Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

Prórrogas de préstamos: ¿Qué es y de qué manera se solicita?

Descubrí de qué manera funcionan las prórrogas de los préstamos y cómo son sus principales aspectos para obtener financiación. Todo esto y más en este artículo de Alprestamo.

Antes de solicitar un préstamo, es muy importante hacer números y contemplar la devolución del mismo. Es decir, si entre los ingresos que tengo planificado, la cuota del préstamo no afectará de forma negativa y si efectivamente podré afrontar el costo.

¿Qué es la prórroga de préstamos?

La prórroga de préstamos hace referencia a un aplazamiento o solicitud de tiempo extra en el compromiso de pago de este producto. En otras palabras, cuando hablamos de una prórroga de pago, nos referimos al período de tiempo que se le concede al prestatario o deudor para realizar el pago de su cuota mensual, quincenal, semanal (según corresponda) en una fecha posterior a la que se había pactado al llegar al acuerdo en su contrato. 

Esta solicitud se puede dar debido a la aparición de algún imprevisto, o que en ese momento exista alguna dificultad para realizar el pago correspondiente, por motivos como el desempleo, salud, económicos, muerte de un familiar, entre otros.

Una de las ventajas o cuestión positiva que tiene una prórroga, es que no te vas a convertir en moroso al solicitarla. De esta manera vas a poder evitar cargos o comisiones por morosidad y también evitarás que se reporte tu préstamo como vencido.

¿Cómo se solicita una prórroga?

El proceso para solicitar una extensión del plazo del préstamo depende de la entidad financiera que te otorgó el dinero; es decir que las condiciones dependen del producto y de lo que se estipuló en su momento en el contrato del préstamo. Las entidades pueden tener algunas diferencias en sus procesos, por lo que se recomienda siempre tener la información clara para que efectivamente se pueda hacer el pedido correctamente.

En muchos casos, se debe realizar la solicitud a través de una carta de prórroga, con el fin de formalizar el trámite. Además, es posible que la entidad te pida algunos datos relevantes para tramitar y proceder con la aprobación o negación de la extensión del plazo.

Entonces, el primer paso si deseas solicitar una prórroga por el motivo que sea, es contactarte directamente con la entidad financiera con la que sacaste el préstamo. Allí te podrán brindar información necesaria para proceder con el trámite. Si contás con un buen perfil crediticio, lo más probable es que te ofrezcan alternativas para que puedas realizar el pago más tarde y no tengas repercusiones negativas que puedan afectar tus finanzas.

La cantidad de días de prolongación también son estipuladas por las entidades financieras; en general pueden ofrecer desde 7, 14 o 30 días para que puedas devolver el dinero pactado. Hay algunas, pero muy pocas, que pueden ofrecer 60 o 90 días, por lo que habrá que ver y analizar qué puede ofrecerte la entidad financiera en la que hayas solicitado el préstamo.

¿Es posible que nieguen la solicitud de prórroga?

Por lo general, uno piensa que a no muchas personas les pasa que tienen la necesidad de solicitar una prórroga, pero hay mucha gente que solicita un préstamo y después se encuentra en una situación complicada para pagar las deudas.

Esta situación es más común de lo que parece; el problema es que suele ocurrir de forma inesperada. Es decir, cuando tenés que afrontar gastos o urgencias económicas que no estaban contemplados en la planificación mensual. 

Entonces, si necesitás pedir una prórroga, no dudes en consultar con tu entidad financiera o banco pensando que lo van a negar porque no es algo común, al contrario, y más en tiempo de crisis. Además, es importante tener en cuenta que posiblemente las comisiones y gastos de mora sean más elevados que los posibles intereses de prórroga de un préstamo. Por eso siempre es mejor poner en claro los números y pedir este tiempo extra.

últimas noticias
noticias relacionadas