Últimos artículos sobre préstamos, finanzas personales, fintech, ¡y más!

Vacaciones de invierno: ¿Cómo viajar en cuotas sin tarjeta?

Los viajes al exterior se redujeron mucho, por la incertidumbre que generó la pandemia y por la situación económica. En está nota te contamos alternativas para que puedas viajar al exterior.

Si pensamos en vacaciones hoy en día, lo primero que viene a nuestra mente es lo difícil que está viajar al exterior. Por dos motivos: por el tipo de cambio y porque ya no hay cuotas en los pasajes de avión para viajar afuera de Argentina. Si bien existen distintos incentivos para el turismo, como el programa PreViaje, las cuotas para vuelos de cabotaje y los paquetes de viaje en agencia, todos estos suelen ser para destinos locales. No decimos que viajar por Argentina no sea un excelente plan, pero irse a un lugar cálido en vacaciones de invierno pareciera ser bastante superador (¡a no ser que te guste esquiar!). El tema, es que para la gran mayoría se volvió prohibitivo ya que pocos pueden hacer el gasto de una sola vez. ¿Qué formas de pago en cuotas existen?

Destinos más elegidos para vacaciones de invierno en el exterior

Antes de la pandemia, los destinos al exterior más elegidos por Argentinos para vacacionar en invierno eran Miami o Brasil. Claramente, muchos querían escaparse del frío para disfrutar de la playa. La pandemia y la situación económica hicieron que muchos de esos viajeros, opten por destinos nacionales. 

Hoy en día, esos siguen siendo los destinos favoritos de los argentinos en el exterior para las vacaciones de invierno, pero disminuyó mucho la cantidad de pasajeros que se suben a un avión y se toman un período de descanso en el exterior. 

Formas de pago en cuotas: clubes, agencias y “rulos” turísticos

Está difícil pero no es imposible. A la hora de planificar un viaje al exterior, hay distintas opciones que podes evaluar. Una primera opción es unirse a un “club de millas” de alguna línea aérea. Es un sistema que posibilita emitir tickets con un sistema que no otorga un crédito, sino que facilita y optimiza el ahorro previo, mediante la compra de millas. La idea es ir adquiriendo millas mes a mes para luego intercambiarla por un pasaje. Es como pagar en cuotas, pero el gasto se pospone un poco ya que se deben prever los meses necesarios para juntar las millas para el pasaje.

Otra opción puede ser comprar un pasaje con tarjeta de crédito y pagar el mínimo de la tarjeta el mes siguiente, para dividir el gasto en otro mes. Pero ojo con esto, tenés que ser prolijo y organizado; y tiene que estar fríamente calculado para no caer en deudas irrisorias e innecesarias. 

Sugerencias de ahorros posibles en viajes 

Viajar es un lujo pero hay viajes y viajes. Hay viajes que son muy lujosos y otros que son más austeros. En realidad, depende cuál sea el objetivo de tu viaje. Si querés conocer una ciudad o si querés irte a descansar y darte todos los gustos. Hay muchos gastos en los viajes que pueden ahorrarse. Por ejemplo, no es necesario sentarse a comer todas las comidas en un restaurante, comprando algún producto en un supermercado, puede ser una gran alternativa almuerzo. Otro gran aliado para ahorrar en comidas que tenemos los argentinos es el mate. Te permite sentarte a ver un atardecer tomando algo sin la necesidad de gastar plata. 

Otro gran ahorro puede ser evitar comprar souvenirs. Hoy en día, las fotos y videos son nuestro gran recuerdo de vacaciones. Uno no se da cuenta, pero si en cada lugar que conocemos, compramos un souvenir, se acumula una suma considerable de dinero. 

Si te gusta viajar, hay maneras de ingeniarselas. En todos los viajes hay “gastos hormiga” que se pueden eliminar. Son esos gastos que llegas al final del viaje y decís “¿En qué se me fue la plata?”. 

Préstamos como herramienta para pagar gastos en cuotas

Otra buena opción para no quedarte sin hacer ese viaje que tantas ganas tenías es sacar un préstamo. Hay muchas fintech que ofrecen préstamos personales. Esto sería como sacar un pasaje en cuotas, pero en vez de pagar la cuota en la tarjeta, vas devolviendo el préstamo que sacaste. Lo que no hay son préstamos sin interés, pero es cuestión de hacer un buen estudio de mercado y encontrar el préstamo con la tasa más baja. Hay muchos préstamos de tasa fija, y con la inflación, la tasa también se va licuando. En esta nota, te explicamos cómo comparar los distintos préstamos que hay para elegir mejor el tuyo. 

De todas formas, lo más importante es que puedas disfrutar del viaje sabiendo que tomaste decisiones responsables y que tus finanzas están sólidas. No es malo tener deudas (de hecho todos las tenemos con la tarjeta de crédito), el punto principal es que todo sea planificado y acorde a tu capacidad de pago. 

últimas noticias
noticias relacionadas