Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

¿Qué son las CBDC?

Enterate sobre qué son las CBDC y si Uruguay puede optar por este tipo de monedas en el futuro.

El nacimiento del Bitcoin y su posterior auge hicieron que millones de personas alrededor todo el mundo se sumen a la ola cripto. Cada vez hay más gente que elige estos activos digitales como forma de ahorro, de inversión y de reserva de valor ante las fluctuaciones y los problemas recurrentes del dinero fiduciario tradicional, como la inflación y las grandes crisis económicas. Pese a su gran volatilidad, las criptomonedas han resultado de los activos económicos con mayor crecimiento de las últimas décadas. 

El avance de las criptomonedas representó un cambio de paradigma que tomó de sorpresa a los bancos, a los Estados y a las instituciones financieras tradicionales. Estos debieron responder ante el surgimiento de un nuevo sistema financiero descentralizado. Bajo estas condiciones surgen las CBDC (Central Bank Digital Currency, o, en español, “Moneda Digital de Banco Central”), estos proyectos nacieron gracias a una idea del Banco Central de Inglaterra y ya existen países que las utilizan como prueba piloto, como Japón y China. Pero, ¿las CBDC funcionan como cualquier criptomoneda? Nada más lejos de la realidad… 

Criptomonedas vs CBDC: ¿Cuál es la diferencia?

Las criptomonedas tienen un componente distintivo que las hacen diferentes a cualquier otro sistema financiero; se mueven dentro de un sistema descentralizado de usuario a usuario llamado “Blockchain”. Es decir, no hay ningún banco, gobierno ni entidad que pueda regular el sistema. Es imposible fijar precios y cobrar retenciones e impuestos sobre el dinero, ya que los usuarios son anónimos. El valor de una criptomoneda se define principalmente por mecanismos de oferta y demanda. 

En cambio, las CBDC son una especie de dinero fiduciario en formato digital, que aprovecha los avances de la tecnología para implementar una forma de pago y de tenencia de dinero más segura que el efectivo. Pero el sistema no deja de estar regulado por el banco central de un Estado. Además, esta divisa está respaldada por el Estado que la emite a través del Banco Central del país, por ende, no  deja de ser una moneda soberana que pretende circular con normalidad dentro de las fronteras del territorio nacional (o transnacional si se trata de una comunidad que comparte una misma moneda, como la Unión Europea) y con la cual se podría pagar cualquier bien o servicio. En este sentido, difiere de las criptomonedas, que hasta el momento no goza de tal aceptación social y son pocos los productores que las aceptan como medio de pago. 

Los proyectos de monedas CBDC apuntan a tener cierta liquidez que las criptomonedas, caracterizadas por ser un medio de ahorro, inversión y respaldo, no tienen aún. 

Ventajas de las CBDC frente al efectivo

Las CBDC aún están siendo desarrolladas o en un temprano formato de prueba piloto, como en el caso de Japón o China. Incluso Venezuela tiene su propia moneda digital y El Salvador fue más allá y nombró al Bitcoin como moneda oficial del país. 

Es de esperar que esta nueva forma de dinero fiduciario evolucione con el tiempo, ya que parece ser un eslabón clave en el proceso de digitalización que está atravesando el mundo. Podríamos llegar a pensar que con la aparición del dinero digital, tanto de las criptomonedas como de las CBDC, el efectivo tiene sus horas contadas. A continuación vamos a mencionar algunas de las ventajas que las CBDC pueden tener frente al efectivo.

Las CBDC son más seguras; mientras que el efectivo se puede perder o es más propenso a robos, a estas monedas digitales se accede dentro de una plataforma virtual con una clave, al igual que una cuenta bancaria. Aquí se busca aprovechar los beneficios de la tecnología encriptada para desarrollar un modelo más seguro.

Además, estas monedas digitales previenen falsificaciones y dinero mal habido: el dinero en efectivo puede ser replicado y falsificado. Incluso es el más utilizado cuando se trata de operaciones delictivas, ya que no puede ser rastreado. Las CBDC, en cambio, al poseer una tecnología avanzada y segura, no pueden ser replicadas y las operaciones quedan registradas. Esto último se asemeja a las operaciones bancarias, pero debemos recordar que este tipo de monedas digitales son emitidas por un Banco Central, por ende las operaciones se registran dentro de un organismo del Estado, en lugar de en una base de datos de banca privada. Es aquí en donde estas monedas se diferencian más de las criptomonedas. Y si bien puede contribuir a reducir las operaciones ilegales que se hacen en efectivo, genera un debate sobre hasta qué punto el Gobierno puede monitorear las operaciones financieras entre privados. 

El ePeso uruguayo

En 2017, Uruguay lanzó una prueba piloto de seis meses para probar la moneda digital de su Banco Central. El objetivo fue el testeo de la tecnología aplicada, sus facilidades de uso, la flexibilidad y la seguridad de los procesos. Fue la primera experiencia de emisión de billetes digitales en manos de un Banco Central en todo el mundo y los resultados fueron positivos.  

Se registraron en esta prueba 5.536 usuarios, se adhirieron 80 comercios de diferentes rubros y se registraron 66.571 operaciones. 

Si bien las autoridades del gobierno uruguayo quedaron satisfechas con los resultados. Aún no hay un proyecto muy concreto para adoptar este tipo de monedas en el corto tiempo. Aunque es muy posible que Uruguay adopte las CBDC en un futuro.  

últimas noticias
noticias relacionadas