Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

¿Qué es la NFC y cuáles son sus riesgos?

¿Qué es la NFC o tecnología contactless?

Para comenzar a comprender qué es la NFC, primero hay que entender qué significa la sigla. NFC viene de Near Field Communication, en español Comunicación de Campo Cercano, y es una tecnología que permite la transmisión instantánea de datos por aproximación entre un chip y un lector. Funciona en base a una distancia de pocos centímetros, por lo que es necesario que los dispositivos involucrados estén cerca.

Comenzó a utilizarse hace más de una década y, gracias a sus ventajas, fue creciendo alrededor del mundo. Al ser una tecnología que permite realizar pagos digitales sin contacto, entre el año pasado y este, con la situación generada por el COVID-19, se volvió más fundamental e indispensable aún y muchas marcas, bancos y organizaciones la incorporaron a su modelo de negocio. 

 

¿Para qué se usa la NFC?

La tecnología NFC tiene varios usos. Es una solución digital simple que se encuentra incorporada a la mayoría de los smartphones. Su aplicación más popular es en el ámbito de los pagos móviles, pero tiene varios usos más. 

Un uso de esta tecnología puede ser para realizar una sincronización instantánea con dispositivos inalámbricos, como auriculares o parlantes. Al contrario de lo que sucede al sincronizar dispositivos mediante Bluetooth, la sincronización en este caso es mucho más sencilla y rápida. 

También puede utilizarse como herramienta de comunicación. Por ejemplo, en algunos países se instalaron etiquetas NFC en monumentos o paradas de colectivos donde la gente acerca su celular y obtiene el tiempo de espera hasta el próximo autobús o un audio-guía descriptivo. 

Sin embargo, su principal uso es en la industria bancaria, fintech, etc., como método de pago. En este caso, en lugar de usar efectivo o tarjetas de crédito de manera física, la modalidad NFC permite digitalizar las tarjetas de crédito y realizar transacciones. Este proceso posibilita que completemos cualquier transacción simplemente aproximando nuestra tarjeta al lector.

 

¿Cómo utilizar la tecnología contactless para pagar con el celular?

Son cuatro los requerimientos para poder hacerlo. El primero es que tu celular sea compatible con la tecnología NFC. Tanto Android como iOS aceptan la tecnología, aunque, mientras Android la incluye en todos sus modelos nuevos, iOS la admite solamente a partir de la versión iOS 11. Otra diferencia es que en Android hay que activar la tecnología manualmente, mientras que en los smartphones con sistema operativo iOS, la NFC está siempre activa. 

El segundo requerimiento es tener una aplicación que soporte la tecnología. Una vez que tengas un celular compatible con la NFC, tendrás que descargar una aplicación que te permita agrupar tus tarjetas de débito y crédito y contenga una copia digital de las mismas. La copia digital servirá para comprobar su veracidad y, por ende, la seguridad de la transacción. Esta app puede y suele ser la del home banking de tu banco. 

El tercer requerimiento es muy simple, pero fundamental: tener conexión a internet. Sin conexión, será imposible utilizar la tecnología contactless para pagar con tu celular. 

El cuarto y último requerimiento es que el dispositivo con el cual se quiera conectar o al cual se le quiera transmitir determinada información tenga NFC. Entonces, no depende solo de vos, sino también de que el comercio tenga una terminal de pago contactless.

