Acceder a un 0 km en Argentina: ¿es posible?

¿Estás pensando en adquirir un km 0? Antes de empezar a buscar, te traemos información útil a tener en cuenta.

Los precios de los 0 km en Argentina han sufrido recientemente aumentos de precio desproporcionados en relación a otros bienes. En lo que va de este año subieron más de 10% en muchos casos y ya no quedan modelos que cuesten menos de $2 millones en el mercado local. 

¿Cuáles son los motivos de este aumento de precios?

Actualmente, en Argentina, además del precio elevado de cada auto, es muy difícil encontrar un modelo específico en un concesionario, y si se encuentra, rara vez se entrega manera inmediata.

El gran problema es que está muy restringido el ingreso de autos al país. La parálisis que sufrió la industria a causa de la pandemia todavía no ha recuperado los valores normales.

A esto se le suma que muchos de los modelos de baja gama que venían de Brasil fueron discontinuados, y se ofrecen únicamente por medio del plan de ahorro. En contrapartida, las marcas apuestan todas sus fichas a los productos locales. Esto quiere decir que la falta de stock se hace más presente, hay demoras en las entregas y por ende los precios de cada unidad se disparan.

En lo que se refiere a la cuestión local, el problema reside en la falta de dólares, por la cual el Gobierno está restringiendo las importaciones. Por este motivo, los modelos producidos en el país encabezan las ventas y las terminales, ante esta escasez de dólares, optan por concentrarse en importar las gamas más rentables en lugar de los modelos más económicos. En enero hubo fabricantes que no pudieron entregar los vehículos, ya sea porque les faltaba una pieza importada para completarlos o porque tenían trabado por el Gobierno el ingreso del auto completo.

En definitiva, las automotrices se ven obligadas a reducir su oferta de vehículos nuevos y no logran suplir la demanda de consumidores decididos a comprar un 0 km. Esto, si nos guiamos por los mecanismos económicos universales de la ley de oferta y demanda, genera un aumento en el valor de estos bienes. Además, hay que tener en cuenta que la inflación -que en 2021 fue del 50.9%- genera que el precio de todos los bienes suba. 

Los modelos más económicos del mercado

Si querés elegir el más económico, el que está hoy en venta en la Argentina es el Toyota Etios Aibo, un utilitario de una automotriz japonesa de dos asientos desarrollado sobre la base del Etios, el auto pequeño de la marca. Cuando fue presentado en enero costaba $1.994.000 y a fin de febrero su precio oficial (IVA incluido) era de $2.092.000.

A este le sigue el Fiat Mobi Like (con motor 1.0), a $2.120.300. 

El tercer lugar en la lista en este momento corresponde al Fiat Cronos, el auto líder en ventas en el país en 2021. Esto se debe a una excelente estrategia de la marca, que lo posicionó como el auto argentino con mayor integración de piezas locales (un 48%), con buenos precios y múltiples versiones.

Impuesto a los autos “de lujo”

Desde el mes de marzo de 2022, el Gobierno argentino aplicará una nueva base imponible para los impuestos internos de los automóviles 0 kilómetros. Cada tres meses, la AFIP actualiza el precio de lista que indica qué vehículos deberán pagar el impuesto a los autos de lujo. El último ajuste es del 9,8%. 

Con el nuevo ajuste, el impuesto al “lujo” para los autos alcanzará a los modelos de aproximadamente más de $3.700.000 de precio al público. Desde el 1 de marzo y hasta fin de mayo, los 0 kilómetro por arriba de ese valor estarán gravados con la primera escala de los Impuestos Internos, que equivale a una alícuota del 20 por ciento. 

Los ajustes se hacen cada tres meses, y el parámetro es un índice similar al de la inflación oficial, aunque no tan preciso. Esto permite a los fabricantes ir trazando su estrategia de precios, aunque lo más común es ver que, una vez sabido el nuevo precio máximo para quedar fuera del impuesto, se le busque poner un “tope” a los precios en un valor seguro por los siguientes tres meses.

Entonces, ¿es posible para el argentino promedio comprar un 0 km?

La respuesta es que no resulta sencillo. Tomando como referencia el salario mínimo vital y móvil que se cobra en la Argentina, que en febrero pasó a $33.000, se necesitan como mínimo unos 63 sueldos para llegar a un auto 0km de unos $2.100.000. Si se toma en cuenta el salario privado promedio informado por el ministerio de Trabajo en 2021, se necesitarán 21 salarios promedio. 

Por esto mismo, terminamos sugiriendo que si realmente estás interesado en adquirir un auto km 0 y no tenés el total del dinero en este momento, podés considerar pedir un préstamo que se adapte a tus necesidades. Un auto es, para muchos argentinos, un bien imprescindible y una herramienta de trabajo. Por esto es importante que conozcas alternativas para financiar un 0 km, en caso que los sobreprecios y la poca oferta te jueguen en contra. 

últimas noticias
noticias relacionadas