Reorganizá tus deudas con un solo préstamo

¿No sabes cómo pagar tus deudas? Conoce este mecanismo para saldarlas y la información que necesitas tener en cuenta para ordenar tus finanzas personales y evitar permanecer endeudado.

Contraer una deuda no es el fin del mundo. En época de crisis, son muchos quienes necesitan acudir a un préstamo para cubrir gastos de urgencia o lograr reorganizar su situación financiera. Aunque a veces puede resultar aterrador endeudarse, no debemos olvidar que los préstamos son una herramienta financiera muy útil ya que nos permiten acceder a dinero del cual no disponemos para poder lograr objetivos: cambiar un auto, mudarse, viajar e incluso invertir. La mayoría de los emprendedores, por ejemplo, iniciaron sus carreras endeudándose para invertir en un proyecto que luego les traería grandes ganancias. El primer paso siempre es conseguir financiación. 

Pedir un préstamo puede ser algo muy positivo cuando se utiliza de manera correcta y responsable. El mejor siempre será aquel que mejor se adapte a tus necesidades y condiciones.

Consejos para saldar las deudas contraídas

Hacer un inventario

El primer paso para resolver el problema es conocer el panorama. No solo es necesario conocer bien tus deudas -calcular exactamente cuánto debes, a quién, en qué plazo y con qué tasas de intereses-, sino también tus ingresos y egresos para poder crear un plan para saldar las deudas. 

Organizar las deudas

No todas las deudas tienen el mismo nivel de urgencia. Para ordenarlas, se debe prestar atención a la tasa de interés de cada deuda, es decir, “el precio” de cada una de ellas. Por lo general, entre más grande sea la deuda, más altos serán los intereses que la acompañan. Organizalas de mayor a menor no solo por el valor que debes, sino también por sus intereses. Este orden te permitirá establecer tus prioridades y saber cómo atacar el problema y qué deuda saldar primero. Es importante saber, además, qué consecuencias tiene la falta de pagos. Esto implica conocer aquellas que cuenten con alguna posibilidad de embargo. 

Ordenar tus finanzas

Antes de pedir un préstamo es necesario ordenar todas nuestras finanzas. Una vez detalladas las deudas, es hora de listar nuestros ingresos y egresos para saber con qué dinero contamos mensualmente para abonar un crédito y tomar esta decisión responsablemente. Para evitar de este modo endeudarnos con un costo que no podremos saldar incumpliendo el objetivo principal que es ordenar nuestras deudas para poder cancelarlas todas. 

Es recomendable, entonces, hacer una lista para anotar todos los ingresos. El foco de atención, de todos modos, debe estar en los gastos. Deberás identificar cuáles son fijos e imprescindibles -aquellos necesarios para vivir- y cuáles se pueden eliminar o al menos minimizar. Muchos hablan de los “gastos hormigas”, aquellos que parecen casi imperceptibles por ser de montos bajos pero que al sumarlos se vuelven un monto importante, lo notarás solo al anotarlos. 

Una vez que estén identificados tus ingresos y gastos podrás conocer cuál es tu capacidad real para saldar tus deudas, conocida como tu capacidad de pago: la diferencia que existe entre lo que ganas y lo que gastas.

Otro consejo: limita el uso de tus tarjetas de crédito. Los expertos recomiendan gastar lo menos posible y evitar contraer nuevas deudas. Las tarjetas de crédito pueden resultar una trampa para seguir endeudándose y sobre todo en gastos que no son imprescindibles. Es importante siempre tener en mente dejar de acumular deudas para poder cumplir con el plan y pagar las ya existentes. 

Reorganiza tus deudas con un solo préstamo

Existen varias formas de atacar tus deudas, una de ellas es consolidarlas. Esto implica saldar todas tus deudas adquiriendo una nueva. Parece contradictorio dado que, sí, es una nueva deuda, pero de esta manera solo abonarás una cuota y no muchos. Esto significa juntar los pagos de todas tus obligaciones a través de un crédito de una institución financiera que te ofrece un plan de pago con mejores condiciones. Tomar un nuevo préstamo para poder cancelar todas las otras deudas contraídas. Para esto, resulta importantísimo haber realizado el panorama de las deudas previamente para saber el monto necesario para saldarlas. 

En el caso de que tengas saldos pendientes en varias tarjetas de crédito, el mecanismo es el mismo, trata de consolidar tus deudas en una sola para evitar seguir acumulando intereses. 

Ventajas de utilizar Alprestamo para encontrar el tipo de préstamo ideal

Alprestamo es una plataforma de servicios financieros que conecta a los clientes con las entidades y ofrece productos que se adaptan a las necesidades de cada usuario. A través de pasos muy simples podés encontrar un préstamo de manera rápida y segura. Primero, deberás completar tus datos mediante un formulario que será necesario para evaluar tu perfil crediticio. Una vez que tu perfil es evaluado, el sistema te presentará las mejores opciones disponibles.

Podés encontrar entonces el préstamo que mejor se adapte a tus necesidades y saldar todas tus deudas anteriores. Luego con más tiempo, planificación y menos presión podés organizarte para pagar este préstamo y eliminar tus deudas de una vez y para siempre.

últimas noticias
noticias relacionadas