 

Ventajas de usar NFC en tu celular vs en tu tarjeta de crédito

Tanto las tarjetas de crédito como los celulares tienen la opción de hacer pagos sin contacto, por lo que existe cierta rivalidad entre los métodos. A continuación, listamos las ventajas de usar NFC en tu celular: 

  1. Rapidez: ambos métodos se caracterizan por su rapidez, dado que no requieren de firma (excepto en el caso de las tarjetas y los pagos de montos mayores a $1000). Adicionalmente, al usar NFC en tu celular, tenés una velocidad de transmisión elevada para enviar y recibir datos. Es un método casi instantáneo.
  2. Comodidad: el sistema NFC en el celular te da la posibilidad de almacenar todas tus tarjetas en una sola app, de manera digital, lo cual genera mayor comodidad y evita que lleves tu billetera con tus tarjetas a todos lados. 
  3. Seguridad: teniendo todas tus tarjetas almacenadas en una app, evitás su posible extravío, robo o clonación. Además, la seguridad está garantizada por la necesaria proximidad entre los dispositivos. A más de 10 o 15 centímetros, deja de funcionar. 
  4. Actualización: el sistema NFC, que implica una evolución de la tecnología contactless, permite y habilita una comunicación bidireccional. En cambio, la utilizada por la tarjeta de crédito, implica una comunicación unidireccional. 
  5. Protección y sustentabilidad: utilizando cualquiera de los dos métodos mantenés la durabilidad de sus tarjetas dado que no se borran sus números y el plástico se deteriora menos. 

 

Riesgos de los sistemas de pago NFC y medidas de prevención

Aunque el sistema de pago NFC es cómodo y seguro, no debemos pasar por alto el hecho de que, como todo, tiene sus puntos débiles y peligros. A pesar de su elevado nivel de seguridad, no son invulnerables y su seguridad depende, en gran medida, de nosotros. Existen distintas amenazas, pero también medidas de recaudo que podemos y debemos tomar ante cada una. 

Una de las principales amenazas que hay que tener en cuenta son las escuchas de los piratas informáticos. Aunque no ocurre a menudo, cuando nuestro celular intercambia datos de pago con el dispositivo de cobro, nos arriesgamos a que piratas informáticos capturen esta información y la utilicen para averiguar más sobre nosotros. La mejor forma de protegernos ante esto es realizar pagos a través de canales seguros, cifrados y de confianza

Otra gran amenaza es la vulnerabilidad de algunas aplicaciones de pago, es decir, apps que tengan fallos de seguridad. ¿Qué hacer ante esto? Además de utilizar canales seguros, es muy importante tener las aplicaciones actualizadas a sus últimas versiones ya que estas serán seguras y contarán con medidas de seguridad adicionales. 

Una tercera amenaza, es el posible robo de tu smartphone. Para evitar esto, lo mejor es proteger nuestros celulares utilizando un código PIN seguro o nuestra huella digital, o habilitando las opciones que piden autenticación antes de realizar cualquier pago. 

Por último, tener la tecnología NFC siempre activada también es una amenaza. Puede habilitar la intercepción de tu chip y el robo de información. Sin embargo, es fácil de solucionar: desconectá la NFC y activala solo cuando es necesario. Además, como medida preventiva adicional, podés habilitar la opción de usar la NFC solamente con la pantalla desbloqueada. Esto minimizará cualquier posible ataque que se produzca mientras tengas el celular en el bolsillo. 

La tecnología puede causar miedo o incertidumbre, pero lo importante es aprender a usarla y tomar todos los recaudos posibles. La NFC vino para quedarse; es útil, cómoda y rápida, y, utilizada con consciencia y responsabilidad, no te traerá ningún problema. 

 

Futuro de la tecnología NFC

Desde su creación hasta hoy, esta tecnología avanzó exponencialmente, en varios ámbitos. Nintendo incorporó el sistema a varias consolas, redes sociales como Facebook y LinkedIn también, las compañías tecnológicas tienen sus propios modelos de pago basados en NFC (Android Pay y Apple Pay) y muchos países incorporaron este sistema a sus sistemas de transporte público. Estos son tan solo algunos de los tantos ejemplos de usos y aplicaciones que existen. 

La tecnología NFC sigue creciendo por todo el mundo y no planea dejar de hacerlo. Tarde o temprano, la mayoría de las marcas, si no todas, encontrarán una aplicación de esta tecnología a su modelo de negocio.

últimas noticias
noticias relacionadas