Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

¿Qué tipos de préstamos existen en Uruguay y cómo elegir el mejor?

Existen muchas opciones a la hora de solicitar un préstamo. A veces puede resultar un tanto abrumador. En esta nota te explicamos cuáles son los disponibles en Uruguay y las claves a tener en cuenta a lo hora de solicitar uno para elegir el que mejor se adapte a tus necesidades.

Un préstamo es una herramienta financiera en la cual una entidad accede a “prestar” una cantidad de dinero a cambio de que la persona que la recibe se compromete a devolverlo. Pese a que endeudarse puede sonar negativo, tomar deuda no siempre es malo. No debemos olvidar que un préstamo es una herramienta financiera muy útil ya que nos permite acceder a dinero del cual no disponemos. 

Pueden ser útiles para ayudar para saldar deudas (en el caso de conseguir mejores condiciones), también para cumplir objetivos planificados, como comprar una casa, o un auto, incluso para invertir en algo rentable, resolver un imprevisto o puede ser negocio si no se ajustan a la inflación. Es importante, sin embargo, no abusar de ellos para que la deuda no se convierta en un problema y se debe tener en cuenta que implica asumir un compromiso de pago por un periodo de tiempo determinado por lo que se debe tomar esta decisión responsablemente teniendo en cuenta el estado de nuestras finanzas. 

La cantidad de opciones existentes en el mercado pueden resultar abrumadoras. Las condiciones varían dependiendo de las entidades financieras y también de la capacidad de quien lo solicita. A la hora de solicitar préstamos hay muchas variables a analizar pero el mejor préstamo siempre será aquel que mejor se adapte a tus necesidades. 

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de comparar préstamos? 

A la hora de comparar los préstamos no solo debes prestar atención a la tasa de interés. Quizás sea la variable más sencilla dado que, en cierto punto, representa “el precio” del préstamo. Sin embargo hay otros aspectos para analizar qué pueden ofrecer mejores condiciones de financiación, cobro de comisiones, plazos, costos adicionales como penalizaciones o pagos anticipados, métodos de pago. Además, aunque suelen ser más costosos, es interesante prestar atención a aquellas entidades que cuentan con condiciones flexibles y ofrecen préstamos personalizados que se adaptan a la situación de quien lo solicite.

En esa misma línea también hay que tener en cuenta los plazos dependiendo de la urgencia con la que precisamos contar con el dinero. Normalmente, las entidades financieras se toman un tiempo para evaluar otorgar un préstamo y suelen además solicitar garantías (comprobantes de ingresos o contratos de trabajo) para asegurarse de que la persona a la cual se lo darán es capaz de cumplir con los pagos. Sin embargo, que sea rápido no es sinónimo de estafa siempre que venga de una entidad confiable porque también hay muchos estafadores circulando que se aprovechan de la necesidad de quien solicita dinero.

Además de la tasa de interés es importante conocer qué otros costos implica el otorgamiento de un préstamo. Las comisiones son gastos extras que normalmente asume quien tome el préstamo e implican un aumento en el costo del mismo que no siempre está aclarado desde un principio. Por esta razón, es importante siempre consultar por comisiones o gastos extras sellar el acuerdo con la entidad bancaria como también preguntar por la posibilidad de reestructuración de deuda ya que nunca estamos a salvo de los imprevistos. Los mejores préstamos suelen ser aquellos que no cobran comisiones. Por lo tanto, es importante tener en cuenta entonces el costo anual total es la tasa real de interés que incluye todos los cargos adicionales que puede tener un préstamo (comisiones, cuotas y seguros). 

Tipos de préstamos en Uruguay

Los préstamos se pueden clasificar de muchísimas maneras de acuerdo a objetivo, garantía, destinatario, prestamista, plazos, importe, garantía, requisitos, entre otros. Dos de las más utilizadas es clasificarlos según la finalidad del dinero o según el plazo de vencimiento. En la segunda entonces existen los de corto plazo (plazo máximo de un año), mediano plazo (el vencimiento varía entre uno y tres años), largo plazo (superan los tres años).

La otra clasificación se refiere al uso que le dará el usuario al dinero y como su nombre lo indica el dinero otorgado se utiliza para finalidades concretas. Los préstamos personales generalmente son montos pequeños y a corto plazo que suelen utilizarse para financiar necesidades concretas en un momento determinado. Por su parte, los llamados préstamos al consumo se usan para financiar bienes de consumo duraderos como autos, muebles o electrodomésticos. De acuerdo a su nombre, los préstamos de estudios se utilizan para financiar la universidad, estudios de postgrado o masters. Los intereses suelen ser más baratos que los de los créditos personales y en general los estudiantes los devuelven en el largo o mediano plazo luego de finalizar su carrera. El gobierno uruguayo ofrece también préstamos sociales que son en efectivo. Tiene como condición para ser otorgado ser jubilado o pensionista de BPS o percibir subsidio especial por inactividad compensada o subsidio transitorio por incapacidad. En el caso de los préstamos hipotecarios suelen ser préstamos a mediano o largo plazo y para otorgarlos la entidad pide una garantía puntual: la hipoteca de un bien inmueble. Los préstamos para empresas, en tanto, están destinados a las compañías. Los plazos también varían y dependen probablemente del uso que la empresa le dará al monto conseguido. 

Préstamos vs. Créditos

Aunque muchas veces son utilizados indistintamente, préstamo y crédito no son sinónimos, son productos financieros diferentes. Como ha sido mencionado, en caso de necesitar disponer de una cantidad de dinero, necesitarás solicitar un préstamo. El monto acordado, junto con los intereses y gastos extras acordados, se debe devolver en un plazo también determinado junto con la entidad financiera y generalmente se realiza con cuotas establecidas.

En el caso de un crédito,  el usuario primero gastará mientras el banco le “presta” dinero y luego solo tendrá que pagar el dinero que ha utilizado. Por lo tanto, el dinero está a disposición del cliente, no deberá solicitarlo y además solo pagará por el dinero del que dispone. Un ejemplo fácil son las tarjetas de crédito.

A través de nuestra fintech, Alprestamo, podés encontrar los préstamos que mejor se adapten a tus necesidades financieras, somos un marketplace de productos financieros que vincula a usuarios con entidades financieras. Utilizamos un modelo innovador basado en herramientas tecnológicas para conectar a los usuarios que tienen alguna necesidad financiera con entidades capaces de ofrecerles un producto que se adecúe a su perfil. A través de pasos muy simples podés encontrar un préstamo de manera rápida y segura. Primero, deberás completar tus datos mediante un formulario que será necesario para evaluar tu perfil crediticio. Una vez que tu perfil es evaluado, el sistema te presenta las mejores opciones disponibles.

últimas noticias
noticias relacionadas