dependencia, pero con un pequeño proyecto en paralelo, mientras otros ven en esta nueva normalidad, de pandemia y trabajo remoto, oportunidades de trabajo freelance

 

¿Qué necesitás para ser freelancer? 

Además de compromiso y profesionalismo, la capacidad de adaptación a diferentes entornos, resiliencia y, principalmente, autogestión. En otras palabras, tenés que convertirte en tu propio negocio; pensar en el marketing, conseguir clientes, adquirir nuevas habilidades, gestionar tu tiempo y, por supuesto, contar con una planificación estratégica y financiera. No alcanza con planificar solamente tu tiempo y tus proyectos, también tenés que tener en cuenta el flujo de tu dinero. 

 

¿Cómo financiar mi emprendimiento?

Iniciar un negocio con poco o nada de dinero es la principal razón por la cual muchos emprendedores fracasan. Los préstamos personales no bancarios son una gran alternativa y una gran fuente de financiación para empezar tu propio negocio. Pueden usarse como colchón de dinero si, por ejemplo, decidiste dejar tu trabajo inicial porque tu proyecto ya está mínimamente encaminado o si ya estás financieramente organizado y listo para dejar de recibir sueldo fijo mensual. También pueden ser útiles para cubrir gastos necesarios para poner en marcha tu proyecto como el diseño de logo y web, el equipamiento para trabajar, la capacitación en alguna herramienta puntual, el packaging y más. 

 

Préstamos personales para freelancers: ¿cómo financiar para empezar un nuevo proyecto profesional? 

Existen varias maneras de financiar un nuevo proyecto profesional en su etapa inicial. Por supuesto, siempre existe la opción de hacerlo con dinero propio o dinero prestado por parientes o amigos cercanos. Sin embargo, dado que muchas veces uno no cuenta con esa opción, recurrir a instituciones privadas, como bancos comerciales y de inversión, grupos de inversores privados, personas adineradas y fondos de capital de riesgo, también es viable. 

 

¿Qué es un préstamo online? 

Los préstamos personales online son una opción accesible y sencilla para ayudarse en esta primera etapa. Es un servicio que, a contrario de lo que puede llegar a pensarse, no es novedoso y se concede con facilidad. Son créditos de pequeñas cantidades de dinero que dan empresas financieras o entidades bancarias, a cambio del cumplimiento de exigencias y requisitos. En general, por el riesgo que corren dichas entidades, las tasas de interés son altas. No obstante, como todo, también tienen muchas ventajas: son seguros, de aprobación rápida y tienen mínimos requisitos. 

 

¿Por qué elegir un préstamo personal online para empezar tu emprendimiento?

Obtener un préstamo no debería representar un desafío o problema y es por eso que el préstamo personal online es una gran elección a la hora de empezar tu emprendimiento. ¿Por qué? La respuesta es muy simple. A diferencia de los préstamos tradicionales, no imponen tantos requisitos y no hace falta justificar su necesidad. Normalmente, para obtener un crédito personal hace falta acreditar una fuente constante de ingresos, lo cual sabemos que para nuevos emprendedores no es tan simple. Como freelancer solés contar con ingresos más bien variables, que resultan difíciles de corroborar de acuerdo a los parámetros tradicionales. Para hacer frente a este problema, las empresas fintech, que ofrecen préstamos personales para emprender, solicitan otro tipo de requisito y documentación accesible que demuestra la capacidad económica del solicitante. Además, gracias a los pocos requisitos, tras solicitarlo, uno recibe respuesta inmediata.

Entonces, cumpliendo con simples y mínimos requisitos y efectuando de manera puntual los compromisos de pago, construirías, de a poco, un historial crediticio que te irá avalando como sujeto de crédito, sin importar el origen de tus ingresos. Así, los créditos dejan de ser enemigos de la economía freelancer y los préstamos personales online se transforman en una gran elección a la hora de empezar tu emprendimiento, cuando todavía no podés acceder o solicitar otro tipo de financiación. 

 

Dinero rápido y fácil de gestionar: ¿cuáles son los requisitos de los préstamos personales online?

Los requisitos son mínimos. Aunque pueden variar según los distintos prestadores, en líneas generales, suelen ser los siguientes: 

  • Ser mayor de edad y tener un DNI vigente. 
  • Tener una cuenta bancaria y CBU.
  • Contar con un número de contacto y/o correo electrónico. 

Además de los ya mencionados, algunos prestadores tienen algunos más como contar con una antigüedad laboral mínima de 4 meses y tener un ingreso mínimo de $6000. 

 

 

¿Qué otras alternativas de financiación para nuevos proyectos de emprendedores existen?

Por supuesto que los préstamos personales online no son tu única opción como emprendedor. Para una etapa inicial, también existen otros tipos de préstamos online como los mini préstamos online o los préstamos rápidos online. Los mini suelen ser en cantidades pequeñas (de aproximadamente 1000 USD), su devolución suele ser a los 30 días de entregado y tienen una tasa de interés alta. Los rápidos online, en cambio, permiten cantidades mayores de dinero y un plazo de devolución más amplio, pero controlan más los perfiles de los solicitantes. 

Ahora bien, para una segunda etapa en la que tu emprendimiento ya tiene algo de forma o ya cuenta con una buena base de dinero, siempre existe la opción de acceder a un programa de financiamiento, como el que ofrece el gobierno de Buenos Aires, o participar en un concurso de financiamiento, como el que ofrece el Banco Nación, o incluso recibir asesoramiento, por ejemplo, del ministerio de producción de la República Argentina, y recibir ayuda para encontrar inversiones que se adecúen a tu proyecto. También existe la opción de pedirle un préstamo tradicional a algún banco. 

 

No existe una fórmula para tener éxito en el trabajo freelance ni tampoco un momento correcto para empezar. La decisión depende de cada uno. En la vida del freelancer, uno toma las riendas, se convierte en su propio negocio y es el emprendedor de su propia carrera. De a momentos, puede resultar abrumador, pero lo importante es no desanimarse. Todo gran proyecto requiere de un gran esfuerzo que, tarde o temprano, será recompensado. Nunca está de más recibir ayuda o financiamiento de préstamos online. Estos estarán siempre a tu disposición; son un gran aliado y la alternativa ideal a la hora de dar el primer paso y empezar a caminar tu nuevo proyecto.