¿Puedo pedir préstamo si estoy en el Buró?

Para empezar, el Buró no determina si puedes o no pedir un préstamo. Eso puedes hacerlo siempre que quieras, y luego, será decisión de las entidades bancarias ver si te lo otorgan o no. Además, diferente a lo que muchos piensan, estar en el Buró no es necesariamente malo. 

¿Qué es el Buró?

El buró de crédito es una empresa privada, que se encarga de recibir información de las entidades financieras que brindan préstamos a una persona física o moral. Con esa información, arman un historial crediticio de cada persona y eso lo ofrecen a las empresas afiliadas para que puedan ver el comportamiento de cada una, si eres buen pagador o no. 

Es decir, todas las personas que hayan tenido, o que tengan actualmente un crédito, forman parte de la base de datos del Buró. 

En México hay dos empresas que se ocupan de guardar el historial crediticio: el Buró de Crédito y el Círculo de Crédito, ambas están autorizadas por ley para operar como sociedades de información crediticia. 

Cuando hablamos de las empresas  afiliadas, hablamos de bancos, arrendadoras, establecimientos comerciales, tiendas   departamentales,    compañías telefónicas,  compañías  automotrices. Estas empresas lo que hacen es analizar el historial de quien solicita el crédito para poder determinar si se lo otorgan o no. 

Algo muy importante a tener en cuenta: sólo tú puedes aceptar la autorización para que otro conozca tu historial. El mismo está regulado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, y toda consulta debe obligatoriamente ser autorizada por el consumidor. Por eso, si llegas a detectar consultas no permitidas, debes reclamar con urgencia porque podrías ser víctima de una estafa. 

¿Cómo sé si estoy en el Buró de Crédito? 

Para saber si estás en el Buró, tenés que ingresar en https://www.burodecredito.com.mx/, completar un formulario, y luego te llegará un mail con el reporte. 

Es importante no sólo revisar cuán positivo o negativo es tu historial, sino también verificar que la información sea correcta y no haya nada fuera de lugar. 

El reporte que brinda el Buró detalla: cómo has pagado, cuándo pagaste, cuánto tiempo te has retrasado con los pagos, desde cuándo volviste a pagar puntualmente, monto del último pago, cantidad del crédito otorgado, y el saldo deudor.        

¿Cómo mejorar mi historial crediticio?

Tener un buen Buró de crédito es esencial para obtener el financiamiento deseado. Cuanto mejor sea, más posibilidades de acceder a un préstamo tendrás. 

Por eso, es muy importante que tengas en cuenta las siguientes cosas:

  • La puntualidad: cancelar las deudas a tiempo, ya sea de las tarjetas de crédito, el celular, seguro automotor, etc.  
  • Evitá intereses: asegúrate de pagar antes de la fecha de pago, para evitar que te cobren porcentajes mayores por vencimiento.
  • Finanzas personales: saber cuánto puedes gastar, para no endeudarte y consumir más de lo que ganas. 

Si no estás en el Buró porque nunca pediste un préstamo, y por ende, no tenés un historial crediticio, es probable que algunas empresas no quieran arriesgarse y rechacen tu pedido. Pero tranquilo, hay varias cosas que puedes hacer

  • En primer lugar, si sos recién egresado de la universidad, tienes que saber que no vas a tener problema en recibir ofertas bancarias. 
  • Ahora, si ese no es tu caso, algo que puedes hacer es, básicamente, abrir tu historial. Es decir, saca un plan para tu celular, contrata televisión por cable, etc. 
  • Otra opción es pedirle un crédito a tu banco, ya que es más probable que te dé una tarjeta de crédito o un préstamo, antes que otra empresa que no te conoce.

¿Qué opciones de préstamos hay para quienes están en el Buró? 

Hay muchísimas opciones de préstamos. Hay, por ejemplo, empresas que prestan dinero sin fijarse en tu historial, son bancos y financieras que ofrecen los llamados préstamos inmediatos. Estos créditos suelen ser con tasas un poco más altas, porque son montos pequeños y el riesgo que asumen las empresas es mayor. Pueden solicitarse fácilmente por Internet, pero debes asegurarte que la empresa sea real, que está asociada al Buró y no es una estafa. 

En México, existen también las cajas de ahorro, que son sociedades cooperativas de ahorro y préstamo. Lo que hacen es ofrecer préstamos según el ahorro que genere una persona, que vendrían a ser los “socios”. Otra posibilidad, es el autofinanciamientoautomotriz, que sería una herramienta que ofrecen específicamente las agencias automotrices, en donde cada uno genera el ahorro para pagar el carro que quieres adquirir. 

Leave a Comment