Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

¿Qué son las hipotecas? ¿En qué se diferencian de los créditos hipotecarios?

Hipoteca y crédito hipotecario son dos términos que seguramente pienses que son lo mismo pero no lo son. En está nota te contamos cuál es la diferencia y qué aspectos tener en cuenta a la hora de solicitar una hipoteca.

Acceder a la vivienda propia es uno de los grandes sueños de la mayoría de las familias. Pero, a su vez, es uno de los gastos más grandes que seguramente tengamos a lo largo de toda nuestra vida. ¿Cómo hacer para lograrlo? Existen soluciones para que más personas puedan cumplir ese sueño. La principal opción es solicitar una hipoteca o un crédito hipotecario. 

Los créditos hipotecarios o hipotecas son créditos exclusivos para la adquisición (o refacción) de una vivienda. Y, es cierto que todos los meses debes seguir haciendo el esfuerzo de destinar una parte de tu salario a la vivienda, pero, a diferencia de un alquiler, es para tener una casa al final del día.

¿Qué son las hipotecas y para qué sirven?

Las hipotecas son créditos que otorga un banco u otra entidad para la compra de una vivienda. Su principal característica es que esa vivienda es la garantía de la hipoteca. 

Una gran ventaja de este tipo de crédito es que la garantía es el inmueble que se compra, no es que se debe disponer de un inmueble anterior para usar como garantía. Justamente, las hipotecas nacieron con el objetivo de hacer que más personas puedan acceder a comprar la vivienda propia. 

¿Cómo funcionan las hipotecas?

Las hipotecas funcionan como cualquier crédito y tienen como garantía la vivienda. Pueden variar según el banco que las otorgue, algunos bancos ofrecen el 100% del valor de la propiedad y otros una porción, es algo que también depende de las características del solicitante. Es por esto que también es importante procurar tener un buen perfil crediticio antes de emprender la solicitud de un crédito de este tipo. El perfil crediticio es un informe detallado sobre los antecedentes de pagos e impagos de un individuo. Solo con tu CUIT/CUIL, podés consultar gratis en la web del Banco Central. De esta manera, podés ver si tenés alguna deuda sólo con tu CUIT, gratis y sin salir de tu casa. 

Una opción en caso de que no puedas acceder a una hipoteca por alguna razón, es solicitar un préstamo. La desventaja es que deberás tener dinero ahorrado porque es muy poco probable que un préstamo equipare el precio de una casa o apartamento, pero quizá es una manera de compensar los ahorros y poder acceder a la vivienda propia.

Qué debo tener en cuenta antes de solicitar una

Antes de solicitar una hipoteca hay tres puntos fundamentales a tener en cuenta. Son los siguientes: 

  • Realizar un minucioso estudio de mercado de las hipotecas disponibles: las tasas de interés para la devolución de la misma pueden variar de entidad a entidad, así como los plazos. Por eso, es muy importante que evalúes todas las posibilidades y luego elijas lo que más te convenga. Al momento de seleccionar la hipoteca a solicitar, los puntos más importantes a los cuales se debe prestar atención sin falta son la tasa de interés y el plazo para pagar. En esta nota te contamos cómo entender y calcular los distintos tipos de tasas de interés. 
  • Analizar y comparar todas las opciones disponibles para la compra de la vivienda: este análisis debe incluir también la evaluación de la zona para vivir. Hay zonas más caras que otras, más allá del valor de la vivienda esto es importante por los impuestos que se pagan en cada lugar. Se deben mirar muchas opciones y no cerrarse a nada, para tener un profundo conocimiento de la oferta antes de comprar. 
  • Planificar la devolución de la hipoteca: la compra de una casa seguramente sea la compra más grande de tu vida. Lo mismo sucede con la hipoteca, probablemente sea la suma de dinero más grande que pedirás prestada en toda tu vida. Por lo cual, planificar cómo se van a abonar las cuotas de devolución resulta central, todos los meses, una porción del salario será destinada obligatoriamente al pago de la hipoteca. Una recomendación que te hacemos es que si en algún momento luego de tomar la hipoteca contás con un dinero extra, aproveches para cancelar cuotas por adelantado. 

¿Qué son los créditos hipotecarios?

Los créditos hipotecarios son créditos que pueden utilizarse para la compra o refacción de una vivienda, pero no necesariamente deben utilizarse para ello ya que no estará la vivienda como garantía del crédito. 

Existen créditos de muchos tipos y el crédito hipotecario es uno de ellos. Es más, en el lenguaje de todos los días nos solemos referir al crédito hipotecario con la palabra hipoteca, pero la realidad es que existen algunas diferencias entre los dos conceptos. 

¿Cuál es la diferencia entre los créditos hipotecarios y las hipotecas?

La principal diferencia de una hipoteca frente a un crédito hipotecario es la posibilidad de efectuar una subrogación o cambio de banco. Es más fácil transferir una hipoteca por los gastos de cancelación y de formalización de un nuevo préstamo que el crédito hipotecario conlleva. 

Hoy en día en Argentina, no es fácil acceder a un crédito hipotecario o una hipoteca porque, debido a la frágil situación económica, hay poca disponibilidad. De todas formas,  con el auge del sector fintech, hay muchas stratups y aplicaciones que ofrecen créditos y préstamos con pocos requisitos y sin necesidad de acercarte físicamente a una sucursal, además, te dan la posibilidad de comparar para encontrar el mejor.

últimas noticias
noticias relacionadas