Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

¿Qué es un préstamo y cuáles son los requisitos para pedirlo?

Préstamos y créditos son medios de financiación, pero difieren en plazos, flexibilidad e intereses. ¿Cuál es la diferencia y cuál te conviene? También te explicamos cómo pedir un préstamo.

En muchas ocasiones queremos hacer cosas que requieren dinero del cual no disponemos. Hacer un viaje, comprar una casa o un auto, irnos de vacaciones o comprar un buen regalo de cumpleaños. Pero sabemos que en el futuro, dispondremos de ese capital para realizar el gasto. Es por esto que existen los préstamos y los créditos. Es una manera de hacer más accesible la adquisición de bienes costosos. 

¿Cómo funciona un préstamo?

Un préstamo es una suma de dinero que una entidad financiera le otorga por única vez a una persona. La persona que recibe el préstamo deberá devolver esa suma de dinero, más los intereses acordados en un plazo de tiempo determinado. 

Es posible que cuanto más cuotas de devolución tenga el préstamo, más intereses de devolución va a incluir. Es por esto que es fundamental leer con detenimiento las condiciones de devolución del préstamo a la hora de solicitar uno. 

Diferencia entre crédito y préstamo

A diferencia de un préstamo, un crédito o una línea de crédito es una suma de dinero que una entidad financiera pone a disposición de una persona a través, por ejemplo, de una tarjeta de crédito o tarjeta prepaga. 

La diferencia principal está en que, mientras que un préstamo permite acceder a un monto de una sola vez en el momento de su concesión, un crédito pone a tu disposición una suma de dinero que vos podés gastar a demanda, y devolver únicamente lo que gastas. Puedes usar todo tu crédito de una, una parte o nada, pero solo devolveras el monto gastado más los intereses correspondientes. 

En cuanto a plazos, el préstamo tiene lo que se llama un “ciclo de vida cerrado”, con fechas precisas de entrega del dinero y de devolución del mismo establecidas, entre otras cosas, por el sistema de amortización de cada préstamo o las condiciones del banco o entidad financiera que lo otorga referidas a tasas de interés, CFT y demás. El crédito no, sino que el cliente solicita gradualmente la cantidad de plata que va necesitando. 

Requisitos para pedir un préstamo

Los requisitos para solicitar un préstamo varían según la entidad bancaria que lo otorgue. En general, los bancos suelen revisar el historial crediticio de quien solicita el préstamo. Si la persona cuenta con antecedentes de morosidad o deudas impagas, es menos probable que le otorguen el préstamo, y, en caso de que se lo otorguen, seguramente será con altas tasas de interés en la devolución del mismo. 

Hoy en día, con el auge del sector fintech, también se presentan nuevas oportunidades para solicitar préstamos o créditos de manera rápida e inmediata. Incluso en muchos casos, las fintech piden menos requisitos que los bancos tradicionales. Se caracterizan por ofrecer productos financieros más accesibles para todos y fáciles de gestionar a través de aplicaciones amigables y muy didácticas. Estas aplicaciones, además, garantizan transparencia y seguridad en el manejo de los datos personales de sus usuarios. 

¿Qué tener en cuenta antes de solicitar un préstamo o un crédito?

Solicitar un préstamo o un crédito nunca debe ser una decisión apresurada, y requiere evaluar el gasto a financiar, tus ingresos y analizar tus opciones de financiamiento para optar por la que mejor se ajuste a tu perfil y necesidad puntual.

Hay algunas cosas que deberías tener en cuenta y analizar a la hora de solicitar un crédito o un préstamo: 

  • Hacer un análisis minucioso de mercado: antes de pedir el crédito o el préstamo, asegúrate de haber analizado distintas opciones. Es probable que, cuanto más busques, más probable es que encuentres uno más conveniente de menor tasa. 
  • Analiza tu capacidad de pago: al momento de tomar está decisión, no hay que dejarse llevar por la emoción y el entusiasmo de poder concretar un proyecto gracias a disponer de más dinero. Sé realista. ¿Realmente podrás devolver ese dinero? Sólo tú tienes la respuesta. Para poder calcular esto, es necesario conocer tus finanzas personales y planificar un presupuesto.
  • Leer bien el contrato: como en todo en la vida, hay que leer bien detalladamente el contrato a la hora de solicitar el crédito o préstamo. Siempre importa la letra chica y puede esconder información muy relevante. Analizar todos los términos y condiciones, las tasas de interés y demás es vital a la hora de pedir dinero prestado.

En fin, la falta de dinero nunca debe ser una traba para comenzar un nuevo proyecto. Pero sí es importante que evalúes todas las alternativas y las circunstancias antes de solicitar un préstamo o un crédito, lo que mejor se ajuste a tu situación. Informate, analizá y ¡que nada te frene!

últimas noticias
noticias relacionadas