¿Quiénes son las “ballenas del bitcoin” y cómo pueden mover este mercado?

El mundo cripto trae consigo una clasificación de tenedores de criptomonedas en base a la cantidad de bitcoins que tienen en sus billeteras virtuales. Los mayores inversores dentro de este sistema pueden mover el mercado con un solo movimiento.

La era “Cripto” nos trae diversas denominaciones que nos ayudan a diferenciar las diferentes ramas del mercado. Adentrate en esta nueva clasificación así como en las cualidades que la componen. Desde Alprestamo te brindamos toda la información necesaria para conocer un poco más sobre este sistema financiero. 

¿Qué son las criptomonedas?

Las “cripto” son un medio digital de intercambio basado en la criptografía. Dicha moneda alternativa permite que puedas transferir valor garantizando su titularidad así como la integridad de la transacción de manera inmediata. Es una forma de dinero digital que no tiene la necesidad de que un organismo central lo certifique. Estas se transfieren de usuario a usuario y su valor está determinado principalmente por mecanismos de oferta y demanda entre los usuarios de la blockchain. 

Si te interesa comprar criptomonedas desde Uruguay, no dudes en consultar la siguiente nota que te ayudará en el paso a paso. 

Bitcoin como la criptomoneda más popular

Desarrollada en 2008 por su autor anónimo que firmó el protocolo bajo el seudónimo Satoshi Nakamoto, bitcoin fue la primera criptomoneda en moverse mediante transacciones y minado dentro de la blockchain. Esta cadena de bloques la podemos describir como un libro contable digital y público en el que quedan registradas todas las transacciones a prueba de manipulaciones de los datos, haciendo a la confiabilidad. Al ser un proyecto de código abierto permite la colaboración de la comunidad en el desarrollo. 

¿Cómo funcionan? 

Los bitcoins (BTC) se producen mediante un proceso de “minería”. Esta moneda digital, al igual que todas las demás existentes, funciona con su propio algoritmo que permite gestionar la cantidad de nuevas unidades que se emiten cada año

Cada bloque, introducido anteriormente, es generado aproximadamente cada 10 minutos. Los 3 pasos a seguir por los mineros son: incluir una serie de transacciones, resolver un acertijo criptográfico y transmitirlo a la red. Quien resuelve dicho acertijo recibe una recompensa que disminuye en un 50% cada 210,000 bloques. De esta forma nacen las nuevas monedas al mercado. Este proceso, denominado halving, ocurre cada 4 años. Por lo tanto, se la considera una moneda deflacionaria ya que la emisión de nuevas monedas es cada vez menor. Se destaca que la emisión total de bitcoin será de veintiún millones. 

Categorías de tenedores de bitcoins 

La siguiente clasificación se ideó para generar parámetros dentro de los tenedores de bitcoins. Se piensa como un “mar de criptografía”, según un informe de la firma de análisis de cifrado Glassnode, por lo que todos sus peces tienen un impacto en la salud del sector.

Orden jerárquico submarino:

  • Camarón: si posees menos de un bitcoin.
  • Cangrejo: si posees algo entre BTC 1 y 10 bitcoins.
  • Pulpo: contienen entre 10 y 50 bitcoins.
  • Pez: los que poseen entre 50 y 100 bitcoins.
  • Delfín: los que poseen entre 100 y 500 bitcoins.
  • Tiburón: contienen entre 500 y 1000 bitcoins.
  • Ballena: si posees 1000 y 5.000 bitcoins.
  • Ballena jorobada: si posees más de 5.000 bitcoins. 

Al mismo tiempo, se encuentran los mineros, quienes poseen una décima parte de la participación total, y las bolsas están en posesión del 12,7%.

¿Qué son las “ballenas del BTC”?

El término “ballenas” en este caso identifica al grupo de los mayores tenedores del mundo bitcoin. Se estima que los 3 mayores poseedores de Bitcoin comprenden el 3,07% de todos los bitcoins en circulación y representaban un valor de aproximadamente USD 27.800 millones de dólares en septiembre de 2021. Las ballenas más grandes de dicha cripto son Satoshi Nakamoto, el inventor del bitcoin, los gemelos Winklevoss, y capitalistas de riesgo como Tim Draper y Barry Silber.

Al ser un sistema financiero determinado principalmente por mecanismo de oferta y demanda, los grandes movimientos de criptoactivos pueden movilizar el precio de estos, que de por sí es muy volátil. Cuando una ballena vende sus bitcoins, se amplía la oferta y cae el precio del activo, por esto los pequeños inversores y traders tratan de anticiparse para vender cuando el precio está al alza y volver a comprar cuando el precio cae.  

En resumen, si dichos tenedores de activos mayoritarios deciden vender de forma repentina, habrá una gigantesca oferta, y eso provocaría una caída enorme en los precios. Esto mismo observamos que sucedió hace poco cuando Elon Musk, CEO de Tesla, vendió acciones de su propia compañía y el precio cayó casi un 14 por ciento en un día. 

De esta forma, los inversores de todo el mundo tratan de anticiparse a las ventas de las ballenas, por lo que un simple movimiento de una ballena puede provocar un efecto en cadena que haga que cientos de miles de inversores decidan vender sus criptos por el miedo a que la ballena venda antes que ellos y caiga el precio. 

Te presentamos un ejemplo que ocurrió con una ballena de Bitcoin. Estamos hablando de un inversor anónimo quien poseía desde el 8 de octubre del 2013 más de 2 mil bitcoins en su billetera de criptomonedas (casi USD 300 mil en aquel año) decidió enviar sus Bitcoins hacia otras 2 billeteras. Esos miles de dólares del 2013 pasaron a valer más de USD 143 millones hoy en día, la venta de dicha suma podría derrumbar el precio de la criptomoneda más grande. Debido a este movimiento muchos inversores se anticiparon y vendieron sus criptos, haciendo caer más de 6 por ciento el precio de Bitcoin a fin del 2021. Finalmente, la ballena no vendió, pero tan solo dicha transferencia alertó al mercado.

Posibles peligros de la concentración de capital en pocas manos

Las ballenas con sólo hacer pequeños movimientos, ya sean compras o ventas, provocan grandes sacudidas en el mercado. Los 10.000 inversores más importantes tienen en su poder uno de cada tres bitcoins que existen en el mundo. Lo cierto es que es imposible saber si las direcciones de los monederos representan o no a inversores independientes o a empresas e incluso mercados de compraventa, ya que podrían estar controladas por la misma entidad. 

Esto refleja que en un futuro podría reducirse la demanda al ser un activo con poca democratización. Así es como los agentes económicos seguirían refugiándose en otros respaldos de valor, como el dólar, si este sistema financiero resulta ser uno de capitales concentrados en pocas manos. 

últimas noticias
noticias relacionadas