Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

¿Qué hago si necesito obtener un préstamo rápido?

Todos queremos gozar de estabilidad económica, también queremos poder darnos gustitos y disfrutar del dinero que ganamos trabajando. Para poder lograr eso, es necesario planificar la economía personal, calcular precisamente nuestros ingresos y tener ordenados los gastos. Aunque, a veces, a pesar de la planificación de nuestras finanzas personales, no todo resulta como nos hubiera gustado. Pueden surgir deudas acumuladas, exceso de gastos de vacaciones, pérdida del empleo, o cualquier otra eventualidad que nos lleve a la situación de necesitar conseguir plata extra y rápido.

¿Cómo conseguir rápidamente el dinero que necesito? 

¡Alto! Que no cunda el pánico. Lo más importante es pensar bien los pasos a seguir. Si te encuentras en la situación de necesitar dinero rápido, hay varias alternativas que puedes evaluar. Una primera opción es pedirle dinero prestado a un familiar o un amigo, pero no es lo que más te recomendamos ya que se pueden generar rispideces o malos entendidos. 

Una segunda opción es usar ahorros. A decir verdad, tampoco te recomendamos está opción. Los ahorros son difíciles de recuperar y muchas veces, tocarlos significa desinvertirlos quedándote sin respaldo alguno. La financiación con la tarjeta de crédito es una opción, pero hay que tener cuidado porque las tasas de interés que se cobran no son muy convenientes en algunos casos. 

Desde nuestro punto de vista, pedir un préstamo personal puede ser una excelente alternativa para conseguir dinero rápido, y acá te contamos porqué.

¿Qué es un préstamo? 

Un préstamo es una suma de dinero que una entidad financiera le otorga por única vez a una persona. La persona que recibe el préstamo deberá devolver esa suma de dinero, más los intereses acordados en un plazo de tiempo determinado. 

Los préstamos suelen  ser solicitados y otorgados con una finalidad particular, por ejemplo; un préstamo para comprar un auto o una casa. Pero, hoy en día, el mercado de los préstamos se ha diversificado y en muchísimos casos se otorgan préstamos sin un objetivo definido (es el caso de la mayoría de los préstamos online). 

¿Qué hago si quiero obtener un préstamo rápido? ¿Dónde puedo obtenerlo?

Para obtener un préstamo, no hay que hacer mucho. Tendrías que contactarte con una entidad financiera que lo otorgue, puede ser un banco tradicional o una fintech. 

Banco Sabadell, por ejemplo, es una muy buena opción en México ya que, al ser un banco digital, tiene una amplia oferta de productos financieros de gestión rápida, sencilla y con requisitos mínimos.

Con la digitalización del sector financiero, hoy incluso hay entidades financieras digitales que otorgan o facilitan el acceso a préstamos online personalizados en cuestión de segundos, cumpliendo con altos estándares de seguridad. Una de ellas es Alpréstamo, un marketplace que te acerca préstamos personales, tarjetas y otros servicios que están a tu alcance y disponibles para vos. 

En general, no hay muchos requisitos más que brindar algunos datos personales como nombre y apellido, celular, mail y tu número de DNI. 

Consejos a la hora de tener un préstamo rápido

Solicitar un préstamo nunca debe ser una decisión apresurada, y requiere evaluar el gasto a financiar, tus ingresos y analizar tus opciones de financiamiento para optar por la que mejor se ajuste a tu perfil y necesidad puntual.. 

El primer consejo que puedo darte, a la hora de encarar un gasto que supera tus ingresos,  es que te informes bien y analices más de una alternativa de pago. 

Luego, buscá entre medios de pago y alternativas de financiación que tenés disponibles – préstamos o créditos-, cuál conviene utilizar para este gasto puntual.

Asegúrate de leer bien el contrato antes de decidir y firmar. La famosa letra chica también importa, y muchas veces contiene información MUY relevante. Analizar todos los términos y condiciones, las tasas de interés y demás es vital a la hora de pedir dinero prestado. 

Otra cosa a tener en cuenta, es definir cómo harás para afrontar el pago de las cuotas. Muchas veces nos entusiasmamos con las puertas que podría abrirnos un préstamo o un crédito, sin pensar concretamente cómo haremos para devolver el dinero. ¡Que no te gane la emoción! Hay que ponerle la cabeza. 

Por último, más allá de los productos que tu banco pueda ofrecerte, te recomiendo analizar las propuestas de préstamos personales y tarjetas de crédito que ofrecen las fintech de manera rápida, segura y online. 

Resumiendo un poco, pedir un préstamo personal puede ser una buena alternativa en un momento donde necesitas dinero extra o cuando surge un gasto imprevisto. Pero es importante planificar y asegurarte de poder pagar luego las cuotas correspondientes. Al Préstamo puede facilitar la búsqueda de préstamos que necesitas y te ayudará a analizar qué opción se ajusta más a tus preferencias. 

últimas noticias
noticias relacionadas